lunes, 20 enero 2020

El paraíso de las 7.400 islas

Filipinas se está posicionando como uno de los lugares del mundo en los que disfrutar de las vacaciones. Ofrece casi todo lo que un viajero sueña: relax en islas perdidas, marchas por montaña o el bullicio moderado de ciudades como Manila, su capital. No hace mucho, su archipiélago estaba formado por 7.107 islas, pero se han descubierto nuevas y ya cuenta con más de 7.400 entre las que elegir.

Yosune Villanueva
Pamplona - 7 diciembre, 2019

La arena fina es una de las características de las playas que ofrece Filipinas a sus visitantes. (Fotos: cedidas)

Imagina un paraíso regado de islas, más de 7.400. Grandes, pequeñas, pobladas y desiertas, escondidas o mucho más turísticas; playas inmensas de arena blanca o junglas recónditas en la selva donde perderse. El archipiélago de Filipinas ofrece las vacaciones soñadas, para todos los gustos, e incluso para todos los bolsillos.

España aterrizó en Filipinas en 1519 y convivimos con sus ciudadanos durante tres siglos. Después de aquello, la distancia física se unió a la distancia afectiva y casi hemos olvidado todas las bondades que el país asiático ofrece a quien lo visita. “Pero sobre todo, a los visitantes españoles, porque nos unen muchas cosas: el carácter alegre y la amabilidad. Eso hace que pronto empaticemos y nos sintamos como en casa”, remarcaba hace unas semanas el embajador de Filipinas en España, Philippe Jones Lhuillier, cuando fue entrevistado por NavarraCapital.es para hablar de las bondades económicas de Filipinas.

Pero, sobre todo, el embajador destacó especialmente la capacidad de este país asiático para recibir y acoger al visitante: “Quien viene a Filipinas se enamora de nuestro país y ya no se quiere ir”.

Hay islas en las que llueve mucho y regalan montañas verdes al visitante.

AGUA Y MONTAÑA

Si te gusta el surf o bucear en cristalinas aguas para descubrir paraísos debajo del mar, Filipinas es tu lugar. Pero hay mucho más que hacer entre las miles de islas que pueblan aquella lejana tierra: senderismo; esnórquel; barranquismo; kayak; visitar lagunas, lagos, cascadas, e islas paradisíacas; embeberte de su capital, Manila

Otro motivo que te puede ayudar a decidirte por este rincón del mundo, alejado de la masificación de otros países asiáticos, es la comida que ofrece, única en el mundo. Salpicada de un toque asiático y sabores hispanos, resultado de nuestros 300 años de convivencia. Además, Filipinas posee “el mejor mango del mundo”, presumía su embajador. Un mango con un sabor “muy dulce y especial” y que solo se puede degustar bien allí. De hecho, en 1995, el mango filipino entró a formar parte del récord Guiness como la fruta más dulce y jugosa del mundo.

Una de las lagunas naturales que ofrecen las islas de Filipinas, en las que se puede practicar ‘snorkel’.

Para los españoles, es fácil sentirse cómodo en aquel país por el carácter afable de los filipinos, que son “extremadamente simpáticos y atentos”. Además, cuando visitas el país “no te quieres ir, algo te engancha como le ocurrió a mi padre, que era francés, y a tantas personas que conozco”, explica el embajador.

La lengua oficial es el tagalo y dicen que es fácil de aprender. Pero es que está regado de vocablos castellanos, porque cuando los españoles llegaron allí, los indígenas no tenían nombre para muchas cosas y las cogieron del español. Así, se escuchan entre sus conversaciones palabras como “cuchara, tenedor, enero o coche, entre otras muchas”.

Con respecto a qué islas visitar, ya está dicho, hay para todos los gustos y se recomienda visitar varias una vez que uno se ha trasladado hasta allí. Por ejemplo, quien busca un lugar tranquilo, sin demasiadas cosas que hacer y descansar entre playas de arena fina, Bantayan es una gran opción. Para los surferos está Siargao, que incluye piscinas y lagunas naturales. No lejos de allí, Camiguín es una de las islas menos turísticas, pequeña, que posee varios volcanes que consiguen que muchas de las nubes se queden estancadas en la montaña, con la consecuente lluvia que hace de esta una isla un lugar muy verde, lleno de cascadas y piscinas naturales. Por contra, Bohol ofrece muchas más oportunidades turísticas e incluso más variedad gastronómica que en otros lugares… Y así, hasta más de 7.400 islas donde elegir.

Skyline de Manila, la capital de Filipinas.

Pero, ¿por qué este paraíso turístico no ha estado incluido entre los destinos favoritos de los españoles, cuando además nos une una historia común? Quizás sea la distancia física, pues se encuentra exactamente al otro lado del globo terráqueo, la que nos ha hecho descartarlo para nuestras vacaciones por la cantidad de transbordos que se debían hacer.

Sin embargo, eso ha cambiado ya, como recuerda la cónsul de Filipinas en el Norte de España, Susana Palomino. “En la actualidad, hemos conseguido que se ofrezcan vuelos con una sola escala desde España, así que Filipinas ya está mucho más cerca y no hay excusa para no visitar aquel paraíso”. ¿Alguien da más?

Filipinas guarda tesoros marinos para quienes desean disfrutar del submarinismo.


To Top