domingo, 24 octubre 2021

Los coches de ocasión ya se venden cuatro veces más que los nuevos en Navarra

Antes de la pandemia, en España se vendían 1,7 coches de esta tipología por cada uno nuevo. Ahora, la cifra asciende a 2,7 en el conjunto del país y a prácticamente 4 en la Comunidad foral. Sin embargo, este incremento no significa que el mercado de ocasión se encuentre maduro, según apuntan desde las principales patronales a Navarra Capital. De hecho, sus ventas a nivel nacional han bajado en los últimos tres meses respecto a 2020. Y, además, el déficit de automóviles nuevos matriculados supone una amenaza para el futuro de este segmento, que necesita dotarse de vehículos jóvenes: "Nos vemos abocados a un mercado en el que los coches de más de diez años ganan terreno sin parar".

Irene Guerrero
Pamplona - 12 octubre, 2021

Por Sergiy Borakovskyy

Navarra supera con creces el ratio nacional de coches de ocasión vendidos respecto a los nuevos. (Foto: Shutterstock / Sergiy Borakovskyy).

Disminución del stock en muchos concesionarios, incremento de los precios y retrasos en las entregas. Los efectos de la crisis de semiconductores en la producción de coches nuevos han provocado que la demanda de vehículos se desplace en cierta medida al mercado de ocasión. Por eso, dicho mercado vive ahora un significativo estrés: en España ya se venden 2,7 coches de esta tipología por cada matriculación de uno nuevo, cuando en 2019 la cifra apenas era de 1,7. Así lo reflejan los datos recopilados por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) Faconauto, la patronal de los concesionarios.

Este ratio es incluso mayor en la Comunidad foral, donde entre enero y septiembre de este año se vendieron 22.559 vehículos de ocasión, prácticamente el cuádruple de los 5.698 nuevos matriculados. Así, las ventas en el mercado de ocasión crecieron en el acumulado del año un 12,8 % con respecto a 2020. En este sentido, desde ambas patronales indican a Navarra Capital que se produjo un crecimiento en este segmento durante los primeros meses después del confinamiento, cuando muchos ciudadanos compraron vehículos de ocasión para evitar el transporte público. 

Tania Puche (Ganvam): “El mercado de nuevos no recuperará impulso en el último trimestre, por lo que el mercado de ocasión seguirá viviendo este estrés”.

Pero este fenómeno no significa, a su juicio, que este mercado se encuentre maduro. “Prueba de ello es que las ventas de vehículos de ocasión en España han encadenado tres meses de caídas respecto a 2020: en julio, un 23 %; en agosto, un 14 %; y en septiembre, un 13,5 %”, explica Tania Puche, directora de Comunicación en Ganvam. En Navarra, la caída el mes pasado fue del 12 % con respecto al mismo mes de 2020. Además, y tomando en cuenta el acumulado de 2021, el mercado regional se contrajo un 4,3 % con respecto a 2019.

“Ya había escasez de semiconductores antes de la pandemia y la automoción se queda, como máximo, con el 15 % de la producción global de estos componentes. No hay solución a corto plazo para esta escasez y, por lo tanto, no se espera que el mercado de nuevos recupere impulso en el último trimestre, por lo que el mercado de ocasión seguirá viviendo este estrés”, sostiene Puche.

Una apreciación que complementa Raúl Morales, director de Comunicación en Faconauto: “Los mercados de vehículos nuevos y de ocasión funcionan como una cadena de transmisión y, en este caso, el segundo se está viendo afectado también por la crisis de componentes, ya que la caída en las matriculaciones está haciendo que no se genere tampoco el stock de vehículos de cero a cinco años capaz de atender su demanda”. 

Raúl Morales (Faconauto): “Nos alejamos cada vez más del mercado saneado y dinámico al que debemos aspirar“.

En este sentido, ambos expertos subrayan que el mercado de ocasión ha tenido que recurrir a la importación para dar respuesta a la demanda de este tipo de coches, “una tendencia que se ha intensificado con la pandemia”. De hecho, el canal importador fue el único que creció en septiembre a nivel nacional: un 5 % con respecto a 2020 y un 26,4 % más que el mismo mes de 2019. 

Así mismo, el grueso de las ventas españolas en el mercado de ocasión se concentran en los coches de entre cinco y ocho años que, en un entorno de caída generalizada, fueron los únicos que crecieron. En concreto, un 7 % en septiembre con respecto a 2020 y un 36,6 % por encima del mismo mes de 2019. Así mismo, seis de cada diez coches de este tipo que se venden en España tienen más de diez años, una tendencia que también sigue Navarra. “Es una muy mala noticia porque nos alejamos cada vez más del mercado saneado y dinámico al que debemos aspirar y nos vemos abocados a uno en el que los coches de más de diez años ganan terreno sin parar”, señala Morales. Y todo ello en un contexto ya de por sí preocupante, debido a que España tiene el parque móvil más antiguo de Europa.

COCHES ELÉCTRICOS Y USADOS

Respecto a las fuentes de energía, las operaciones con usados diésel cayeron en el conjunto del país un 13,7 % en septiembre con respecto al mismo mes del año anterior, aunque siguen representando casi seis de cada diez ventas. Los de gasolina, por su parte, se contrajeron un 17,6 % en el mismo periodo de tiempo. 

En contraste, los modelos eléctricos puros de ocasión crecieron un 131,8 % el mes pasado, hasta alcanzar las 1.013 unidades, mientras que las operaciones de híbridos enchufables de ocasión se dispararon. En concreto, los que también utilizan diésel sumaron 119 unidades vendidas (+693,3 %), frente a los 1.061 automóviles que usan también gasolina (+226,5 %).  

Los modelos eléctricos puros usados crecieron a nivel nacional un 131,8 % en septiembre, y las ventas de híbridos enchufables se dispararon el mismo mes.

Si bien se trata de una tendencia al alza, el mercado de vehículos de ocasión eléctricos tiene dos grandes obstáculos en España y en la Comunidad foral. En primer lugar, aún existe una barrera de entrada económica que dificulta el acceso del ciudadano de a pie a estos vehículos.

“En este sentido, sería deseable que los planes de incentivos como el MOVES apoyaran también la compra de vehículos electrificados de ocasión para que la transición hacia la descarbonización fuera justa en términos sociales y las rentas más ajustadas también pudieran acceder a estos modelos”, argumenta Puche.

Así mismo, y desde un punto de vista más global, no hay suficientes puntos de recarga de acceso público que hagan atractiva la compra (un problema que se suma a la aún escasa autonomía de estos vehículos). Según un informe de Faconauto y la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), el país cuenta actualmente con 11.000 puntos de recarga de acceso público. Para cumplir con los objetivos de 2030, deberían existir alrededor de 340.000. “Es decir, nos falta un largo recorrido para llegar a esas cifras. Si no aceleramos este proceso, no se matricularán los suficientes coches eléctricos, por lo que tampoco habrá vehículos de ocasión de este tipo”, concluye Morales.

Entrar aquí para leer más noticias sobre movilidad.


To Top