sábado, 12 junio 2021

El ‘Big Data’ aterriza en los contratos de los futbolistas

La renovación de Kevin De Bruyne, en la que el jugador belga aportó infinidad de datos al Manchester City para lograr un aumento de sueldo, ha puesto sobre la mesa la influencia que el ‘Big Data’ comienza a ejercer en las negociaciones de los contratos. Por eso, Capital Sport analiza todas las aristas de este fenómeno junto a los dos agentes FIFA navarros: Álvaro Aicua, de Global Ases, y Felix Tainta, de Gidot Sport. El primero ya lleva dos temporadas trabajando con esta herramienta, mientras que el segundo afirma que no la emplea. Eso sí, ambos coinciden en que puede servir para complementar la información de un futbolista, pero no refleja todos los matices importantes sobre un profesional.

Iñaki Ciordia
Pamplona - 10 mayo, 2021

Tainta y Oyaga (izda.), de Gidot Sports, y Aicua (dcha.), de Global Ases, junto a Oier Sanjurjo. (Fotos: Víctor Ruiz y Kaleidoscopestudio / archivo)

El pasado mes de abril, el jugador belga Kevin De Bruyne renovó con el Manchester City y se convirtió en el futbolista mejor pagado de la Premier (unos 24 millones de euros anuales). Su contrato se apoyó en el ‘Big Data’, gracias al cual pudo evidenciar su aportación en función de los partidos jugados, goles, pases… “De Bruyne mostró al club, a través de los datos recopilados, su valor perdurable como jugador más influyente, y los utilizó para negociar un aumento de sueldo significativo según los términos del nuevo acuerdo”, aseguró el ‘Daily Mirror’.

En Navarra, las agencias de representación de futbolistas también están viendo cómo el ‘Big Data’ puede emplearse en materia de traspasos o renovaciones. De hecho, Global Ases trabaja con esta herramienta desde hace dos temporadas, que les permite filtrar datos de jugadores por edad, posición, país, salario e incluso datos técnicos más específicos como pases, kilómetros realizados o la velocidad en los partidos. “Son muchos algoritmos, que dan unos resultados finales. Siempre he utilizado esto como ayuda”, apunta Álvaro Aicua, uno de los dos agentes FIFA de la Comunidad foral y socio de la firma. No obstante, lanza una advertencia: “No es la verdad absoluta porque, al mismo tiempo, un jugador tiene otras cuestiones personales, familiares o de tipo de juego”.

Álvaro Aicua: “Si voy a un club a proponerle que fiche a un jugador, me apoyo en los datos porque reflejan lo que expongo. Pero el ‘Big Data’ es un complemento, no la verdad absoluta”.

Junto a Aicua también forman parte de la agencia sus otros dos socios: los exfutbolistas Mari Lacruz y Pedro Gurpegui. La firma, que representa a profesionales como Oier Sanjurjo y Unai García (Osasuna), el realista Nacho Monreal o el jugador del Levante Jorge Miramón, cuenta actualmente con un programa de ‘Big Data’ propio y utiliza esa información para apuntalar sus informes.

Es decir, se trata de una herramienta complementaria: “Si voy a un club a proponerle que fiche a un jugador, me apoyo en los datos porque reflejan lo que expongo. También me sirven para compararlo con otros futbolistas”. Pone de ejemplo una situación en la que este tipo de herramientas es de especialidad utilizad. “Cuando iba a salir Estupiñán y había que buscar un lateral izquierdo similar a él, nos sirvió de ayuda y nuestro programa nos realizó unos gráficos propios”, agrega.

Pedro Gurpegui, Mari Lacruz y Álvaro Aicua, de Global Ases.

Pedro Gurpegui, Mari Lacruz y Álvaro Aicua, de Global Ases.

No obstante, Aicua insiste en que el ‘Big Data’ es solo un elemento de ayuda para completar su oferta, que abarca muchos más ámbitos. “Como empresa, ofrecemos muchos más servicios: jurídicos, financieros, de fisioterapia y de recuperación, preparación física, si un jugador tiene que hacer una mudanza o buscar una vivienda… El ‘Big Data’ solo es una décima o vigésima parte del trabajo que hacemos”, subraya.

Así, la clave a su juicio es saber integrar toda esa información con otros factores del día a día del futbolista, que también tienen una gran importancia. “Por ejemplo, el entorno del jugador es vital: de dónde viene, cómo es la relación con su pareja si la tiene, si la ciudad a la que va a ir encaja o no con su forma de ser, etc”, explica. Además, también resalta que los datos no siempre reflejan el verdadero potencial de un profesional. “El jugador puede tener una trayectoria brillante y haber vivido un último año malísimo. Yo sé que, si cambia de escenario, puede recuperar el nivel que tenía antes. Y eso el ‘Big Data’ no me lo va a decir. Te dirá que antes era muy bueno y ahora es muy malo”, apunta.

Álvaro Aicua: “El jugador puede tener una trayectoria brillante y haber vivido un último año malísimo. Yo sé que, si cambia de escenario, puede recuperar el nivel. Y eso el ‘Big Data’ no me lo va a decir”.

Por eso, este agente FIFA tiene muy claro que “el fútbol no son matemáticas”. Y hace hincapié en que las estadísticas deben servir únicamente para mostrar un valor orientativo del jugador. “Un pase en corto no es lo mismo que sea con o sin presión, hacia delante o hacia atrás, con un jugador encima, si vas ganando o perdiendo. Un mismo pase tiene mil interpretaciones diferentes, que son las que tenemos que hacer”. Ahí, el factor humano es clave porque todos esos matices solo se pueden detectar a través del ojo clínico de alguien que entiende el juego.

Es más, la realidad del día a día demuestra que no todos los clubes son partidarios de negociar con los datos del jugador encima de la mesa. “Hay de todo”, comenta Aicua. “Seguramente el Sevilla, que tiene un equipo de ‘Big Data’ con Monchi (director deportivo del club), creerá mucho en su utilidad”, ejemplifica. Pero hay otros que se muestran más recelosos. “Te dicen que ellos ya ven con sus ojos si es rápido o no”, matiza.

No obstante, para Aicua y su equipo “es importante adelantarse a lo que viene”. De ahí que cuente también con dos trabajadores que han realizado cursos de ‘Big Data’, además de uno de sus representados, Ricardo López, exportero de Osasuna.

“NO HAY MÁQUINA QUE MARQUE EL TALENTO”

Más escéptico se muestra Félix Tainta, socio de Gidot Sport junto a Juan Ignacio Oyaga. A su juicio, “no hay máquina que marque el talento del jugador”. “Nosotros nos guiamos por todo lo que es el futbolista, su historial y su crecimiento”, destaca. En este sentido, Tainta pone en tela de juicio la información que se ha dado sobre De Bruyne. “Él tiene unos abogados que actúan como si fuesen sus agentes. No cogió unos datos y se presentó en el club”, sostiene. Asimismo, incide en que el futbolista belga es “un jugador contrastado” que lleva muchos años en la elite. Por eso, recuerda que “el City tiene muchísima información sobre él y sabe el rendimiento que ha dado”.

Félix Tainta:  “El ‘Big Data’ te da los datos de hoy, pero no te puede decir lo que va a ser ese jugador de aquí a cinco años, ni si va a tener una lesión grave o va a dejar el fútbol”.

Otro caso distinto es el de las jóvenes promesas. “Si eso mismo lo haces con un chico joven, cambia todo. El ‘Big Data’ te da los datos de hoy, pero no te puede decir lo que va a ser ese jugador de aquí a cinco años, ni si va a tener una lesión grave o va a dejar el fútbol”.

Dentro de ese abanico, Tainta habla del caso de Nico Williams, jugador del Athletic Club y hermano de Iñaki Williams, uno de sus representados junto a otros futbolistas de renombre como el rojillo Jon Moncayola. El pequeño de los Williams debutó en Primera División el pasado 28 de abril ante el Real Valladolid. “Si voy con sus datos, estoy muerto. El talento no se mide y sacaría cero datos porque no está en la elite”, insiste.

Félix Tainta y Juan Ignacio Oyaga, de Gidot Sport.

Félix Tainta y Juan Ignacio Oyaga, de Gidot Sport.

A este respecto, él y su equipo no utilizan el ‘Big Data’. En una situación de este tipo, Tainta remarca que se trata de un jugador “con un potencial enorme, que técnicamente es bueno y rápido, tiene gol, maneja las dos piernas y juega por las dos bandas”. Sugiere que así conseguirá “un contrato muchísimo mejor” porque “conoce al jugador y el club sabe que tiene una proyección”.

Pero tampoco se muestra del todo contrario a la tecnología. Desde su punto de vista, hay que extraer lo positivo de esta herramienta sin desmerecer la labor de los propios agentes: “Nuestro trabajo está ahí. Yo he sido futbolista y he tenido tres representantes en mi carrera. El ‘Big Data’ es la novedad, pero hay mucho más trabajo detrás”.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top