sábado, 4 diciembre 2021

El desabastecimiento de materias primas continuará en 2022

Las previsiones apuntan a que la escasez de materias primas y productos manufacturados no se normalizará hasta finales del próximo año, aunque los expertos creen que la situación no se agravará, según se puso de manifiesto en la jornada '¿Qué está pasando con el transporte marítimo mundial?', organizada por la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Navarra. En el encuentro, representantes del sector de la logística y el transporte recomendaron a las empresas aumentar los plazos de planificación a la hora de aprovisionarse.

Miguel Bidegain
Pamplona - 18 noviembre, 2021

La escasez de contenedores disponibles afecta gravemente al transporte por barco. (Foto: cedida)

Ángel Tellechea, director general de Gimex; Pablo García, director general de Synergy; y Carles Mayol, director comercial del Port de Barcelona, expusieron sus respectivos puntos de vista sobre los problemas actuales que atraviesa el transporte y la logística internacional. Y lo hicieron bajo la moderación de Ana Cañada, responsable de Comercio Internacional de Cámara Navarra.

Los ponentes coincidieron al señalar que la actual crisis proviene de un desajuste entre la oferta y la demanda, que ha crecido de forma inusitada como consecuencia de un cambio de los patrones de consumo en el mundo desarrollado, principalmente en el norte de Europa y Estados Unidos. La causa hay que buscarla, una vez más, en la pandemia, que ha hecho que el gasto que se dedicaba a servicios se haya reducido, derivándose hacia los bienes de consumo que se producen en Asia. Ya antes de la irrupción del Covid-19, existía un desajuste en el tráfico mundial porque se ha ido concentrando la producción en los países asiáticos, alejados de los más consumidores, pero la brecha ha crecido en el último año y medio.

La demanda está muy por encima de la oferta, y eso genera falta de espacio en los buques y carencia de contenedores. Teniendo en cuenta que el 80 % del tráfico mundial de mercancías se realiza en barcos, nos podemos hacer una idea de la magnitud del problema. Esta realidad se traduce en una distorsión en la cadena logística, plasmada a su vez en congestiones en los puertos ya que, además, el transporte terrestre disponible es insuficiente para la circulación de las mercancías. Se produce también una quiebra en la fiabilidad de los servicios implicados, con demoras por parte de las navieras, al tiempo que crecen de forma brutal los precios de los fletes. “Alguien ha dicho que estamos pagando los precios más altos de la historia con el peor servicio recibido jamás”, resaltó Mayol.

Carles Mayol: “Alguien ha dicho que estamos pagando los precios más altos de la historia con el peor servicio recibido jamás”.

La solución no llegará en un corto plazo. Las previsiones apuntan a que la demanda seguirá en niveles altos y sin que pueda ser satisfecha por la oferta. De ahí que se aventure con un 2022 “muy parejo” a este año, con vaivenes, pero sin que la situación se agrave. Los especialistas que participaron en el encuentro señalaron que, paulatinamente y conforme se vaya retornando a la normalidad en lo que a los patrones de consumo se refiere, caerá la demanda y llegará a cruzarse con la oferta. Eso resolvería el desequilibrio que vive el comercio mundial.

¿Qué pueden hacer mientras tanto las empresas? Los participantes recomendaron adaptarse a esta realidad y recurrir a las buenas prácticas que ya están implementándose, como planificar y hacer contratos a más largo plazo con los proveedores, diversificar los orígenes de los productos que se adquieren, tejer alianzas con los suministradores de servicios marítimos, trabajar en coordinación con los operadores logísticos “de confianza” o contar con stocks de seguridad. Son prácticas que no van a resolver el problema, advirtieron, porque intervienen muchas variables y su control se escapa incluso a los gobiernos nacionales. Pero, al menos, pueden ayudar a sortear las dificultades.

Así, Tellechea y García aplaudieron a Port de Barcelona por “acercar el puerto mediterráneo a la zona norte de España para mejorar el servicio a las empresas”. En este sentido, Luis Puzo, el representante del Port para Navarra, Aragón y La Rioja, remarcó que “la terminal de Noáin es clave para desatascar esta situación”.

Entra aquí para leer más sobre economía en Navarra. 


To Top