domingo, 18 agosto 2019

El ‘Teaming’ de CINFA apoya cuatro nuevos proyectos sociales

Finaliza la quinta edición de la iniciativa solidaria de los trabajadores del laboratorio CINFA apoyando a un niño enfermo, a la Fundación Juan Bonal, al DCA infantil y a una ONG que actúa en Etiopía.

Redacción
Huarte - 11 mayo, 2017

Los trabajadores del laboratorio CINFA agrupan microdonaciones que realizan, siempre de forma voluntaria, como por ejemplo, dando un euro de su sueldo.

Después, la empresa se compromete a doblar la cantidad conseguida y el ‘Teaming’ (los trabajadores) decide a dónde destinar esa ayuda. En estos meses, han entregado 3.500 euros a Xabier, un niño navarro aquejado de una lesión cerebral; a la Fundación Juan Bonal; a una clínica de rehabilitación para niños con DCA y también a la ONG Ambessa, que actúa en Etiopía.

‘UNAS ALAS PARA XABIER’

Xabier es un niño de 4 años que sufre una lesión cerebral desde su nacimiento que le afecta a nivel motor, por lo que no puede andar ni comer solo, tampoco puede mantenerse sentado. A lo largo de su corta vida se ha sometido a diferentes terapias y operaciones para mejorar su situación y, tras viajar a Barcelona, Dinamarca, Estados Unidos o Ucrania, es en Madrid donde han encontrado un método diferente que le está ayudando a mejorar su calidad de vida.

En concreto, la llamada Terapia Neurólogica ABR (Rehabilitación Biomecánica Avanzada) es un método danés que trabaja el cuerpo a nivel interno y con varios materiales, buscando la reconstrucción de la estructura músculo esquelética, lo que permite restablecer las funciones motoras del paciente de forma espontánea.

Para que sea efectiva, la ABR requiere de tres costosas sesiones de entrenamiento al año, en las que se valora a Xabier y se capacita a sus padres para que ellos mismos puedan realizarle el tratamiento diario, basado en ejercicios.

La ayuda de los ‘teamers’ a este proyecto, llamado ‘Unas alas para Xabier’, se ha destinado a financiar una de las sesiones de ABR en Madrid, de forma que el laboratorio ha contribuido a que este niño esté más cerca de esas “alas” que tanto necesita, ayudando a que su espalda pueda sostenerle y sus extremidades no se queden rígidas

UN FUTURO DIGNO PARA LOS NIÑOS DE NICARAGUA

Por otro lado, Miren Osés, del Departamento Médico, fue la impulsora del proyecto ‘Creación de oportunidades para jóvenes con capacidades especiales a través de cursos profesionales en Nicaragua’, de la Fundación Juan Bonal y se muestra agradecida a todos sus compañeros que lo han hecho posible. “Aportar nuestro grano de arena es lo mínimo que podemos hacer”, añade.

Este centro, situado en Ciudad Darío, lleva funcionando desde 1977 y poco a poco ha ido evolucionando hasta convertirse en un hogar escuela único en el país, ya que viven internos 43 niños que padecen problemas de sordera e hipoacusia procedentes de todo el país. Junto al centro, hay una escuela de educación especial, que alberga a unos 180 niños con problemas de aprendizaje y a 25 niños que reciben educación no formal.

El tercer proyecto tiene que ver con el ictus infantil y se ha llevado a cabo a través de Cáritas, junto al Instituto Chárbel Neurorrehabilitación y la UCI Pediátrica del Hospital Puerta del Mar, en Cádiz. Concretamente, la solidaridad de los trabajadores de Cinfa se ha traducido en tratamientos de neurorehabilitación para dos niños afectados por una lesión neurológica.ENFERMOS RECUPERABLES

Este tratamiento lo reciben en el Instituto Charbel, una clínica especializada en tratar el daño cerebral adquirido que nació en 2008 gracias al empeño de Joaquín Gómez Cangas-Argüelles.

El dinero de CINFA ha servido para reforzar la sostenibilidad del Hogar Escuela en general. “En concreto, el dinero reunido equivale a la atención nutricional de unos 40 niños del centro durante un año”, explica José Carlos Navarro, responsable de proyectos de la Fundación

Este farmacéutico sufrió un ictus hace 10 años y a día de hoy es capaz de explicar de viva voz su caso. Cuando me convertí en enfermo cerebral padecí en primera persona el desamparo de una rehabilitación insuficiente. La Seguridad Social te deja vivo, pero nada más; no se dan cuenta que somos enfermos recuperables”. Por eso, Joaquín decidió poner en marcha en Jerez esta clínica especializada, donde atienden a niños y a adultos de toda la comunidad andaluza. Allí aplican un tratamiento intensivo e interdisciplinar con neuropsicólogos, fisioterapeutas, logopedas, rehabilitadores, terapeutas ocupacionales…

AYUDA DIRECTA A LAS VIUDAS ETÍOPES

El último proyecto del ‘Teaming’ une Pamplona con Holetta, un pueblo de Etiopía, a través de la ONG Ambessa. Esta organización, como relata David Solana, uno de sus delegados, “lleva a cabo un proyecto de amparo, educación, alimentación, techo y ayuda sanitaria para las mujeres etíopes viudas y sus hijos, quienes, al fallecer el marido y padre, se ven condenados a la pobreza y la miseria”.

La asociación la forman varios matrimonios de diversas provincias españolas, todos ellos padres adoptivos de niños etíopes que, al viajar al país y ver las mejorables condiciones en que se encontraban estos pequeños en las casas cuna, decidieron crear la ONG con el propósito de ayudarles de una manera más eficiente y humana.

Entre otras acciones, pusieron en marcha una casa de acogida que alberga a unos 12 niños de entre 3 y 10 años y da de comer a otros 80. Su objetivo ahora, tras adecuarla recientemente, es dotarla de una granja con gallinas y vacas, una zona de cultivo y, sobre todo, con casas seguras para que vivan las viudas y sus familias. “Nuestros esfuerzos están encaminados a atender a este colectivo tan desfavorecido, no solo cubriendo sus necesidades básicas, sino también ocupando a las mujeres en las tareas propias del comedor, la compra o la huerta, para que puedan ganar un salario y salir adelante”, indica el delegado


To Top