sábado, 20 abril 2024

El centro deportivo de Larraga que ha abierto un local en Tudela y proyecta otro en Pamplona

Iñigo Valencia, Daniel Lanz, Laura Fernández, Ángel García y Asier Leoz son los socios del nuevo establecimiento de entrenamiento, fisioterapia y rehabilitación abierto por MBZ en la capital ribera. Según explican a Capital Sport, su objetivo es acercar al usuario común los materiales, equipos y rutinas de los deportistas de elite. Además, Lanz y Leoz trabajan también en Osasuna, donde ejercen como readaptador del Promesas y preparador de la cantera.


Tudela - 15 febrero, 2024 - 13:59

Tras abrir este viernes su centro de Tudela, MBZ se prepara para hacerlo lo propio en Pamplona. (Fotos: Jasmina Ahmetspahic)

Por casualidad o por suerte, la vida a veces pone en nuestro camino elementos que lo cambian todo. En las coincidencias está, precisamente, el encanto de aquellos proyectos que relucen con una esencia propia. Así lo consideran Iñigo Valencia, Daniel Lanz, Laura Fernández, Ángel García y Asier Leoz, los codirectores del nuevo centro multidisciplinar MBZ Tudela, que se inaugura oficialmente este viernes. Los cinco sentían una gran pasión por el deporte, pero nunca imaginaron que el fútbol sería el encargado de unir sus trayectorias.

Todo comenzó en 2022, cuando Asier y Ángel decidieron planear una iniciativa deportiva que ofreciese tres servicios diferentes en un mismo espacio: entrenamiento, fisioterapia y rehabilitación de lesiones. Ya desde la infancia, compartían amistad e inquietudes. Así, ambos se graduaron en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (CAFD) y, antes de embarcarse en esta aventura, cultivaron su recorrido como preparadores físicos en organizaciones como la AD San Juan o UD Mutilvera femenino. Ángel se volcó en el tenis, la pelota, el pádel y el fútbol, mientras que Asier se decantó por la preparación individual de deportistas de alto rendimiento en la cantera de CA Osasuna. Entonces, con un recorrido profesional sobresaliente, se sintieron preparados para afrontar un nuevo reto: fundar MBZ Larraga.

Por la cantidad de usuarios que poco a poco fueron conociendo el centro, pronto comenzaron a sopesar la opción de abrir otro establecimiento que siguiese la misma línea de trabajo. Y así nació MBZ Tudela.

EL FÚTBOL, SU NEXO

Valencia descubrió la propuesta y, sin pensárselo dos veces, se unió a ella. Después de trabajar en lugares como Milán, Emiratos Árabes y Haití, sentía que debía establecerse en Navarra, sobre todo porque echaba de menos a su mujer y a su hija. Y esta era la oportunidad perfecta para hacerlo. De su recorrido profesional, destaca su labor como preparador físico del Persépolis FC. «Es el mejor equipo de Irán, se asemeja al Real Madrid aquí. Hemos jugado con más de 70.000 personas viéndonos en el campo», recuerda. Años antes ya había trabajado como entrenador del Tudelano, que siempre tendrá un lugar en su corazón: «Para mí, volver a Tudela supone regresar a mi hogar».

El centro cuenta con herramientas de peso libre, cintas de correr, máquinas de sky trainer, una zona con césped artificial y otra para TRX, entre otros.

El centro cuenta con herramientas de peso libre, cintas de correr, máquinas de ‘sky trainer’, una zona con césped artificial, otra para TRX…

Lanz también se instaló en Irán durante casi dos años, donde trabajó como fisioterapeuta en el Foodlad FC. Aunque por aquel entonces todavía no conocía a Valencia, curiosamente, ya habían coincidido antes. «Cuando me avisaron para entrar en MBZ Tudela y le vi, me di cuenta de que ya nos habíamos visto en otra ocasión. Porque, en Irán, teníamos al mismo intérprete», ríe ahora.

La oportunidad de colaborar en el centro deportivo tudelano se le brindó a raíz de su labor como fisioterapeuta y readaptador físico en CA Osasuna, donde lleva trabajando dos temporadas. En un inicio, entró en el club pamplonés como coordinador del Servicio Médico del Fútbol Base, compaginando al mismo tiempo sus funciones como readaptador en Osasuna Promesas. Ahora, solamente coopera en este último. «Algunos jugadores iban a entrenar al centro de Larraga. A veces, se lesionaban y empecé a tener contacto con Asier para conocer el progreso de sus lesiones. Nos entendíamos a la perfección y enseguida supimos que podríamos trabajar muy bien juntos. Estaba seguro de que en MBZ me esperaba una gran oportunidad», subraya Daniel.

La quinta integrante del proyecto es Laura Fernández, fisioterapeuta, osteópata y actualmente estudiante de Dietética y Nutrición. «La fisioterapia es una herramienta para alcanzar cierto grado de autonomía. Me encanta acompañar a los pacientes en el proceso y conseguir llegar a su máximo nivel de bienestar», recalca tras señalar que comenzó a sembrar su amistad con Valencia durante su andadura en el Club Deportivo Calahorra.

«Al tener experiencia en el mundo futbolístico, nos dimos cuenta de que sería maravilloso ofrecer al usuario común el material profesional que utilizan los futbolistas»

El fútbol es su nexo, pero el centro multidisciplinar MBZ Tudela tiene un horizonte mucho más amplio: «A los futbolistas se les cuida mucho, y queremos que cualquier persona se sienta igual de valiosa. Al tener experiencia en el mundo futbolístico, nos dimos cuenta de que sería maravilloso ofrecer al usuario común el material profesional que utilizan los futbolistas y los deportistas de alto rendimiento. Queríamos acercar esa calidad de servicio a la gente de a pie».

Con esta meta, adquirieron la maquinaria necesaria para materializar su idea. Herramientas de peso libre, cintas de correr, máquinas de sky trainer, una zona con césped artificial, otra para TRX… «Tenemos todo lo que nos gustaría encontrarnos en un club de fútbol», asegura Valencia con una sonrisa radiante mientras pasea por el espacio.

VERSATILIDAD Y ATENCIÓN PERSONALIZADA

En fisioterapia y rehabilitación, es fundamental realizar un seguimiento y acompañar al paciente. Así lo expresa Lanz, quien hace especial hincapié en la importancia de «marcar un plan y buscar un tratamiento adecuado». Por eso, también han dedicado sus esfuerzos en adquirir el material necesario para ello, como un dinamómetro para medir los valores de fuerza. «Todo esto lo tenemos en el mundo del fútbol, pero queremos trasladarlo a un profesor que se ha lesionado el hombro, a un pintor, a un ingeniero… A cualquier persona que pueda necesitar servicios de calidad».

Tras las sesiones de rehabilitación y fisioterapia, el usuario tiene la opción de realizar sus ejercicios de recuperación en el mismo centro.

Tras las sesiones de rehabilitación y fisioterapia, el usuario tiene la opción de realizar sus ejercicios de recuperación en el mismo centro.

Lo cierto es que la versatilidad y la atención personalizada son sus grandes sellos de identidad. «Nos apasiona nuestro trabajo y ayudar a las personas. Aquí cada cliente tiene un plan personalizado y un seguimiento propio. En rehabilitación, no queremos que el paciente se vaya con un papel con ejercicios para hacer en su casa. Le damos la opción de trabajar las actividades aquí mismo con nosotros», concreta Lanz. 

La inversión total, que supera los 100.000 euros, se ha materializado en más de quinientos metros cuadrados que los cinco socios se encuentran ansiosos por disfrutar. ¿Sus expectativas? Un silencio sugerente inunda la sala. Todos sonríen, mirándose unos a otros con misterio: «Próximamente abriremos otro centro en Pamplona, así que confiamos en que todo vaya muy bien».

Archivado en:

Tudela · Osasuna · Deporte Navarra ·


To Top