Doce pasos para un futuro sostenible del campo

martes, 26 mayo 2020

Doce pasos para un futuro sostenible del campo

La Unión de Cooperativas Agrarias de Navarra elabora una batería de propuestas, que presentará en la próxima reunión del Consejo Económico y Social con el fin de que se incluyan en el 'Plan Reactivar Navarra 2020-2023'. Además, la organización desea que el cooperativismo sea la base de "un modelo económico más sostenible".

Redacción
Pamplona - 19 mayo, 2020

UCAN espera que sus medidas se incluyan en el 'Plan Reactivar Navarra 2020-2023'. (Foto: cedida)

La Unión de Cooperativas Agrarias de Navarra (UCAN) ha desarrollado doce propuestas, que presentará en la próxima reunión del Consejo Económico y Social como “acciones necesarias” para potenciar el sector cooperativista agroalimentario, que está demostrando ser “esencial” tanto frente al impacto socioeconómico del coronavirus como para la reactivación económica.

Precisamente, UCAN desea que las iniciativas se incluyan en el ‘Plan Reactivar Navarra 2020-2023’. Pero la organización pretende ir “más allá” y lograr que el cooperativismo sea una base “para salir de esta coyuntura apostando por un modelo económico más sostenible”.

1. COLABORACIÓN EN EL CONSEJO SOCIAL

El colectivo se ofrece para participar en el Consejo Social previsto dentro de la estructura de Dirección del plan. UCAN considera que el sector cooperativo agroalimentario “tiene mucho que aportar” por varios motivos. Primero, porque se trata de un sector que se ha demostrado “esencial durante el estado de alarma”, pero también “por su conocimiento de cómo se coopera, entre iguales y entre diferentes, y por su componente de Economía Social”, que es una “base excelente” para salir de esta coyuntura apostando por un modelo económico “más sostenible”. “Si de cooperar se trata, somos los especialistas. La colaboración público-privada ha de ser también una constante de ahora en adelante”, apuntan desde UCAN.

2. INTEGRACIÓN COOPERATIVA

“Es imprescindible apostar ya de una forma nítida y decidida, con medidas claras de incentivo y apoyo, por la integración cooperativa”, remarcan desde la organización. El objetivo en este campo es que las cooperativas tengan una mayor dimensión, que sean capaces de mantener y crear empleo y dar a sus socios los servicios que estos están necesitando para ser más competitivos: “En muchas áreas rurales, la cooperativa es la única empresa, lo cual incide directamente en la necesidad de dimensión para ser rentables y que el empleo sea de calidad”.

“Es imprescindible apostar ya de una forma nítida y decidida, con medidas claras de incentivo y apoyo, por la integración cooperativa”.

Su idea es acometer una reestructuración, además, acorde con la vertebración de la cadena alimentaria, que pueda dar respuesta a las exigencias de innovación y de valor añadido.

Para ello, “hacen falta ayudas muy concretas para incentivar las fusiones, pero también los acuerdos intercooperativos, que favorezcan poder llegar a esos escenarios de fusiones, con procesos en una, dos o tres fases”. Por otra parte, Navarra cuenta con la cooperativa más importante de España, Grupo AN, “a la que hay que respaldar, fortalecer y reconocer como principal motor del cooperativismo”.

3. CANAL DE NAVARRA

Otra de las claves se centra en realizar “una apuesta decidida” por la continuación del Canal de Navarra, tanto en la ampliación de la I Fase como en el inicio de la II Fase. “La agricultura del siglo XXI será con agua o no será. Con lo realizado hasta ahora en la I Fase, ha quedado demostrada la gran aportación de esta infraestructura al desarrollo empresarial agrario de las zonas en las que se ha podido implantar el regadío”, señalan en UCAN.

4. RECONOCIMIENTO Y VALORIZACIÓN DEL SECTOR

Una actuación importante pasa por el reconocimiento del sector agrario y, en concreto, del cooperativo: “Se debe comunicar a la sociedad que solo si garantizamos la soberanía alimentaria podremos estar seguros de contar con alimentos sanos y seguros, ante cualquier circunstancia”. Es una decisión política “estratégica”, que debe ser compartida “por toda la sociedad”.

Es decir, “hay que comunicar y poner en valor” el papel que el sector tiene en nuestra sociedad. “Un sector que ha demostrado su compromiso y solidaridad durante todo el estado de alarma y lo seguirá haciendo. Pero para ello hay que lograr un mayor equilibrio de la cadena alimentaria, con precios dignos, lo cual pasa por esa valorización y ese reconocimiento previo a su labor”.

5. INTEGRACIÓN GENERACIONAL Y DE GÉNERO

La medida anterior ayudará, “de manera fundamental”, a asegurar que más jóvenes (chicos y chicas) se puedan sentir atraídos por trabajar en el sector y asumir la titularidad de una explotación agraria. Una integración generacional que permita a los veteranos aportar su experiencia y que los jóvenes hagan lo propio con sus nuevos conocimientos. De esta forma, “se logrará incorporar la innovación en todos los ámbitos”: cultivos, producciones, maquinaria, tecnología, digitalización, etc. “Solo podrá haber futuro con el apoyo decidido, y sin obstáculos burocráticos, a la incorporación de jóvenes y mujeres al sector agrario y a los órganos de decisión de las cooperativas. Y solo así se podrá garantizar la permanencia de población en el territorio”.

6. REFUERZO DE LA S3

En la revisión que se haga de la Estrategia Inteligente de Navarra (S3) para adaptarla al nuevo entorno posterior a la pandemia, deben mantenerse “necesariamente” dos componentes clave para la reactivación: la cadena agroalimentaria y el aumento de la dimensión empresarial. Además, ambos deben estar coordinados desde un enfoque empresarial, de innovación y de valor añadido, “haciendo hincapié no en lo testimonial, sino en lo que ayude realmente a reactivar económicamente el sector y el empleo”.

7. INNOVACIÓN

La innovación debe ser “un motor central” en la reactivación en términos generales. Y, “de manera destacada”, también en la cadena agroalimentaria. La integración ayudará al Sector cooperativo a ganar peso en el ecosistema de colaboración público-privada por la innovación y a avanzar en la digitalización, en la incorporación de tecnología a lo largo de toda la cadena, a participar en el valor añadido… “Queda por delante también otra innovación aún pendiente, que es la innovación social, con el foco puesto en las personas. Y ahí, el cooperativismo tiene mucho que aportar, pero también que aprender y que desarrollar”.

8. PROMOCIÓN DE PRODUCTOS

La reactivación deberá incluir también “una puesta en valor del producto propio de calidad”, que pasa por campañas de promoción novedosas. Estas deberán tener en cuenta el nuevo modelo de consumo que se está generando, con marketing innovador y adecuado a los actuales hábitos y canales.

9. MEDIDAS SECTORIALES

“Si de verdad es cierto que en la salida de esta pandemia nadie debe quedar atrás, habrá que tomar medidas concretas para ayudar a reactivar aquellos sectores que están resultando especialmente castigados por el estado de alarma: ganadería (ovino y vacuno de carne, así como el pollo principalmente), hortícola (espárrago y alcachofa) y, por supuesto, vitivinícola”, resalta el colectivo.

A este respecto, las iniciativas de promoción de productos “pueden ayudar a medio plazo”. Pero van a hacer falta otras “medidas directas a corto”, que reactiven estos subsectores productivos “de una manera más inmediata” si se quiere llegar a tiempo “antes del cierre de algunas explotaciones que se encuentran ya al límite”.

10. COMPRA PÚBLICA

La decisión política “a la hora de establecer los criterios de la compra pública” puede y debe ser decisiva para la reactivación del sector agroalimentario “como complemento clave” en apoyo de esas otras medidas sectoriales. En los centros hospitalarios, comedores escolares, residencias, etc. se debe primar la adquisición de alimentos “no por cláusulas que solo tienen en cuenta que los precios sean lo más bajos posible, sino sobre todo por cláusulas sociales, de producto local y a precios dignos”.

“No puede seguir dándose el hecho de que en un hospital público se estén adquiriendo productos por debajo del precio que cuesta producirlos”.

Según UCAN, “no puede seguir dándose el hecho de que en un hospital público se estén adquiriendo productos por debajo del precio que cuesta producirlos”.

Por el contrario, los productos locales “aseguran la alimentación de calidad que necesitan precisamente los usuarios de esos centros”, ya sean públicos o concertados. Esta medida produciría, además, una “excelente sinergia con otras aquí expuestas, como las anteriormente mencionadas de reconocimiento social y de promoción”.

11. MEDIDAS INDIRECTAS

Así mismo, de cara a la reactivación puede haber igualmente otras medidas indirectas que resulten “eficaces” en apoyo al sector. Una de ellas es la recuperación del canal Horeca: “Las medidas que ayuden a reactivar este canal pueden servir también de reactivación al sector agroalimentario, por supuesto siempre que este se abastezca de producto local y a un precio igualmente digno”.

12. II PLAN INTEGRAL DE ECONOMÍA SOCIAL

Por último, la organización ve necesario encarar la elaboración del II Plan Integral de Economía Social, tras “el éxito” logrado en la ejecución del primero. El estado de alarma “impidió el inicio de los trabajos, por lo que habrá que retomarlos en cuanto sea posible, a tiempo de incluir sus medidas en los presupuestos generales de Navarra para 2021”.

Entra aquí para leer más sobre el coronavirus en Navarra.


To Top