El vino navarro reclama su propia Mesa

martes, 26 mayo 2020

El vino navarro reclama su propia Mesa

Los principales agentes del sector vitivinícola foral mantuvieron este viernes una reunión con representantes del Gobierno de Navarra, en la que demandaron la creación de una Mesa Sectorial con un objetivo muy concreto: trabajar conjuntamente para buscar soluciones a la crisis actual, ante las escasas ayudas que llegarán de Europa y Madrid. El vino navarro corre el riesgo de perder un 30 % de su mercado.

Yosune Villanueva
Pamplona - 22 mayo, 2020

El vino navarro corre el riesgo de perder una importante cuota de mercado. (Foto: cedida)

Corren malos tiempos para el sector del vino. Como ya adelantó NavarraCapital.es, el parón provocado por la pandemia del coronavirus ha hecho mucha mella en las ventas, salvo en aquellos vinos cuyo mercado es la distribución en supermercados.

Pero el mayor problema se presenta para la próxima vendimia, cuando la mayoría de las bodegas se enfrenten a una acumulación de stock debido a la suma del producto no vendido y el que llegue con la nueva añada. Una cosecha que, de momento y a expensas de incidencias climatológicas, se prevé “muy buena” y abundante.

Ante la complicada situación que se avecina, los principales agentes del sector llevan semanas de reuniones a nivel regional, nacional y europeo, tratando de encontrar soluciones para sus caldos y sus mermadas economías, medidas para reducir sus stocks o darles salida. El último encuentro tuvo lugar este viernes entre representantes del Gobierno de Navarra, la DO Navarra, la DO Rioja en Navarra, UCAN y la Asociación Bodegas de Navarra (ABN).

EUROPA Y ESPAÑA, INSUFICIENTES

En el sector consideran que las partidas habilitadas tanto por Europa como por España son insuficientes. Y enfatizan que, además, se trata de presupuestos que ya le correspondían previamente. La diferencia, según los representantes consultados, es que simplemente se han renombrado: “Toman medidas extraordinarias con presupuesto ordinario”, lamenta Miguel Bujanda, vocal de UCAN para el sector y representante del colectivo en el Consejo Regulador. En la misma línea, Sonia Benito, gerente de la Asociación de Bodegas de Navarra, pide “más financiación, porque son medidas extraordinarias que no están dotadas de fondos extraordinarios”.

Según Miguel Bujanda, las partidas habilitadas por Europa y España ya estaban asignadas. Solo se han renombrado: “Toman medidas extraordinarias con presupuesto ordinario”.

Como recuerda el director gerente de la DO Navarra, Javier Santafé, a mediados de junio se publicará el Real Decreto nacional, con las tres iniciativas adoptadas para el sector: vendimia en verde, destilación en crisis y almacenamiento. Pero Santafé insiste en que hay que ponerse manos a la obra desde Navarra. Y precisamente, el encuentro con el Gobierno foral de este viernes tenía la finalidad de abordar la problemática y darle solución desde aquí.

Porque si las ayudas europeas no llegan a la viticultura navarra, al mirar al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación español, que anunció una suma total de 74 millones de euros, la situación es similar e insatisfactoria, subrayan desde UCAN: “Solo para una destilación en crisis, serían necesarios casi 500 millones”. Benito precisa que este es el momento de las alegaciones del Decreto Ley español que saldrá publicado en junio. Por eso, desde su asociación han trasladado varias solicitudes al Ministerio y a la Comisión Europea: “Presupuesto extraordinario y priorización de medidas: almacenamiento privado en primer lugar; cosecha en verde en segundo, siempre y cuando fuera parcial; y, por último, destilación en crisis”.

Sonia Benito subraya que “es tiempo de alegaciones” al Ministerio de Agricultura. Además, recuerda que no hay que perder el tren del enoturismo.

Según las conversaciones mantenidas este viernes, todo apunta a que ningún bodeguero navarro pedirá la vendimia en verde. Las condiciones no parecen las más acertadas y “están pensadas para grandes operadores, que están principalmente en el sur de España: La Mancha, Extremadura, Valencia… Mucho vino de mesa y de DO barato, no para nuestros vinos”, detalla Santafé a este medio. Y aquí es donde la Asociación de Bodegas de Navarra ha exigido una modificación: “Que no se tengan que eliminar parcelas enteras, sino que admita el clareo de viñas”. Porque para Benito, “esta medida solo podría ser útil siempre y cuando fuera una destrucción parcial de los racimos de uva”.

Bujanda sí puntualiza que hay espacio en las bodegas para el almacenamiento privado. Y respecto a la destilación de crisis, no existen datos de todo el sector, pero de acuerdo al tanteo de UCAN, entre las cooperativas podrían solicitarse en torno a unos 700.000 litros.

No serían muchos, aunque de nuevo Benito ha reclamado que se modifiquen las cuantías para “priorizar en la destilación a los vinos con DO”. Es decir, que se paguen 45 céntimos a estos y 25 a los de mesa, en lugar de 40 y 30 como se ha establecido: “Los vinos que se están viendo más afectados por la situación son los vinos de calidad y no el resto, de modo que las medidas deberían ir encaminadas a priorizar la salida de estos vinos”, concluye.

MESA DEL VINO DE NAVARRA

Por todo ello, los agentes implicados, encabezados por Javier Santafé, demandaron en la reunión la creación de una Mesa del Vino en Navarra, en la que el Gobierno foral se comprometa a estar y a aportar soluciones ante la situación a la que se enfrentan. “Es una cuestión de dinero para ayudar a las bodegas, dentro de la legalidad que exige Europa”, defiende el representante de la DO.

Javier Santafé: “Hay que tomar medidas propias de ayudas y de comercialización con presupuesto exclusivo de Navarra, suficiente y adecuado”.

A la espera de una respuesta por parte del Ejecutivo ante esta petición, Santafé hace hincapié en dos aspectos: “Hay que ayudar al sector, tomar medidas propias de ayudas y de comercialización con presupuesto exclusivo de Navarra, suficiente y adecuado”. Un mensaje que se suma al que lanzan desde las cooperativas: “Hay que pelear en España y en Europa. Pero, sobre todo, en Navarra”. Y desde la Asociación de Bodegas, además, ensalzan la importancia del enoturismo”, que atrae a un turismo rural que, en este momento de incertidumbre en las zonas costeras, está en alza. Por eso, insiste Sonia Benito, “es muy importante que en estos momentos el Gobierno foral apoye en la promoción de los vinos de Navarra para recuperar la cuota de mercado perdida principalmente por el cierre del Canal Horeca“.

Todos ellos finalizan su balance poniendo el foco en el progreso y la riqueza que el sector del vino genera en las zonas donde se ubican las bodegas y en la necesidad de potenciar el consumo de producto local: “El problema del ‘stock’ se habrá pasado en uno o dos años y los agricultores, aunque se tengan que ajustar el cinturón, sobrevivirán. Pero si perdemos la cuota de mercado, que podría ser de un 30 %, el daño durará mucho más tiempo. Ahí es donde el Gobierno de Navarra puede ayudar con acciones de promoción y comunicación”.

Entra aquí para leer más sobre el coronavirus en Navarra.


To Top