Empleo destinará casi 3,4 millones a combatir los efectos del Covid-19

martes, 22 septiembre 2020

Empleo destinará casi 3,4 millones a combatir los efectos del Covid-19

Además, está "adoptando medidas para favorecer el trasvase de población trabajadora a sectores con demanda de empleo", como los cuidados o el agroalimentario, y para "preparar a la población activa al nuevo mercado de trabajo" en materia de competencias digitales y especialización.

Redacción
Pamplona - 14 agosto, 2020

Carmen Maeztu compareció este martes en el Parlamento para hablar de la plantilla de Siemens Gamesa. (Foto: cedida)

La consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, y el director del Observatorio de la Realidad Social, Luis Campos, presentaron este viernes un análisis trimestral sobre las transformaciones producidas en el empleo como consecuencia de la crisis del Covid-19, correspondiente a los meses de abril, mayo y junio, en los que la intensidad de esta “ha sido mayor”.

El informe reitera que se trata de una “crisis sin precedentes”, con “leves” signos de recuperación en junio y julio, que, aunque positivos, “se deben tomar con cautela ante la incierta evolución de la pandemia”. La consejera destacó la “buena posición” de la que parte Navarra, que fue la comunidad autónoma “con mayor crecimiento económico, menor tasa de paro y de pobreza en 2019” y que tuvo “una menor caída del PIB” en comparación con la media nacional (-18,8 % vs 22,1 %).

La destrucción de empleo “se está cebando” con sectores ya afectados por la precarización como jóvenes, extracomunitarios, mujeres y trabajadores eventuales.

Según dicho informe, la destrucción de empleo “se está cebando” con sectores ya afectados por la precarización. Concretamente, los más perjudicados están siendo los jóvenes menores de 25 años (+50,8 % interanual en paro registrado), la población extracomunitaria (+41,5 %), las mujeres (6.100 inactivas más según la EPA), así como los trabajadores con contrato temporal (8 % menos de afiliados) y con jornadas de trabajo a tiempo parcial (13,6 % menos de afiliados). Por el contrario, se mantiene “sin variaciones significativas” la afiliación de personas con contratos indefinidos y el empleo autónomo. Estos últimos son unos datos que Maeztu y Campos atribuyeron a las medidas excepcionales implementadas, como los ERTE y las ayudas específicas para paliar los efectos de la crisis.

Ante esta situación, el Servicio Navarro de Empleo (SNE-NL) destinará cerca de 3,4 millones de euros a mitigar la crisis sanitaria y está “adoptando medidas para favorecer el trasvase de población trabajadora a sectores con demanda de empleo”, como los cuidados o el sector agroalimentario, y para “preparar a la población activa al nuevo mercado de trabajo” en materia de competencias digitales y especialización.

El SNE está adoptando medidas para “el trasvase de población trabajadora a sectores con demanda de empleo”.

En concreto, 1,3 millones se destinarán a cambios en el modelo de atención a la ciudadanía, al fomento de la formación online, a la adaptación de profesores y alumnado, a la formación en competencias digitales, a la formación para personas cuidadoras y mano de obra para el sector agrario y a la finalización de cursos PIFE.

Otros 2,1 millones serán para medidas extraordinarias de reactivación, comprendidas dentro del ‘Plan Reactivar Navarra 2020-2023’, así como encaminadas a la formación de personas ocupadas, a ayudas a la contratación de personas despedidas por la crisis, a desempleados de larga duración y al refuerzo de la contratación en entidades locales.

APOYO PARA CONTRATACIONES DE ENERGÍA

En los próximos días, el SNE-NL abrirá el plazo de solicitud de una convocatoria extraordinaria por valor de 100.000 euros para reforzar las acciones de información, orientación profesional y prospección empresarial desarrollada por organizaciones profesionales agrarias. Las subvenciones están dirigidas a financiar la contratación de las personas encargadas de la dirección del proyecto y del personal de orientación profesional o de apoyo administrativo, con un máximo de 39.000, 33.250 y 26.600 euros anuales, respectivamente.

ACCESO A INTERNET

Por otro lado, el SNE-NL ha reservado 50.000 euros para “garantizar la continuidad de la formación” de 250 personas pertenecientes a los colectivos “más vulnerables”, perceptoras de la Renta Garantizada o del Ingreso Mínimo Vital. Se destinarán hasta 200 euros por participante a las entidades formativas que consideren necesario dotarles de material informático y acceso a internet cuando los cursos pasen a ser impartidos a través de aulas virtuales o  por teleformación. En este sentido, Miriam Martón, directora gerente del Servicio Navarro de Empleo, manifestó que su entidad “dispone de fondos para canalizar de la forma más productiva la incertidumbre actual” y , por lo tanto, animó a que tanto los trabajadores como las empresas recurran a los servicios de empleo en lo que queda del 2020.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top