lunes, 6 diciembre 2021

“El 50 % de las baterías no llegan a los sistemas de reciclaje final”

Cámara Navarra acogió este miércoles un encuentro, que contó con la participación de importantes agentes e instituciones involucrados en el impulso del coche eléctrico. A pesar de las dificultades actuales, coincidieron en que la transición hacia este tipo de vehículo "es irreversible".

Redacción
Pamplona - 20 octubre, 2021

La jornada contó con la participación de importantes agentes involucrados en el coche eléctrico. (Foto: cedida)

Bajo el título ‘Movilidad eléctrica sostenible’, la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Navarra organizó una jornada este miércoles, en la que participaron importantes agentes e instituciones involucrados en el impulso del coche eléctrico “como medida imprescindible en el proceso de descarbonización y transición energética”.

La jornada ha sido inaugurada por Uxue Itoiz, directora general de Industria, Energía y Proyectos Estratégicos de la S3 del Gobierno de Navarra, y por José Andrés Palacios, director de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Navarra.

Itoiz señaló que La Ley de Cambio Climático y Transición Energética dibuja un nuevo escenario con el objetivo puesto en la descarbonización total antes de 2050. Y, en este sentido, la movilidad eléctrica sostenible” es un elemento clave que ha llegado para quedarse”. Así, la directora general de Industria explicó que, en España, el 30 % de las emisiones provienen del transporte, mientras que la industria supone el 24 %. En Navarra, el 40 % del total del consumo de energía es por el transporte (el 81 % de esta proviene combustibles fósiles).

Fernando Moreno, delegado en Navarra de Vilalta, mencionó las barreras y obstáculos que se encuentra el cliente para decidir la compra del coche eléctrico. El precio del coche eléctrico, que puede llegar a ser 14.000 euros más caro que uno de combustión de la misma gama; el desconocimiento de los puntos de recarga; la autonomía; o la escasez de parkings para puntos de carga son algunos de los inconvenientes que enumeró. Sin embargo, para Moreno, muchas de estas premisas “se diluyen con información”.

En el caso de la instalación de puntos de carga, Gonzalo Pérez Senosiain, director comercial de Electricidad Bat-Vol, contó su experiencia como empresa instaladora para destacar que cualquier persona con una plaza de garaje puede poner un punto de recarga en poco tiempo y a un coste muy económico: “Además, existen ayudas en la instalación para vecinos y se pueden poner contadores para determinar el consumo individual. Y, en caso de un unifamiliar, la instalación es muy sencilla, incluso se puede vincular a placas solares. Las instalaciones son sencillas y se pueden realizar en un día”.

LA CARGA DE UN COCHE ELÉCTRICO

Pérez Senosiain remarcó que cargar un coche eléctrico “es bastante barato”. “Un vehículo eléctrico es una buena inversión porque es sostenible y a la larga es más barato que un coche de combustión”, indicó. Por su parte, Jon Asín, gerente y cofundador de BeePlanet Factory, empresa que recoge baterías de coche eléctrico y les da una segunda vida, explicó el crecimiento exponencial de los residuos que generan las baterías y la importancia de mitigar el impacto en el medio ambiente y reciclarlas. Así, concretó que “el 50 % de las baterías no llegan a los sistemas de reciclaje final y con los vehículos eléctricos se han incrementado el número de baterías”.

Carlos Bergera, responsable de Relaciones Externas Smart Mobility en Iberdrola, incidió en que la movilidad eléctrica “es el futuro” y coincidió con el resto de ponentes en que es una transformación “irreversible”. Para este experto, estamos en un punto de transición desde el punto de vista energético y del automóvil: “Llevamos unos años apostando por las energías renovables, pero nos queda camino por recorrer. La evolución es prometedora y vamos a un panorama predominado por las energías renovables y una tendencia en la que los costes vayan bajando de forma notable en los próximos años. Lo mismo está pasando en el sector del automóvil. Ahora no se sabe qué coche comprar y esto supone un parón de la demanda y lo deseable es acelerar esta transición”.

En relación con las infraestructuras para el vehículo eléctrico, el responsable de Relaciones Externas Smart Mobility en Iberdrola defendió que España no está “tan mal”. El país, en concreto, “tiene el mismo ratio de puntos de recarga por vehículo eléctrico que países como Alemania, Reino Unido, Bélgica o Suiza”.

EL PRECIO DEL VEHÍCULO ELÉCTRICO

En relación con el precio de los coches, Bergera informó que ahora es más barato comprar un automóvil eléctrico que uno de combustión en los modelos de alta gama, aunque en el caso de los de gama más baja sucede al revés. Para Bergera, el precio es la principal freno hacia la transición al vehículo eléctrico y, además de antojarse necesario potenciar las ayudas, también hay que “hacerlas más ágiles”. Además, Bergera planteó como medida “muy positiva” que, al comprar el coche, también se adquiriera el sistema de recarga como una solución integrada.

La gestión de las instalaciones de recarga fue, precisamente, otro de los temas comentados en la jornada. José Francisco Fidalgo, director de Vilalta en Navarra, hizo hincapié en que es “tan importante” instalar los puntos como la gestión de la instalación. Para Fidalgo, la instalación de una red eficiente “potenciará entre los ciudadanos el uso del coche eléctrico”.

LA MOVILIDAD DE PAMPLONA

En representación del Ayuntamiento de Pamplona, Javier Zardoya, responsable de la Agencia Energética Municipal de Pamplona, y Maribel Gómez, responsable del Servicio de Movilidad del Consistorio, dejaron constancia de que existe un consenso en la dirección que la ciudad debe caminar. “La dimensión 1 de la agenda 2030 es Pamplona verde, ecológica y comprometida con el clima y planteamos que la sostenibilidad sea un elemento transversal a la ciudad”, recordaron.

El Ayuntamiento de Pamplona se plantea una estrategia que tiene objetivos de adaptación al cambio climático y de mitigación. Zardoya concretó que el consumo de energía de Pamplona superó los 4,5 millones de de MWh en el año 2018, lo que se traduce en una factura eléctrica de 488 millones de euros. El objetivo del Consistorio es conseguir un 64 % de reducción de las emisiones y que el 37 % del consumo final de energía provenga de fuentes renovables.

La jornada fue clausurada por Mikel Irujo, consejero de Desarrollo Económico y Empresarial del Gobierno de Navarra, quien dijo que Navarra “está totalmente alineada” con la estrategia europea de Movilidad Sostenible e Inteligente: “En 2016, la S3 incluyó como reto el impulso al vehículo eléctrico. Un año más tarde, en 2017, se creó la plataforma NAVEAC con el objetivo de desarrollar las capacidades industriales de la región en torno al vehículo eléctrico, autónomo y conectado, que agrupa a cerca de 80 empresas, centros tecnológicos y universidades”.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top