sábado, 23 octubre 2021

El Gobierno foral pedirá 770 millones a la UE para la transición ecológica

El Ejecutivo foral presentó este martes su Estrategia de Transición Ecológica (Navarra Green), que abarca 74 proyectos de sostenibilidad medioambiental, económica y social alineados con el Pacto Verde Europeo. El objetivo es que la financiación proceda del fondo Next Generation EU.

Redacción
Pamplona - 27 octubre, 2020

Chivite dio a conocer este martes la estrategia de Navarra para la transición ecológica. (Foto: archivo)

El Gobierno de Navarra presentó este martes su Estrategia de Transición Ecológica (Navarra Green), un plan de transformación que abarca 74 proyectos de sostenibilidad medioambiental, económica y social alineados con el Pacto Verde Europeo. Estos están enfocados a que la Comunidad foral acceda a financiaciones del fondo Next Generation EU, activado por la Unión Europea (UE), como “palanca de recuperación y resiliencia” ante la crisis pandémica del Covid-19. La estrategia engloba seis ejes de actuación en torno a la apuesta por las energías renovables, la edificación eficiente y sostenible, la promoción y modernización del ámbito rural, el fomento de la economía circular, la movilidad sostenible e innovadora o la conservación y gestión de la biodiversidad.

El conjunto de los proyectos suman una propuesta presupuestada en 770 millones euros, cuya financiación corresponde a las ayudas previstas en el fondo europeo Next Generation EU (una previsión de unos 750.000 millones de euros destinados a los estados miembros). Esta se gestionará a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia coordinado por el Gobierno español. Con esta financiación, Navarra Green prevé movilizar en la economía foral durante los próximos años una inversión inducida de más de 3.500 millones de euros.

Navarra Green prevé movilizar en la economía foral durante los próximos años una inversión inducida de más de 3.500 millones de euros.

Según informó el Gobierno foral, en cada uno de los ejes estratégicos destacan, entre otros, los proyectos de Navarra Social Housing o la promoción de la madera en el ámbito de la edificación eficiente y sostenible; el rediseño y uso circular de aceites industriales o la creación de la ciudad circular en un entorno urbano en el área de economía circular; la modernización de los regadíos agrarios o un centro logístico del producto local y sostenible en el eje de modernización del ámbito rural; la reforestación de la comarca atlántica y adecuaciones de la infraestructura verde dentro de la gestión de la biodiversidad; el despliegue de parques generadores de energía a partir de energías renovables o parques experimentales en el área de energías renovables; así como laboratorios de biocombustibles, instalaciones de testeo o planta de ensamblaje de baterías en el área relacionada con la movilidad sostenible.

Los proyectos estratégicos de cada línea de acción se dieron a conocer en un acto celebrado por ‘streaming’, debido a las restricciones generadas por el Covid-19. La jornada fue presidida por la presidenta del Gobierno foral, María Chivite; el vicepresidente y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José Mª Aierdi; el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi; la consejera de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Itziar Gómez; la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo; y Tim Ash, director de la iniciativa de la Red Climate Group Under2MOU de la UE. La estrategia pretende comprometer a todos los departamentos del Gobierno en una “visión integral de la sostenibilidad, que incluye al tejido productivo e industrial, la generación energética, la sostenibilidad urbana y territorial, la transformación del mundo de la construcción o la introducción de la economía circular”.

UNA OPORTUNIDAD DE TRANSFORMACIÓN

En la presentación, Chivite remarcó que la Comunidad foral “quiere participar activamente en la misión de la reconstrucción económica sólida, inclusiva y resiliente marcada por la UE y que tiene como fin lograr una Europa inteligente, sostenible y cohesionada”. En esa línea, incidió en que la Green Deal de Navarra es un “proyecto político, económico y hasta cultural de transformación de la Navarra”, que aglutina principios “perfectamente coordinados” con las agendas europeas. Además, la presidenta recordó el trabajo que durante el último lustro ha llevado a cabo el Ejecutivo foral para su adaptación a la transición ecológica. “Un proceso en el que queremos dar un salto cualitativo con las 74 acciones marcadas en los seis ejes estratégicos”.

María Chivite: “Queremos dar un salto cualitativo en la adaptación a la transición ecologica con las 74 acciones marcadas en los seis ejes estratégicos”.

Chivite destacó la iniciativa para la creación de una planta de ensamblaje ‘Battery Packs’ en movilidad eléctrica, que cubra las necesidades de las empresas tractoras de la automoción y con un presupuesto de 80 millones de euros; el impulso de iniciativas de eficiencia energética en entidades locales para reducir la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) en un 20 %, con un presupuesto de 47 millones de euros; la creación de parques experimentales para nuevas tecnologías en aerogeneradores (5,6 millones de euros); y la instalación piloto de un sistema de almacenamiento térmico (20 millones de euros).

Por su parte, Aierdi remarcó que se trata de “una ambiciosa estrategia, llamada a hacer de la sostenibilidad una vía de transformación de nuestro modelo productivo, de nuestra forma de consumir, de edificar o hacer ciudades, de entender la industria, de movernos o de relacionarnos con nuestro entorno natural”. Asimismo, el vicepresidente se refirió a algunas aportaciones que realizó su departamento “en el compromiso de duplicar el parque de vivienda pública en parámetros de edificios de consumo casi nulo (nZEB), las políticas de rehabilitación de edificios y regeneración urbana de la ciudad construida o el proyecto de crear en Navarra un instituto de industrialización de la construcción, que aporte desarrollo tecnológico y formación en la tarea de reconvertir el sector para ofrecer viviendas de más calidad, eficientes y, sobre todo, asequibles”.

José María Aierdi: “Es una estrategia llamada a hacer de la sostenibilidad una vía de transformación de nuestro modelo productivo”.

Gómez defendió “la necesidad de una nueva estrategia que sitúe lo verde en el centro de todas las políticas” y se centró en algunos proyectos tractores relacionados con la economía circular, “que pretende cambiar el modo de producción y consumo lineal por otro más sostenible y responsable”; con el ámbito rural, para una “transición hacia sistemas alimentarios sostenibles como enorme oportunidad”; y con la gestión y conservación de la biodiversidad, que “constituye el mejor medio para combatir los efectos del cambio climático e implica un uso de los recursos muy rentable”. La consejera de Medio Ambiente añadió que “invertir en capital natural, sobre todo a través de la restauración de hábitats ricos en carbono y la práctica de una agricultura respetuosa con el clima, supone también invertir en empleos locales y oportunidades empresariales”.

ENERGÍA Y MOVILIDAD

A su vez, Ayerdi insistió en la “potencia del ecosistema compuesto por tejido empresarial, centros de conocimiento y también de la administración en los ámbitos de las energías renovables y de la movilidad innovadora y sostenible”. De ese modo, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial apuntó que el despliegue de parques generadores de electricidad a partir de renovables es una pieza “muy importante” para la consecución de los objetivos de la Agenda 2030 y del Plan Energético de Navarra Horizonte 2030. Todo ello encaminado a incrementar la cuota de energías renovables desde el 23 % en 2018 al 50 % en 2030. “Los objetivos nos obligan a incrementar de forma muy considerable la instalación de Mw de origen renovable en el territorio”, concretó Ayerdi.

Manu Ayerdi: “Los objetivos nos obligan a incrementar de forma muy considerable la instalación de Mw de origen renovable en el territorio”.

Asimismo, señaló también las tres iniciativas de parques experimentales orientados a que el ecosistema industrial tenga las infraestructuras de testeo y de experimentación para el desarrollo de la I+D+i en el territorio y el papel que el Centro Nacional de Energías Renovables (Cener) tuvo en dichos proyectos.

En cuanto a la movilidad innovadora y sostenible, el objetivo es movilizar proyectos que “se enfoquen tanto en la raíz de la sostenibilidad como en la de la movilidad autónoma y conectada”, dado que el 40 % del consumo de energía se produce en el transporte.

Finalmente, Ollo destacó el compromiso del Gobierno y de la dirección general de Acción Exterior en trabajar para alinear las políticas del ejecutivo con las líneas estratégicas de la UE de cara a incrementar la captación de fondos. Para terminar, se refirió al especial refuerzo de las políticas activas y coordinadas de cooperación interterritorial y transfronteriza como la Eurorregión, la Comunidad de Trabajo de los Pirineos o el convenio específico con Pirineos Atlánticos.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra. 


To Top