domingo, 18 noviembre 2018

De puente… puentear

Vale. De Acuerdo. A todos nos gusta ir de vacaciones aprovechando el veranito. Sin embargo, los últimos meses del año también suponen una magnífica oportunidad para disfrutar de una buena 'escapada'. Los colores con las que se tiñen las ciudades y las numerosas actividades que se programan para este tiempo prenavideño las dotan de un 'ambiente mágico y misterioso' que no te debieras perder. Aquí te ofrecemos una pequeña selección con las mejores propuestas.

Jesús Jiménez
Pamplona - 3 noviembre, 2018

Paris es uno de los destinos favoritos para estos próximos días de 'puenting'.

Paris es uno de los destinos favoritos para estos próximos días de 'puenting'.

Las vacaciones cortas se han colocado como una tendencia en auge. Los números confirman que la facturación hotelera vinculada a lo que los modernos llaman weekenddesk y el resto del mundo mundial conoce como escapada con la pareja se ha incrementado en un 20% con respecto a 2018, según informa la publicación especializada TecnoHotel quien subraya, además, que el gasto medio ha aumentado en torno al 8% hasta rondar los  208 euros de media. No está mal, ¿verdad?

Así que, con estas cifras en las manos, ¿no se te ocurrirá quedarte plantado o plantada cual ‘seta’ en medio del salón cuando se sabe de sobra que la primera semana de diciembre es de ‘puenting’ (‘acueducting’ para los más afortunados)? Por lo tanto, vamos a darle caña a esa pequeña bola del mundo que todas y todos los que estudiamos EGB teníamos en un rincón de nuestra mesa de los deberes…

puesta-de-sol-tenerife

Puesta de sol en la playa en Tenerife.

Gira y gira nuestra bola imaginaria hasta que se detiene en… España, of course. Vamos a ver. Que haya días de fiesta y disfrute no quiere decir que tengamos que perder la cabeza porque ahí están las y los ‘chungos’ con la matraca de que viene la desaceleración (¡Vamos a morir todos!!) y, además, habrá que ahorrarse algo para la inminente Navidad con su previo derrochador ¡¡Black Friday!! Pero vamos al tema, que me pierdo…

Sí. Nuestro país puede y debe ser la primera alternativa si lo que miramos es, sobre todo, economía y cercanía cuando nos planteamos esa escapada de la rutina que llevamos demasiado tiempo prometiendo a nuestro compañero de aventuras… Ahí, las posibilidades son tantas como tres. Tenemos la opción de costa con destinos tan atractivos como las Islas Baleares o las Canarias que, ojo, también tienen su encanto en otoño. Muy recomendable la posibilidad de recorrer andando Menorca o, en el otro extremo, La Gomera, para conocer sus rincones más secretos.

esqui-puente

En la montaña podemos optar por el inicio de la temporada de esquí (que suele coincidir con el ‘puenting’) o las múltiples posibilidades del turismo interior donde sobresale la oferta de Extremadura o Asturias que suman al encanto de una naturaleza otoñal desbordante la posibilidad de disfrutar de una gastronomía que nos puede ‘regalar’ un par de kilitos de más justo antes del festival navideño… ¡Oh, cielos! Finalmente, quedan las ciudades. Aquí la palma, lógicamente, se la llevan las grandes capitales con Madrid a la cabeza ya que su oferta artística y cultural es, simplemente imbatible. No obstante, como recomendación a esto último, si se puede aprovechar para visitar de paso lugares emblemáticos como El Escorial, Aranjuez o acercarse a Toledo, la ruta puede ser simplemente genial.

Toledo

Vista panorámica de Toledo.

Pero volvamos a nuestra pequeña bola del mundo que vuelve a girar locamente en nuestra cabeza hasta que se detiene en un punto indeterminado entre Europa y Norte de África. Es lo que tiene el juego. Que cierras los ojos y pones el dedo en donde menos te lo esperas. Bien. Europa. Podemos optar por ‘seguir’ lo que dicta la masa. Ya se sabe. ¿Dónde va Vicente? Ahí las posibilidades son el triángulo de oro representado por París, Londres y Roma que son, por cierto, los destinos favoritos para estas fechas. En una segunda categoría estaría mi añorada Lisboa, Múnich, Amsterdam y Venecia o Croacia aunque, ¡ojo!, estos últimos empiezan a estar un poco masificados. Finalmente, están los alternativos con Laponia (¿A pasar frío? Pues sí. Hay gente pa tó…), Cracovia o Malta a la cabeza y, no sé vosotras, pero todos los que conozco que han ido hablan maravillas de ambos destinos.

Eso si tiramos con el dedo hacia el norte. Si lo movemos hacia el sur, debiéramos considerar la ocasión que supone Marruecos, Túnez, Turquía o Egipto que vuelven a brillar con luz propia como viaje asequible, cercano y aquí sí lleno de encantos y misterio. Pero antes de detenernos vamos a darle de nuevo a nuestra bola del mundo para que gire y gire por última vez y se detenga en ¡América! Ok. Lo reconocemos. Estamos hablando de todo un continente por lo que, a mayor tamaño, más opciones para el disfrute. Si elegimos el sur, nos encontraremos con una temperatura que empieza a ser agradable y atractivos de primer nivel como el que representan Buenos Aires o Montevideo.

Marrakech_Marruecos_Mapa Tours

Si tiramos, por el contrario, hacia el norte tenemos Nueva York o Las Vegas como meca de los ‘consumistas’ para quienes su viaje siempre tiene forma de tarjeta de crédito; la magia hollywoodiense de Los Ángeles o la versión ‘más alternativa’ representada por San Francisco y, sobre todo, Seattle, que siempre estará unida en nuestros recuerdos de juventud al movimiento Indie. Y con todos estos ingredientes, solo nos falta recordar una de esas sentencias que nos legaron viajeros empedernidos como ese anónimo que, una vez dijo: “Viaja no para escapar de la vida sino para que la vida no se te escape”… ¡Happy puenting!

las-vegas

To Top