jueves, 18 abril 2019

El consumo de los hogares ha reducido su crecimiento, en parte por el menor gasto en hostelería.

El consumo de los hogares ha reducido su crecimiento, en parte por el menor gasto en hostelería.

Los datos de la Contabilidad Trimestral de Navarra, elaborada por el Instituto de Estadística de Navarra (Nastat) reflejan, para el segundo trimestre de 2018, un crecimiento tendencial interanual del Producto Interior Bruto (PIB) generado por la economía navarra del 3,4%, una décima más que la tasa registrada en el periodo anterior. España ha registrado una tasa interanual del 2,5%, tres décimas menos que el periodo anterior.

En términos intertrimestrales, la tasa de variación del PIB de Navarra se sitúa en un 1,0%, la misma tasa que en el trimestre precedente. La variación intertrimestral en España se cifra en 0,6%, una décima menos que en el periodo anterior.

Durante el segundo trimestre de 2018, pese a la evolución positiva del mercado laboral se modera ligeramente el gasto en consumo de los hogares y junto a la aceleración estimada en el gasto en consumo de las Administraciones Públicas y en la formación bruta de capital fijo, mantienen la contribución de la demanda interna. Las exportaciones superan, por segundo trimestre consecutivo, el perfil contractivo e inciden en una ligera recuperación de la actividad industrial.operario-fabrica-industria-9

El avance en el ritmo de crecimiento de la economía navarra deriva del dinamismo en las ramas industriales y constructoras. Las ramas industriales muestran, por tercer trimestre consecutivo, señales de ligera recuperación y cifran el crecimiento en 2,0%, dos décimas más que la tasa estimada en el periodo precedente. Este dinamismo proviene, fundamentalmente, según se desprende del  Índice de Producción Industrial, del menor descenso reflejado en la rama material de transporte, influenciado por el cambio de modelo en la planta de producción de automóviles.

La evolución más favorable observada en la actividad industrial, motivada por las señales de recuperación del mercado exterior, se refleja en las cifras de empleo que mantienen elevadas tasas de variación, como señala la evolución de los afiliados a la Seguridad Social.

Las ramas primarias incrementan el 1,9%, una décima más que el trimestre precedente. Se observan, por tanto, señales de ligera recuperación, acorde con el dinamismo estimado en la evolución del empleo, como señala la evolución de los afiliados a la Seguridad Social, si bien desciende el ritmo de crecimiento de las exportaciones de dichos productos.

La construcción avanza gracias a la edificación de viviendas, porque se mantiene la atonía en la obra civil y la edificación no residencial

Las ramas constructoras aceleran la tasa de variación del 2,2% al 2,4%. Se acentúa, por tanto, el ritmo de avance, debido al dinamismo observado en el número de viviendas iniciadas que aportan valor añadido tanto actual, como, fundamentalmente, en los próximos meses y que compensan la atonía estimada en la obra civil y en la edificación no residencial.

Al mismo tiempo, las cifras de empleo mantienen elevadas tasas de crecimiento, si bien, modelan ligeramente el ritmo de avance, como señala la evolución de los afiliados a la Seguridad Social y la Encuesta de Población Activa.

Finalmente, las ramas de los servicios registran el crecimiento más destacado del periodo con un 4,2%, la misma tasa que el trimestre precedente, evolución que incide en una repercusión al agregado que se mantiene en 2,3 puntos porcentuales. Este perfil de estabilidad en el ritmo de avance, deriva de la evolución de los servicios de mercado que mantienen un crecimiento del 4,4%.

Este perfil de estabilidad proviene, fundamentalmente, de los Índices de Actividad del Sector Servicios, de la desaceleración estimada en la hostelería, acorde con la moderación del gasto en consumo final de los hogares y de las actividades profesionales, que pese a su volatilidad, decrecen el ritmo de avance. Esta evolución es compensada por el dinamismo observado en las ramas comerciales, en los servicios relacionados con el transporte y en las actividades administrativas y servicios auxiliares. Respecto a los servicios ligados a la población y no incluidos en el Índice de Actividad del Sector Servicios, reflejan mayor dinamismo, tal y como refleja la evolución del empleo estimado en la Seguridad Social.

Por su parte, las actividades no orientadas al mercado aceleran el ritmo de crecimiento al 3,6%, cuatro décimas más que la tasa estimada el trimestre anterior.

El gasto en consumo final de los hogares atenúa el ritmo de avance al 3,0%, tras el 3,3% alcanzado en el periodo anterior. Esta moderación proviene de la ralentización reflejada en el gasto observado en la hostelería y en los bienes duraderos y no duraderos, compensado en parte por el dinamismo estimado en los servicios de transporte. Esta ligera desaceleración se ha reflejado tanto en la Encuesta de Gasto en los Hogares, como en el Índice de Confianza del Consumidor.

Se modera el consumo de los hogares, sobre todo en el gasto en hostelería y bienes duraderos y no duraderos

Por su parte, el gasto en consumo final de las Administraciones Públicas registra una tasa de crecimiento del 3,1%, mostrando la misma tendencia que el valor añadido bruto de los servicios de no mercado.

La formación bruta de capital fijo acentúa el ritmo de avance y cifra el crecimiento en 1,9%. Así, la inversión en bienes de equipo supera, por tercer trimestre consecutivo, el perfil contractivo iniciado el cuarto trimestre de 2016 y cifra la tasa de crecimiento en 1,9%, seis décimas más que la registrada el trimestre anterior. Este mayor dinamismo se refleja en los índices de disponibilidad tanto en los bienes importados como en la producción interior y en las elevadas tasas de crecimiento tendencial estimado en la Encuesta de Demanda de Inversión.

Por su parte, la inversión en bienes de construcción registra una tasa de variación del 1,9%, mostrando la misma tendencia que la estimada “vía oferta” de estos productos.

Finalmente, las exportaciones acentúan las señales de recuperación y cifra el crecimiento en el 1,4%, tras el 0,5% alcanzado el periodo anterior. Al mismo tiempo, las importaciones crecen el 0,5%, superando el -0,3% del trimestre anterior, generando como resultado agregado una aportación positiva al conjunto de la economía de 0,8 puntos porcentuales.

El empleo total de la Comunidad Foral, medido como puestos de trabajo, registra un crecimiento del 3,0%, una décima más que la tasa alcanzada el trimestre anterior, debido, fundamentalmente, al mayor dinamismo estimado en la construcción y la industria, según se desprende de los resultados obtenidos de los indicadores de empleo, fundamentalmente de los Afiliados a la Seguridad Social.

Para saber más sobre la macroeconomía de Navarra… LEER AQUÍ


To Top