viernes, 23 abril 2021

El cierre de año

La autora hace repaso del duro año que se acerca a su fin, pone en valor la respuesta dada por la Unión Europea en la pandemia y remarca la importancia de contar con un un continente sólido y solidario para salir de la crisis actual.

Redacción
Pamplona - 23 diciembre, 2020

Adriana Maldonado.

Adriana Maldonado.

Normalmente, al finalizar el año, hacemos una comparativa de los objetivos que nos marcamos a principio de 2020, los hitos que hemos ido alcanzado y los que nos quedan por lograr. Sin duda, este año que ahora termina ha sido el más complejo en cuanto a la gestión se refiere en todos los ámbitos: empresarial, político, individual y colectivo.

Lo que seguramente siempre vayamos a recordar es cómo el virus del Covid-19 llegó repentinamente por completo a nuestras vidas. Nadie podía imaginar que la afectación económica, social y, por supuesto sanitaria, iba a ser de semejante envergadura, pero quisiera también poner en valor ciertos aspectos que merecen ser resaltados.

Hay que destacar la rápida, coordinada y efectiva reacción de las instituciones de la Unión Europea ante esta situación que nos enfrentamos. El Plan de Recuperación y Resiliencia se aprobó tras haber transcurrido apenas cuatro meses desde que la pandemia golpeara a Europa. Que las posiciones iniciales de los países fuesen distantes entre sí no impidió que finalmente hubiera acuerdo. A pesar de los conflictos con algunos países ligados al mecanismo del Estado de Derecho, en concreto Hungría y Polonia, se pactó entre los 27 países de la UE llevar a cabo lo acordado en el Consejo Europeo del pasado mes de julio: un paquete de recuperación dotado con 750.000 millones de euros, del que España recibirá alrededor de 140.000.

Se ha intentado aprovechar la crisis para ir más allá de la reparación y estructurar reformas para la modernización de Europa, mediante proyectos que sirvan para la transformación digital y la sostenibilidad de su economía. Además, esto abre la puerta a la recuperación socioeconómica de las regiones como la Comunidad Foral de Navarra, ya que permitirá inversiones transformadoras y sociales, que tendrán un papel esencial en el desarrollo del Plan de Recuperación, y gestionar un 50 % de esos fondos, con más de 16.500 millones de euros ligados a iniciativas concretas.

“Es la primera vez que la UE diseña un mecanismo de estabilización en tiempos de crisis y que se financian proyectos mediante la emisión de deuda conjunta a largo plazo”.

Es la primera vez que la UE diseña un mecanismo de estabilización en tiempos de crisis y que se financian proyectos mediante la emisión de deuda conjunta a largo plazo, lo que permite acceder a los mercados bajo el paraguas de la Unión Europea, con una calificación excelente y con un tipo de interés más bajo.

La Comisión Europea ha previsto emitir los bonos hasta 2026 antes de que termine el Marco Financiero Plurianual para el marco 2021-2027. Se ha trabajado en un tiempo récord creando programas para apoyar a trabajadores y empresas, dar tranquilidad a familias y proteger puestos de trabajo, por ejemplo, movilizando fondos con el Instrumento Europeo de Apoyo Temporal para Mitigar los Riesgos de Desempleo en una Emergencia (SURE). Esta es la verdadera solidaridad europea en acción.

Para adaptarnos a esta nueva realidad de la que hablamos y no perder el ritmo de trabajo, el Parlamento Europeo ha sufrido una gran transformación a nivel digital, instaurando un nuevo método de voto telemático o creando plataformas para mantener reuniones y videollamadas en las que intervenir en directo. Con todas estas herramientas a nuestra disposición y, a pesar de la situación actual, hemos conseguido sacar adelante todos los retos legislativos que teníamos en el mes de enero.

Concretamente, hemos avanzado mucho en el diseño legislativo, en cuestiones relativas a la digitalización como, por ejemplo, con la Ley de Servicios Digitales, que tiene por objetivo actualizar el marco legal de la Unión Europea modernizando la Directiva de comercio electrónico adoptada en 2000; o con la Ley de Gobernanza de Datos para permitir y agilizar el intercambio de datos en la Unión Europea entre sectores empresariales, respetando la privacidad.

Otro logro a destacar es la presentación del Pacto Verde Europeo, plan de acción para impulsar un uso eficiente de los recursos, restaurar la biodiversidad en el planeta y reducir la contaminación. Siguiendo esa línea, se aprobó la Estrategia Industrial Europea y se propuso un Plan de Acción para la Economía Circular, centrado en el uso sostenible de los recursos que nos acercan al objetivo de convertirnos en primer continente mundial con 0 emisiones en 2050. En la misma línea y con ese mismo objetivo, en el último Consejo de este mes de diciembre los líderes de los 27 Estados miembros pactaron elevar del 40 % al 55 % la reducción de emisiones en 2030.

Otro tema del que hemos estado pendientes todo el año es el Brexit. Ha sido una ardua negociación que nos ha tenido en vilo durante todo el año, desde que comenzaron las negociaciones en marzo hasta el día de hoy, en el que no hay ninguna decisión clara a varios días de terminar 2020. Tanto es así que, con las negociaciones en curso, la Comisión Europa ha propuesto al Parlamento Europeo una serie de medidas de contingencia en distintos ámbitos, como pueden ser el transporte o la pesca, para mitigar los posibles efectos y estar preparados ante un posible escenario de salida sin acuerdo.

No podemos olvidar tampoco todo el revuelo causado por las elecciones presidenciales del 3 de noviembre en EEUU y la llegada de Biden a la Casa Blanc, que cambia por completo las relaciones trasatlánticas que deben volver a ser retomadas con la mayor brevedad y normalidad posible.

Está claro que 2020 ha sido un año complejo, inesperado y difícil, del que tenemos que aprender y salir reforzados para afrontar los retos que nos deparará 2021, ya que será el año de recuperación de la crisis sanitaria y económica. Por otra parte, debemos poner encima de la mesa el debate sobre las competencias sanitarias. Esta pandemia ha demostrado que somos fuertes cuando contamos con una Europa solidaria, con una coordinación entre los 27 países y cuando se llevan a cabo programas como el EU4Health, que es el mayor programa de salud llevado a cabo en términos económicos.

Adriana Maldonado
Eurodiputada socialista

Entra aquí para leer más artículos de opinión.

 

Archivado en:

UE · Union Europea · PSOE · Firmas · Adriana Maldonado · Covid-19 ·


To Top