martes, 20 octubre 2020

Fundas de móvil hechas con plásticos del mar

Dos hermanos de Pamplona han creado la empresa Gravity Wave, cuya misión es recoger plástico del Mediterráneo y convertirlo en accesorios de telefonía y filamentos de impresión 3D. Ahora comienzan una campaña de 'crowdfunding' para llevar a cabo esa ola de reciclaje.

Redacción
Pamplona - 20 enero, 2020

El equipo de Gravity trabaja con plásticos recogidos del mar. (Fotos: cedidas).

The Gravity Wave es una pequeña empresa liderada por los hermanos pamploneses Amaia y Julen Rodríguez, dos emprendedores que han volcado toda su experiencia y sus conocimientos en la puesta en marcha de un pionero y útil proyecto: la producción de fundas para teléfonos móviles y filamentos de impresión 3D a partir de plásticos recogidos en el mar.

Con esta iniciativa, pretenden ayudar a limpiar el Mediterráneo y transformar el plástico en productos de valor. Y para lograrlo, cuentan, además, con dos socios que forman parte del proceso de producción, que comienza en Grecia. Allí, más de 150 barcos y una red de pescadores locales se encargan de retirar los residuos que, después, envían a una planta de fabricación en Alicante, donde se convierten en filamento de plástico. Ya se han recogido más de 8.000 kilos de plástico y esto no ha hecho más que empezar.

LOS COMIENZOS

Todo comenzó casi por casualidad, apuntan a NavarraCapital.es. Julen trabajaba en una empresa de accesorios de móviles fabricados con plásticos nuevos, circunstancia que no le gustaba. Por otro lado, Amaia había trabajado en China, donde se concienció sobre la importancia de la sostenibildad y la lucha contra el uso del plástico, que le llevó a cambiar de hábitos.

Una de sus fundas de móvil.

Una de sus fundas de móvil.

Al mismo tiempo, Julen conoció a la asociación Ashoka, que ayuda a los pescadores a realizar una pesca sostenible y a acceder a los fondos marinos para recoger el plástico. “Pero ese plástico no lo reciclaban. Así que a Julen se le ocurrió fusionar ambas cosas: reciclar ese plástico recogido y unirlo con lo que había sido su trabajo: crear accesorios para móvil, en concreto fundas. Ahí surgió la idea de dar una nueva vida a los plásticos”, explica Amaia.

La empresa inició su actividad el pasado mes de octubre. Ahora, los hermanos han lanzado una campaña de crowdfunding en Kickstarter.com, con el objetivo de conseguir 15.000 euros para convertir esos residuos del mar en filamento de plástico e iniciar así una gran ola de reciclaje.

Con una pequeña aportación individual, entre distintas opciones, la empresa se compromete a recoger tres kilos de plástico y activa la preventa de una funda de móvil de material recuperado, que se entregará más adelante.

Por ahora, existen once modelos diferentes, pero la idea es ir ampliando tanto esta gama como la disponibilidad de nuevos productos, basados en la economía circular. En febrero, sacarán a la venta la primera producción en masa de 4.000 unidades.

Entra aquí para más información sobre innovación.


To Top