sábado, 4 diciembre 2021

El programa Giltza activa a 84 jóvenes para el empleo

Esta iniciativa, impulsada por el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL) en colaboración con el Departamento de Educación, busca dotar a los estudiantes de recursos y herramientas "para afrontar el mercado laboral, generando propuestas de empleo o innovación social en el entorno en el que viven".

Redacción
Pamplona - 23 noviembre, 2021

Varias de las personas participantes en el programa de activación, en su sesión de este martes. (Foto: cedida)

El programa Giltza ha activado para el empleo a 84 jóvenes de distintas localidades, a través de retos dirigidos a “reavivar las distintas comarcas de Navarra”. Según informó el Gobierno foral, los participantes protagonizaron este martes una jornada sobre este “innovador proyecto” de orientación, impulsado desde Empleo y Educación.

Esta iniciativa, impulsada por el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL) en colaboración con el Departamento de Educación, busca dotar a los estudiantes de recursos y herramientas “para afrontar el mercado laboral, generando propuestas de empleo o innovación social en el entorno en el que viven”.

El programa, dinamizado por la Fundación Emplea, fue testado inicialmente en la agencia de Doneztebe / Santesteban. Y, desde entonces, se ha extendido por las agencias de Pamplona, Alsasua / Altsasu, Tudela, Aoiz, Tafalla y Lodosa-San Adrián, donde se han llevado a cabo de momento ocho programas de atención y orientación laboral de jóvenes a punto de terminar estudios de Formación Profesional.

Los alumnos participantes compartieron su experiencia en el transcurso de una jornada celebrada en el edificio del INAP de Pamplona, donde se puso en valor esta metodología de aprendizaje colaborativo basada en proyectos, “que les ha permitido además trabajar retos relacionados con las distintas comarcas navarras en las que se ha llevado a cabo”.

La directora gerente del SNE-NL, Miriam Martón, destacó en la inauguración de la jornada “el éxito y la consolidación” de esta novedosa propuesta. “Además de fortalecer habilidades y definir vuestro perfil profesional, habéis conocido y compartido la problemática de los pueblos y zonas en las que vivís, explorando opciones de empleabilidad. Estáis, sin duda, más preparados para afrontar el acceso al mercado laboral”, subrayó.

Por parte de Educación, el director del Servicio de Cualificaciones y Proyectos de Formación Profesional, Patxi Martínez, remarcó “el trabajo conjunto entre profesionales del SNE-NL y de Educación, que ha favorecido el conocimiento mutuo, especialmente entre el personal de orientación de ambos ámbitos”. También el refuerzo que Giltza “ha supuesto para el contacto y la colaboración entre los centros de formación profesional y el entorno empresarial y social de su área de influencia”.

COMERCIO, TRANSPORTE Y ROPA DE SEGUNDA MANO

En el transcurso del evento, el alumnado presentó los proyectos trabajados en cada acción Giltza, que se centran en temáticas tan diversas como la reactivación del comercio local, la creación de un centro para jóvenes, la generación de nuevos sistemas de transporte, la dinamización de las orillas del Ebro o el fomento del consumo de ropa de segunda mano, entre otras.

A través de los retos planteados, y por medio de una metodología de carácter ágil y grupal, los estudiantes “fueron capaces de buscar soluciones directamente aplicables a problemas concretos de cada zona”. Los participantes contaron “cómo se involucraron en los proyectos y cómo esta formación, corta pero intensa, ha influido en la mejora de sus habilidades y capacidades para acercarse al mercado laboral”.

La jornada incluyó también diversas mesas redondas y dinámicas con el fin de explicar a fondo el programa y su impacto en los estudiantes, orientadores y profesores, así como “mostrar el potencial de algunas de las propuestas trabajadas”. Finalmente, se presentó un vídeo oficial sobre Giltza, que se podrá ver en el canal de YouTube de Empleo.

FORMACIÓN INTENSIVA Y VISITAS EN EL ENTORNO

El sistema Giltza (‘llave’ en euskera), adopta un enfoque preventivo, dirigiéndose a jóvenes que van a finalizar o han finalizado estudios. Frente a la orientación cara a cara con un profesional, este modelo incluye la realización de un taller intensivo de veinte horas en los propios centros escolares durante una semana.

Además del trabajo en grupos, los alumnos están en contacto con el entorno de la zona y, en esta línea, realizan salidas por las respectivas localidades, visitando el comercio local, además de trabajar retos relacionados con agentes referentes en la comarca (empresas, ayuntamientos, entidades locales…).

Entra aquí para leer más sobre economía.


To Top