domingo, 16 junio 2019

Documental de INTIA sobre razas ganaderas navarras en peligro de extinción

La vaca Betizu, las razas caballares Burguete y Jaca Navarra, la oveja Sasi Ardi y el cerdo Euskal Txerria protagonistas del vídeo.

Redacción
Pamplona - 1 abril, 2019

Las vacas betizu son una de estas razas.

Las vacas betizu son una de estas razas.

El Instituto Navarro de Tecnologías e Infraestructuras Agroalimentarias (INTIA) ha realizado un documental sobre las razas ganaderas navarras que se encuentran en peligro de extinción. Concretamente sobre la vaca Betizu, la jaca Navarra, la oveja Sasi Ardi y el cerdo Euskal Txerria.

Estas razas, merecedoras de protección y particularmente adaptadas a las condiciones medioambientales de su entorno, son criadas normalmente en condiciones extensivas por pequeños propietarios y propietarias que con el apoyo del personal técnico del instituto realizan un gran esfuerzo para su sostén y conservación. Imanol Rekondo, técnico de INTIA, explica: “las razas industriales se caracterizan porque producen mucho más rápido por lo que las razas rústicas poco a poco fueron desapareciendo. Hoy en día, gracias al trabajo de estos ganaderos que decidieron apostar por su mantenimiento y a la labor que la sociedad pública INTIA desarrolla sobre el terreno, se están recuperando e incluso se están comenzando a comercializar sus productos”.

LAS RAZAS

La vaca Betizu integra un proyecto de I+D de tres años de duración que está llevando a cabo INTIA y que tiene como objetivo encontrar un producto comercializable y competitivo de este tipo de carne para mejorar la rentabilidad de las explotaciones ganaderas de esta raza autóctona vacuna de Navarra.

En el caso, del cerdo Euskal Txerria existen en el mundo unas 600 reproductoras repartidas entre Navarra, País Vasco y Sur de Francia, una cifra no tan negativa si se tiene en cuenta que en 1980 tan sólo quedaban cincuenta ejemplares de este cerdo rústico. Se está trabajando para fijar la raza y crear un libro genealógico que establezca, por ejemplo, cómo deben realizarse los cruces, para conseguir la máxima pureza de la raza y un producto de alta calidad.

La jaca Navarra es un caballo propio y autóctono de la Comunidad Foral. Como explica Alberto Pérez de Muniain, técnico caballar de INTIA, “las tendencias del mercado, la mecanización y otra serie de circunstancias, provocaron que se fuera cruzando con caballos traídos de Francia para conseguir animales de mayor porte y de mayor aptitud carnicera. Es un animal rústico, adaptado a las condiciones de montaña y cuyo sistema de producción es extensivo, lo que significa que se cría durante todo el año en el exterior, bien en pastos de montaña, en valles o en praderas. Proporciona una carne muy rica en proteínas, baja en grasa y muy digestiva por su baja cantidad de colágeno, pero su característica principal es su gran aporte de hierro.

Patxi Lazkanotegi, técnico de INTIA, explica sobre la oveja Sasi Ardi que se está trabajando arduamente para recuperar la raza tal y como fue, después de haber realizado una labor para consensuar la raza entre los ganaderos, pastores que lograron mantenerla”.

Para acceder a más información sobre alimentación… LEER AQUÍ. 


To Top