miércoles, 21 abril 2021

El SOS de Béisbol Navarra: necesita 10.000 euros en patrocinios

Su presidente, José Javier Huarte, relata a Capital Sport la difícil situación que atraviesa el club debido a la pandemia. Varios patrocinios habituales se han caído por la crisis actual y las ayudas institucionales solo le permiten cubrir la mitad del presupuesto. Por eso, pide a las empresas de la región que apoyen a los deportes minoritarios, mientras busca nuevos nichos publicitarios como la emisión de los partidos 'vía streaming'. Aunque cree que el club podrá salvar esta temporada, teme por su futuro si no recibe una inyección económica privada.

Iñaki Ciordia
Pamplona - 8 marzo, 2021

José Javier Huarte (primero por la izquierda), junto a la plantilla de esta temporada. (Foto: Lq_27 photo)

Béisbol Navarra nació en 2008 de la unión de tres equipos con una larga tradición en este deporte: Arga, Irabia y Amaya. El club, que milita en División de Honor, cuenta con un presupuesto anual de 110.000 euros. De esa cuantía, el Gobierno de Navarra le otorga una ayuda de 40.000 euros, y los ayuntamientos de Pamplona y Burlada aportan 15.000 euros entre los dos. De modo que el resto del dinero procede de empresas patrocinadoras. Precisamente es ahí, en la esponsorización, donde más dificultades está encontrando el equipo para poder afrontar la temporada que arranca el próximo mes de abril. “Hemos perdido a los principales patrocinadores. El año pasado teníamos diez y este año la mitad”, comenta preocupado a Capital Sport José Javier Huarte, presidente de Béisbol Navarra. 

“Estamos hablando con dos o tres empresas más fuertes. Sé que no son años buenos, pero no pedimos mucho. Es más, preferimos tener diez patrocinadores de 300 euros que uno de 3.000”.

Y es que la crisis económica derivada de la pandemia se está haciendo notar, de manera especial, en los deportes minoritarios. “Necesitamos al menos unos 10.000 euros para aguantar este año. El béisbol no es un deporte profesional y tenemos que buscarnos la vida. De vez en cuando vendemos material deportivo y lotería para obtener algunos ingresos extra, pero son cantidades insuficientes hoy en día”, señala Huarte, quien debe buscar la manera de sufragar los viajes de esta temporada a Valencia, Tenerife, Madrid, Zaragoza y Bilbao. Unos compromisos que exigen gastos elevados en desplazamientos y alojamientos.

En verdad, Huarte se muestra comprensivo con las empresas patrocinadoras, ya que es plenamente consciente de la crisis económica actual. “Hemos perdido todos los patrocinadores de hostelería. Y es entendible. Todas las personas a las que llamamos nos dicen que debido a la pandemia no pueden dar dinero, que está la cosa muy mal, que las cuentas…”. Lo cierto es que el presidente de Béisbol Navarra no cae en el desánimo a pesar de las adversidades y de que ya  ha enviado más de 150 correos electrónicos para pedir apoyo a compañías de la región: “Actualmente, estamos hablando con dos o tres empresas más fuertes. Sé que no son años buenos, pero el deporte tiene que seguir.. No pedimos mucho. Es más, prefiero tener diez patrocinadores de 300 que uno de mil”.

“Antes sacábamos dinero de la venta de bocadillos y camisetas. Este año ni eso”

A este respecto, recuerda las ventajas que ofrece en materia de patrocinio deportivo la Ley Foral 26/2016, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades. Las empresas pueden deducirse entre el 30 % y el 40 % de las cantidades aportadas, así como de las entregas de bienes o de derechos y de las prestaciones de servicios por gastos de publicidad derivados de contratos de patrocinio en aquellas actuaciones declaradas de interés social. “Todo el mundo es reacio a dar dinero, pero la empresa debe saber que existen estas deducciones fiscales”, añade Huarte. Según el Instituto Navarro del Deporte, los contratos de patrocinio suscritos en 2020 fueron 1.058 y sumaron ayudas para el deporte por valor de 6,35 millones euros, un 32 % menos que el año anterior.

Para jugar en División de Honor, es necesario pagar las inscripciones, las licencias y la afiliación de club y entrenadores, así como los arbitrajes y anotaciones: “Antes sacábamos dinero de la venta de bocadillos y camisetas. Este año ni eso”. En 2019, por ejemplo, se inició una campaña dirigida a fomentar el béisbol y el sóftbol en los colegios navarros, pero se vio paralizada después con el primer estado de alarma. “Fue un frenazo bestial porque no puedes hacer promoción. Los más pequeños han estado más de un año parados y eso se nota. Nos va a costar remontar el vuelo”, añade el presidente.

PUBLICIDAD VÍA ‘STREAMING’

Desde Béisbol Navarra han apostado por dar el salto a las nuevas tecnologías. De modo que, esta temporada, retransmitirá sus partidos vía ‘streaming’. Una apuesta que el año pasado ya implantaron tres equipos de su categoría: Rivas, Viladecans y Sant Boi: “Tienes que hacer una inversión de casi 2.000 euros. Y eso sin contar con cámaras de buena calidad. Necesitamos un ordenador, mezcladora, router, contratar la red y el cableado, tener dos móviles con baterías de litio… Estoy peleando con las empresas para que, si no pueden aportar dinero, aporten material”. Una retransmisión que se realizará a través de la página web de la Federación Española de Béisbol. Según Huarte, se trata de una muy buena oportunidad para que los empresarios y empresarias vean un nuevo nicho publicitario. “Un partido tiene muchos parones de más de dos o tres minutos cada uno, donde puedes sacarle una rentabilidad importante con una serie de anuncios”, precisa.

“Necesitamos esos 10.000 euros para aguantar esta temporada y que el déficit no sea muy grande. De lo contrario, no sé si desaparecerá el club el año que viene”.

La emisión de los partidos a través de diferentes plataformas y redes sociales es, a su juicio, el medio idóneo para ver los partidos. “Los partidos de béisbol son muy largos. ¿Va a emitir una cadena de televisión siete horas? Entiendo que aquí es complicado. Otra cosa es en Estados Unidos, donde es un negocio que mueve más que el fútbol”, resalta.

Pero el día a día local poco o nada se parece a las grandes cifras del deporte americano, tal y como argumenta Huarte: “Los patrocinadores que tenemos en el equipo son amigos, conocidos, familiares, hermanos o hijos de… No piensan en qué les va a reportar, sino en ayudar”.

Por eso, Huarte lanza un último mensaje al tejido productivo foral, con el fin de sensibilizar sobre la importancia de apoyar a deportes que rara vez reciben grandes cantidades de sus patrocinadores: “Me gustaría hacer una llamada a todos los empresarios navarros. Todos estamos sufriendo esta pandemia, pero los deportes minoritarios la estamos sufriendo muchísimo. Nosotros, y me imagino que Los Toros (el otro equipo navarro en División de Honor), necesitamos ese respaldo económico”, atestigua. De ahí que el presidente de Béisbol Navarra se muestre especialmente preocupado por el futuro de la entidad: “Necesitamos ingresar esos 10.000 euros para aguantar esta temporada y que el déficit no sea muy grande. De lo contrario, no sé si desaparecerá el club el año que viene”.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top