martes, 26 marzo 2019

De viñedos con tu padre

Las malas ideas complican lo que tendría que ser, sin duda, una vida más sencilla y placentera. Y regalar corbatas o calcetines el Día del Padre queda dentro de esta categoría de una muy mala idea. Por el contrario, celebrarlo en alguno de los santuarios del vino que hay repartidos por el mundo, como te proponemos a continuación, sí es una buena alternativa y, además, muy recomendable. Porque padre no hay más que uno.

Jesús Jiménez
Pamplona - 9 marzo, 2019

En el Valle de Napa (California) los viñedos son los protagonistas del paisaje.

En el Valle de Napa (California) los viñedos son los protagonistas del paisaje.

Si es el Día del Padre que menos que se note, ¿no? Como nos han educado más bien mal a gestionar nuestras emociones, creemos que es tanto como un sacrilegio demostrar nuestras emociones de cariño, respeto, admiración y amor por nuestro señor padre. Todo ello resumido en la lamentable expresión: “los hombres no lloran y esconden sus sentimientos”.

Por culpa de esa soberana tontería nos encontramos todos los años a las puertas del Día del Padre discutiendo si regalarle corbatas o calcetines. Pues ¿sabéis qué? Que este año vamos a romper los estereotipos.

familia-padre-vacaciones-viaje

Si tu progenitor es un apasionado del mundo del vino o, al menos, aficionado a disfrutar de una buena copa de zumo de uva, ¿te imaginas cómo podrías triunfar a poco que le regalases un viaje a uno de estos santuarios de la enología que queremos proponerte a continuación? Porque, como también se afirma y con razón, padre no hay más que uno y ¿no crees que ha llegado el momento de demostrárselo? Si es así, sigue leyendo.

Nuestra propuesta se inicia a lomos de las aguas de nuestro querido río Duero. De sus riberas proceden los conocidos como ‘vinos do Douro’ portugueses que nada tienen que envidiar a nuestros elaborados. Así que nuestra primera parada es esa Portugal, tan próxima y a la vez tan desconocida.

vino-chateau-viñedo-borgoña-turismo

La oferta enoturística de nuestro vecino está en pleno apogeo. En el caso concreto del Douro, su valle está declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO por lo que podemos recorrerlo en coche, en tren o en barco. Como paradas obligatorias están las ‘quintas’ (nombre con el que se conocen a las bodegas en Portugal) de Portal, Vallado y Vale Abraão. La primera es una bodega moderna y rompedora, una de las más visitadas de la zona a orillas del río Pinhao, uno de los afluentes del Duero.

Por su parte, de las otras dos, diremos que Vallado es una elegante quinta del siglo XVIII en las orillas del río Corgo mientras que Vale Abraão ofrece como principal reclamo una casa del siglo XIX, muy bien restaurada suspendida sobre el río y en medio de un paisaje simplemente sobrecogedor.

Con todo lo narrado, Portugal y sus vinos pueden ser una magnífica alternativa para celebrar el Día del Padre pero ¿qué decir de los elaborados de nuestros otros vecinos, los franceses? Si preferimos una propuesta de regalo con todas las garantías nuestro destino no puede ser otro que darse una vueltita por la mítica Burdeos que ya propone, así de entrada, un amplio abanico de más de 60 circuitos del vino.

terraza-segundo-piso vino-botella-cubitera

Entre las más cercanas a la capital destacan el Château Les Carmes Haut Brion, una bodega diseñada por Philippe Starck en el corazón de la ciudad; el Château Pape Clément, que además de organizar visitas guiadas y talleres temáticos, dispone de habitaciones y una tienda de vinos; el Château du Taillan, con visitas originales con cesta de pícnic para almorzar en su parque; o el Château Saint-Ahon, que propone una visita guiada del castillo y el circuito lúdico ‘Les Jardins de Mirabel’. Por su parte, fuera de Burdeos existen cinco rutas del vino con 65 DOC que concentran una magnífica oferta de alojamientos, restaurantes, bares de vinos, haciendas y lugares de ocio etiquetados como Vignobles et Découvertes.

Está claro que las propuestas de Portugal y Francia las hacemos pensando en ese puente que tenemos por delante que, aunque muy goloso, nos impide -en cierta manera- hacer un plan más amplio en cuanto a distancia y lugares a visitar. Sin embargo, siempre hay quien decide llevar hasta los últimos extremos su devoción por sus seres queridos. Así que, para los que creen firmemente que su papi merece lo mejor, aunque eso suponga tirar ‘la casa por la ventana’ les proponemos una rápida visita a los viñedos de California en una especie de remake de ‘Falcon Crest’.

vino-bodega-valle-napa-california-turismo

La realidad es que los caldos que se elaboran en este estado norteamericano son bastante populares gracias a las cuatro grandes áreas de cultivo con las que cuentan. De ellas, nos quedamos, esencialmente con dos. El Valle de Napa, al norte de San Francisco, se define como la tierra de las grandes fincas, las salas de degustación extendidas, los pueblos pintorescos y los hoteles elegantes, muchos de los cuales se encuentran a lo largo del sendero Silverado.

Mientras, el Valle de Santa Ynez, en el condado de Santa Bárbara nos permitirán conectar con esa deep América de naturaleza exuberante y paisajes llenos de ecología y encanto. En todo caso, alternativas para el Día del Padre con la que hacer honor a la reflexión que dejó para la posteridad el humanista valenciano Juan Luis Vices cuando declaró: “¡Cuán grande riqueza es, aun entre los pobres, el ser hijo de un buen padre!”.

vino-viñedo-uvas-turismo

To Top