viernes, 12 agosto 2022

Edificios de espaguetis que resisten movimientos sísmicos

La segunda edición del Concurso Nacional de Estructuras en Pamplona premió tres proyectos de edificios construidos con espaguetis a escala reducida y sometidos "a una carga gravitatoria con el añadido de un movimiento oscilatorio, tal y como sucede en un evento sísmico real". El concurso estuvo organizado por la Catedra Industria 4.0 del Colegio de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Navarra (CITI Navarra) y la UPNA, Forjados Viarpre, FSGroup Engineering, Nabrawind, Tetrace y la Universidad de Navarra.

Redacción
Pamplona - 2 mayo, 2022

La segunda edición del concurso reunió a 70 concursantes de entre 18 y 30 años. (Foto: cedida)

Tres proyectos de edificios construidos con espaguetis a escala reducida ganaron el pasado sábado el II Concurso Nacional de Estructuras, celebrado en Pamplona. El certamen, según informaron las entidades organizadoras del evento en un comunicado, valoró las mejores maquetas “analizando la competencia de sus estructuras respecto a una carga gravitatoria con el añadido de un movimiento oscilatorio, tal y como sucede en un evento sísmico real”. Los proyectos estaban construidos con un kilogramo de espaguetis y silicona caliente.

El concurso, que tuvo lugar en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Navarra, estuvo organizado por la Catedra Industria 4.0 del Colegio de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Navarra (CITI Navarra) y la Universidad Pública de Navarra (UPNA), Forjados Viarpre, FSGroup Engineering, Nabrawind, Tetrace y la Universidad de Navarra.

En total participaron 70 concursantes de entre 18 y 30 años, “todos ellos estudiantes o recién titulados en estudio técnicos”, divididos en grupos. Finalmente se presentaron 27 proyectos, en distintas categorías, todos ellos de edificación. El jurado, formado por representantes de las entidades organizadoras, destacó el “alto nivel de las estructuras presentadas, destacando diseños innovadores y realmente resistentes al movimiento sísmico”. Los premios contaron con una dotación económica de 1.000 euros en total.

Los premios contaron con una dotación económica de 1.000 euros en total.

De los cinco premios, el primero y tercero “quedaron desiertos al pertenecer a categorías de ‘Aerogeneradores'”. El premio a la mejor capacidad estructural dentro de la categoría ‘Edificio sometido a seísmo (prueba oscilante)’ valoró la mayor carga gravitatoria resistida ante un mismo movimiento oscilatorio (seísmo) y recayó en Javier Serrano, quien consiguió que su estructura soportara una carga “de 10 kilogramos”.

Por otra parte, y tras valorar el proceso de diseño y resultado final “más original”, el premio al mejor diseño dentro de la categoría ‘Edificio sometido a seísmo (prueba oscilante)’ se otorgó al equipo formado por Javier Navarro y Xabier Martínez. Además, el equipo conformado por Lucas Brewer, Jesús Musitu y Carlos Viñeta obtuvo el accésit al mejor diseño de los estudiantes de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra

El objetivo del concurso fue que los estudiantes analizaran la competencia de sus estructuras respecto a una carga gravitatoria, con el añadido de un movimiento oscilatorio, “tal y como sucede en un evento sísmico real”. De hecho, apuntaron los organizadores, los test que se llevaron a cabo “fueron similares a las pruebas que se realizan en ingeniería sísmica profesional”.

Para ello, “sirviéndose de una mesa especial, con una máquina construida por una de las empresas organizadoras que permitía replicar el movimiento sísmico para dos estructuras a la vez”, los estudiantes variaron en las pruebas las fuerzas sísmicas, “en función de la resistencia que mostraron las estructuras”. En su elaboración se podía emplear “como máximo” un kilogramo de espaguetis. Ayudados de una pistola de silicona caliente, los participantes tuvieron que construir un edificio “con una cimentación de 60 centímetros de base y una altura de algo más de un metro”.

Entra aquí para leer más sobre la empresa navarra. 


To Top