jueves, 7 julio 2022

El desguace navarro que vende sus piezas hasta en Katmandú

Cuando asumió la gerencia de Recuperaciones Valdizarbe, un desguace propiedad de su familia y ubicado en Puente la Reina, Efrén Goñi quiso dar un giro a la empresa. Apostó por la venta en internet cuando aún eran pocas las compañías que se habían adentrado en esta línea de negocio y, poco a poco, comenzó a exportar a Europa, Estados Unidos, Corea, Nepal... Ahora, hasta tiene un set para fotografiar las piezas. "Llegamos allí donde haya un ordenador con internet", asegura a Capital Sport. El deporte, que a sus 50 años aún practica en el Grupo Atletismo de Navarra (GANA), es su otra gran pasión. De hecho, Recuperaciones Valdizarbe patrocina al club.

Iratxe Zubieta
Pamplona - 22 junio, 2022

A sus 50 años, Efrén Goñi aún compite con el Grupo Atletismo de Navarra (GANA). (Fotos: Maite H. Mateo)

“Quiero correr más en menos tiempo”. Esa es la meta que Efrén Goñi se ha marcado sobre el tartán para la próxima temporada. Acaba de cumplir 50 años y, desde que volvió a correr hace algo más de tres en el Grupo Atletismo de Navarra (GANA), ha bajado sus marcas hasta lograr la mínima para clasificarse al Campeonato de España Absoluto en la categoría máster. Y no solo eso, también se ha convertido en patrocinador del club. “Lo mío con el atletismo se puede reducir a una palabra: inconformismo. Estoy contento porque este año he conseguido marcas, he hecho cosas bien. Pero quiero llegar a más en menos tiempo. El año que viene, espero incluso luchar por una medalla”, reflexiona.

Un afán de mejora constante con el que también afronta el día a día de su negocio. Desde que asumió la gerencia de Recuperaciones Valdizarbe, un desguace ubicado en Puente la Reina, ha encadenado numerosos hitos para la empresa. De hecho, la compañía no entiende de fronteras y sus piezas pueden comprarse por internet desde cualquier punto del mundo: “Llegamos allí donde haya un ordenador con internet. Cuando empiezas con esto de exportar, al principio te hace gracia porque envías piezas a Hamburgo, Finlandia o a países vecinos de Europa. Pero cuando de repente te llegan pedidos de Katmandú o Corea y te das cuenta de que estás en cualquier punto, sientes un gran orgullo. En Nueva York servimos en 48 horas, por ejemplo”, resalta para Capital Sport.

Con 27 años, este ingeniero técnico industrial decidió dejar la competición deportiva durante un tiempo. Y, a pesar de tener ofertas laborales de diferentes empresas, se decantó por dar un giro al negocio familiar de Recuperaciones Valdizarbe. Las instalaciones se inauguraron en la década de los 80. “Por aquel entonces, era un desguace tal y como todo el mundo lo conoce”.

“Cuando llegué a Valdizarbe, no había webs dedicadas a la venta directa ni páginas de internet que tuviesen un carrito de la compra para hacer pedidos y pagar con paypal. Fuimos pioneros”.

Aquella época coincidió con sus primeras experiencias como atleta gracias a su madre, que fue quien le animó a iniciarse en este deporte. Su prueba estrella eran los 800 metros, donde incluso logró la segunda mejor marca de Navarra en aquel momento. “Me apuntó después de correr una media maratón en Pamplona. En el 97 hice los mejores números. Luego empezó a venir gente muy buena y que corría mucho…”, rememora.

Poco después de coger los mandos de la empresa, cambió el modelo de negocio para convertirlo prácticamente en una tienda online. “Hacia el año 99, cuando llegué a Valdizarbe no había webs dedicadas a la venta directa, ni páginas de internet que tuviesen un carrito de la compra para hacer pedidos y pagar con paypal. En eso, fuimos pioneros”.

Hoy, la compañía, que consiguió “salvar la situación” tras ver muy de cerca los incendios que azotaron al valle, trabaja sobre todo con coches de aproximadamente cinco años de antigüedad y cuenta con más de 30 trabajadores para las labores de mecánica, administración, empaquetado, clasificación de las piezas y fotografías de estas. “Apenas tenemos clientela de mostrador. Sobre todo, estamos en un montón de portales de venta al público tipo ebay. Si pones la referencia de una pieza en internet y te redirige a nuestra tienda, la enviamos a donde haga falta”, asegura.

Su actividad principal es la venta de vehículos por piezas. Y, cuando al coche ya no se le puede sacar más partido, hacen lo propio con la chatarra. Ahí entra la labor de los fragmentadores y chatarreros, que ponen el precio.

Todas las piezas están numeradas, organizadas por familias y colocadas en estanterías.

Todas las piezas están numeradas, organizadas por familias y colocadas en estanterías.

En sus instalaciones cuentan con un gran espacio al aire libre, lleno de coches apilados en hileras, y varias naves donde guardan todas sus piezas perfectamente ordenadas. Pero la gran peculiaridad de este desguace es que tienen su propio set de fotografía y un servicio de call-center, a través del que atienden las llamadas de los clientes, reciben las peticiones de compra o hacen el seguimiento de los envíos.

“Organizamos e informatizamos todo, mimamos mucho la presencia y la imagen. Sabemos que una persona que está en casa y tiene que decantarse por una pieza va a elegir la que mejor le da al ojo, aunque puedan influir otras variables. Pero es importante que estéticamente esté bien. No hay que olvidar que es un producto usado, por lo que hay que ser muy preciso a la hora de identificar”, remarca. Y con el fin de mejorar la relación de confianza con sus clientes, ofrecen un año de garantía en todos sus productos: “Intentamos cuidar la reputación muchísimo, ya que si lo haces una vez mal te arrastra. Ganar reputación es difícil, pero mantenerla en el tiempo todavía lo es más”.

INCONDICIONAL DEL ATLETISMO

Siempre ha mantenido viva su devoción por el atletismo, aunque no imaginaba que volvería a calzarse unas zapatillas de clavos casi dos décadas después. “Fue muy motivador e ilusionante regresar al tartán de Larrabide. Voy con muchas ganas a entrenar. Ahora mismo, me supone un momento de desconexión, un tiempo para mí mismo”. Compite en medio fondo, en carreras de 400 y 800 metros.

La empresa cuenta con su propio set de fotografía, donde retratan todas las piezas que se catalogan.

Viendo el gran salto de calidad que ha experimentado este deporte en Navarra y tras haber compartido pista con muchos de los atletas que hoy brillan fuera de la Comunidad foral, Goñi se pregunta qué sería de estos deportistas si tuviesen la oportunidad de entrenar en las instalaciones adecuadas: “Estamos viviendo una época dorada. Cuando veo a un Asier Martínez saltando vallas en invierno bajo un aguacero terrible, pienso dónde estaría su techo si contara con las infraestructuras apropiadas. No sé por qué no invierten un poco más…”.

“Firmamos tres años de patrocinio con el Grupo Atletismo de Navarra y, ahora, vamos a seguir impulsando al club todavía con más fuerza”.

Nada más unirse al equipo máster del club GANA en 2018, Goñi tuvo tan buena sintonía con su presidente que enseguida empezaron a hablar sobre las ayudas y subvenciones que recibía la entidad, sus fuentes de financiación…

Fue entonces cuando decidió que Recuperaciones Valdizarbe debía arrimar el hombro. “Firmamos tres años de patrocinio y, ahora, vamos a seguir. En la entidad están muy implicados con el deporte base y con la promoción del atletismo en todas las edades. Todo el mundo tiene su hueco”, destaca. La continuidad, además, traerá consigo un incremento de su aportación. “Por nuestra parte, vamos a impulsar al club todavía con más fuerza”.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top