domingo, 11 abril 2021

El Circuito de Navarra rugirá en agosto con el Mundial de Superbikes

Por primera vez, el circuito de Los Arcos albergará una prueba de este campeonato internacional. Concretamente, entre los días 20 y 22 de agosto. Antes de la pandemia, cada espectador que acudía a una carrera del Mundial de Superbikes solía gastar una media de 150 euros.

Iñaki Ciordia
Pamplona - 9 marzo, 2021

La prueba se disputará en Los Arcos entre el 20 y el 22 de agosto. (Foto: cedida)

El Circuito de Navarra, en Los Arcos, albergará la quinta prueba del Campeonato del Mundo MOTUL FIM Superbike 2021. Específicamente, acogerá las carreras de WorldSBK y WorldSSP entre los días 20 y 22 de agostoSerá la primera vez que este campeonato se dispute en la Comunidad foral. Así, el circuito navarro se suma a los otros tres que acogerán una prueba de WorldSBK en España: el Circuit de Barcelona-Catalunya, el Circuito de Jerez y el Circuito de MotorLand Aragón.  

“Tras una nueva modificación a la temporada 2021, un nuevo circuito se incorporará al calendario. El Circuito de Navarra se convierte en la quinta prueba del Campeonato del Mundo MOTUL FIM Superbike 2021. Situado en Los Arcos, en el norte de España, fue inaugurado en 2010 y ya ha acogido eventos de competición tanto a nivel nacional como internacional”, destacó la empresa organizadora del campeonato, Dorna, este martes por la mañana.

El Campeonato del Mundo MOTUL FIM Superbike tiene una audiencia mundial por temporada de unos 300 millones de personas, repartidas en 180 países.

Hasta 2020, cuando irrumpió la pandemia, el Campeonato del Mundo MOTUL FIM Superbike congregaba a más de medio millón de espectadores en la pista cada temporada. El formato de las carreras y las sesiones de clasificación de Tissot-Superpole suponen un gran espectáculo para los millones de personas que siguen las carreras desde sus casas.

En concreto, el Campeonato del Mundo MOTUL FIM Superbike tiene una audiencia mundial por temporada de unos 300 millones de personas, repartidas en 180 países. Las carreras de World Superbike comenzaron en 1988 y, más de treinta años después, continúan atrayendo a los mejores fabricantes y a algunos de los pilotos más rápidos del planeta. Carlos Mangado, especialista navarro en organización de eventos y marketing deportivo, ha ejercido un papel fundamental para lograr que el campeonato desembarque en la Comunidad foral.

Carlos Mangado, especialista en la organización de eventos y el marketing deportivo, ha ejercido un papel clave para lograr que el campeonato desembarque en la Comunidad foral.

El Circuito de Navarra tiene una longitud de 3,93 kilómetros. Y, desde su inauguración en 2010, ya ha acogido distintas competiciones de ámbito nacional e internacional como la MotoGP Inmotec GPI 10, la Superleague Fórmula o el Campeonato Mundial de GT1, entre otras. 

Tres pilotos españoles participarán esta temporada en el Campeonato del Mundo MOTUL FIM Superbike: Álvaro Bautista, Tito Rabat e Isaac Viñales. Pero si un nombre destaca por encima de los veintidós pilotos que componen la parrilla de salida ese es el del británico Jonathan Rea, campeón de los últimos seis mundiales.

150 EUROS DE GASTO MEDIO POR ESPECTADOR

Los principales fabricantes de motocicletas del mundo son conscientes de la importancia que el Campeonato WorldSBK tiene para su negocio y su marca. Su mantra “Gana el domingo, vende el lunes” refleja a la perfección el impacto y la influencia del que WorldSBK se enorgullece. Durante los últimos 32 años, esta categoría ha evolucionado significativamente y se ha convertido en un escaparate de alto rendimiento para que los fabricantes muestren sus últimas motos. Aunque, inevitablemente, el espectáculo se vio claramente afectado el año pasado por las restricciones de la pandemia. Aun así, desde Dorna continúan trabajando para que la emoción de este deporte se mantenga intacta. 

Más de 195 canales de televisión proporcionan información sobre todo lo que ocurre en el Mundial de Superbikes.

Antes de la irrupción del Covid-19, cada espectador que acudía a las carreras gastaba una media de unos 150 euros en total. Una entrada normal solía oscilar entre los 35 y los 45 euros, mientras que las entradas VIP rondaban los 300 para adultos y los 200 para niños e incluían el pase para el sábado y el domingo. Sesiones de autógrafos, transmisiones de radio en vivo, conciertos nocturnos, desfiles de moda, exhibiciones de patrocinadores, concursos y entretenimiento son algunas de las propuestas que completaban el espectáculo de las carreras. Otro de los puntos fuertes era la amplia variedad de productos oficiales disponibles para los aficionados en la tienda SBK y en la ‘Fan Zone’.

El 79 % de las personas que acudían a estas citas deportivas eran hombres, y más de la mitad de los asistentes (el 58 %) tenían edades comprendidas entre los 25 y los 45 años. Además, antes de la pandemia un 66 % de los espectadores asistían a este evento con su propia moto.

En 2019, antes de la pandemia, 23.325 aficionados acudieron a la cita de MotorLand Aragón. Y 27.752, a la del Circuito de Jerez. 

La repercusión mediática también deja evidencia la magnitud de un evento deportivo como este. Más de 195 canales de televisión proporcionan información sobre todo lo que ocurre en el Mundial de Superbikes. El protagonismo de las redes sociales ha ido aumentando año a año. Cerca de 197.000 seguidores tiene la cuenta oficial de WorldSBK en Twitter y un millón la de Instagram. 

Según datos de Dorna, en 2019 acudieron 23.325 aficionados a la cita de Superbikes en MotorLand Aragón. Y algo más,  27.752 espectadores, vibraron con las motos en el Circuito de Jerez. Cifras que quedan lejos, no obstante, de las que alcanzaron ese mismo año en Imola y Misano. Los dos circuitos italianos obtuvieron una media de más de 70.000 espectadores, evidenciando el interés y la pasión que despiertan las motocicletas entre los ‘tifosis’.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top