jueves, 28 enero 2021

Frigoríficos que se controlan desde el móvil

El Internet de las Cosas ya permite interconectar dispositivos y equipos cotidianos con la red. Ahora, esta tecnología también se está introduciendo en los hogares para hacer más fácil el día a día de las personas. Así sucede, por ejemplo, con los frigoríficos Home Connect de Bosch, que gracias a sus cámaras interiores envían notificaciones al móvil para que el usuario pueda supervisar cómo se encuentran en cada momento. En este aspecto, BSH quiere evolucionar de ser un fabricante a una empresa que ofrezca servicios digitales, además de sus electrodomésticos.

Cristina Catalán
Pamplona - 4 diciembre, 2020

Las cámaras instaladas en el interior permiten un control total del frigorífico desde el móvil. (Fotos: cedidas)

Controlar la temperatura del frigorífico, comprobar que no se ha ido la corriente eléctrica en casa y ha podido afectar al electrodoméstico, echar un vistazo a los alimentos que hay en la nevera para saber qué comprar en el supermercado… El Internet de las Cosas (IoT) ha modificado y mejorado sustancialmente la vida cotidiana de los consumidores. La interconexión digital de dispositivos tradicionales con la red ofrece múltiples posibilidades al recopilar información en muy diversos entornos. 

Tal y como explican desde BSH, Home Connect es la primera solución que permite controlar electrodomésticos de distintas marcas desde una única app y en cualquier lugar del mundo. Lo hace a través de Internet: “La conectividad es un hecho totalmente integrado en nuestras vidas. Y acciones impensables hace unos pocos años son normales para nosotros ahora”, señalan desde la compañía. De cara a la nueva década, la meta de BSH es convertirse en una industria líder en servicios digitales para el hogar conectado. “BSH quiere evolucionar de ser un fabricante de electrodomésticos a ser una empresa que ofrezca servicios digitales, además de sus electrodomésticos”, especifican.

En la zona VitaFresh Pro o VitaFresh Plus los alimentos frescos se conservan hasta el triple o doble de tiempo.

En la zona VitaFresh Pro o VitaFresh Plus, los alimentos se conservan el doble o el triple de tiempo.

Ese es el caso de los frigoríficos de ancho especial con Home Connect de Bosch. Las cámaras instaladas en el interior de estos electrodomésticos y su conexión con el teléfono móvil permiten recibir notificaciones, de forma que el usuario puede supervisar cómo se encuentran en cada momento. Por ejemplo, puede conocer, esté donde esté, si sube la temperatura del interior, si se ha quedado la puerta abierta o si se ha ido la luz en casa. Igualmente, las cámaras sirven para saber en todo momento qué alimentos hay en su interior, pudiendo disfrutar más tiempo de aquellos que están frescos o conocer cuáles toca reponer. Gracias a estas funciones, es posible consumir exactamente lo que el usuario necesita. 

Controlar los electrodomésticos desde el móvil o la tablet es posible desde 2016 con dicha aplicación. “Por ejemplo, podemos precalentar el horno mientras vamos de camino a casa, ver lo que tenemos en el frigorífico mientras estamos haciendo la compra o encender la lavadora desde el sofá”, explican desde BSH.

La aplicación Home Connect es muy sencilla de utilizar y está disponible tanto para iOS como para Android. Da la posibilidad de tener un manejo total de todas las opciones de los electrodomésticos y ofrece multitud de trucos y recetas exclusivas de cocina, cuyos ajustes pueden enviarse directamente al horno. Incluso sirve para realizar el diagnóstico remoto en caso de un problema técnico. Pero Home Connect no es un elemento aislado dentro del mundo del IoT. En España, a través de la aplicación IFTTT (If this then that), se pueden establecer reglas de forma que, por ejemplo, “parpadeen las bombillas de casa cuando acabe la lavadora o se apague el horno cuando alguien se vaya de casa”. 

La aplicación Home Connect permite un manejo total de todas las opciones de los electrodomésticos.

“Su funcionamiento hace que los electrodomésticos se encienden automáticamente cuando hay sol y se produce suficiente energía, independientemente de si estás en casa. El sistema de voz de Amazon Alexa también permite el control de los electrodomésticos Home Connect. Así, se pueden iniciar programas, realizar ajustes o simplemente consultar el estado actual del electrodoméstico con la voz”, añaden.

La experiencia real de un hogar conectado ya existe en el Bosch Smart Home Lab, ubicado en la fábrica de Santander y que abrió sus puertas en febrero de 2019. Allí, los visitantes no solo pueden manejar los electrodomésticos Bosch con Home Connect, sino también el resto de dispositivos conectables de la firma de BSH: cámaras de seguridad, termostatos, etc.

FRIGORÍFICOS EXTRAGRANDES

Estos frigoríficos Home Connect pertenecen a la línea XXL, una gama de 70 y 86 centímetros de ancho que, con tan solo 10 o 26 centímetros más de anchura en comparación con el modelo estándar de 60 centímetros, aportan una gran diferencia en volumen. En este tipo de electrodomésticos, se pueden introducir fácilmente bandejas de horno enteras, sandías grandes y otros alimentos de gran tamaño. Existe una amplia gama de modelos combi, en diferentes volúmenes y tamaños. Por ejemplo, el frigorífico combi de 70 centímetros (Bosch KGN49), que proporciona hasta un 19 % más de volumen; el modelo extra profundo y ancho (Bosch KGN56), que lo incrementa hasta un 40 %; o el KGB86AIFP, con 86 centímetros de ancho, que es la estrella de todos los XXL.

En España se tiende a conservar mucho alimento fresco, que ocupa excesivo espacio.

En los países mediterráneos como Italia, Grecia o España, “se valora mucho la capacidad del frigorífico por un tema cultural. Los hábitos sociales influyen en esa percepción”, inciden desde la firma: “En España se tiende a conservar mucho alimento fresco, que ocupa mucho espacio, como lechugas, acelga, coliflor, melón, sandía, etc. De modo que para ello necesitamos mayor capacidad. También se consume carne fresca, que necesita su espacio en el frigo, y pescado. Y cada vez congelamos más porque cocinamos para varios días”. Además, según indican, en España se beben muchas bebidas frías, sobre todo en verano, ya que es habitual tener varias botellas de agua fresca en el frigorífico, así como refrescos y cervezas.

Además, los frigoríficos VitaFresh de medidas especiales ofrecen “todo lo necesario para llevar una vida sana”. En la zona VitaFresh Pro o VitaFresh Plus, los alimentos frescos se conservan hasta el doble o el triple de tiempo, respectivamente. Gracias a las bandejas de cristal EasyAccess, extensibles y con topes de seguridad antivuelco, es posible visualizar y acceder fácilmente al fondo del frigorífico, para colocar o retirar alimentos de forma segura.

Gracias al sistema Perfect Fit, no es necesario disponer de espacio extra entre la pared y el frigorífico.

Gracias al sistema Perfect Fit, no es necesario disponer de espacio extra entre la pared y el frigorífico.

Las medidas extraordinarias de estos frigoríficos XXL no suponen un problema de espacio a la hora de su instalación. Gracias al sistema Perfect Fit, no es necesario disponer de espacio extra entre la pared y el electrodoméstico. Los frigoríficos estándar del mercado necesitan unos diez centímetros de distancia con las paredes para que las puertas y los cajones puedan extraerse por completo.

En este sentido, Perfect Fit da una gran flexibilidad en su instalación. Los frigoríficos combi Bosch pueden ser instalados directamente junto a la pared, mueble o en un nicho, y con una apertura de 90 grados para abrir, extraer y acceder a los cajones sin ningún problema. La anchura del frigorífico corresponde con las dimensiones del hueco. El resultado es un frigorífico combi de 70 centímetros y libre instalación, que puede ubicarse en un hueco de 70 centímetros sin necesidad de espacio adicional.

BSH EN NAVARRA Y PROYECTO ARIS

Por otra parte, la fábrica de BSH en Esquíroz ha sido reconocida recientemente con el IX Premio Excelencia a BSH, de la Cámara de Comercio Alemana para España, por el desarrollo ARIS. Un proyecto basado en la automatización de los procesos de análisis de fallos en los electrodomésticos, mediante algoritmos de deep learning, cuyo reconocimiento se debe al uso de la Inteligencia Artificial y a la colaboración mostrada por la fábrica de Esquíroz, la central de BSH en Múnich y la startup PredictLand en Aragón.

El proyecto ARIS consiste en la lectura automática de los documentos que rellenan los servicios técnicos de todo el mundo, describiendo en qué están fallando los aparatos cuando realizan reparaciones en casa de los clientes. Y para lograrlo, resulta fundamental el deep learning. De esta manera, se automatiza un proceso que se realizaba en todas las fábricas de BSH: descargar manualmente y leer uno a uno los boletines: “Ahora, al reducir el tiempo de trabajo destinado a esas tareas, pueden tener los análisis de forma inmediata y obtener un ‘feedback’ más rápido y más profundo”.

Entra aquí para leer más sobre innovación en Navarra.


To Top