viernes, 9 diciembre 2022

Géorge Méliès, el mago que amaba el cine

Hijo de un empresario del calzado, Méliès fue un pionero de la ciencia ficción. Con sus conocimientos de ilusionista, introdujo con éxito pirotecnia, efectos ópticos, desplegables horizontales y verticales, paradas de cámara y otras técnicas ampliamente utilizadas en la actualidad. De ahí que sea considerado por muchos como uno de los creadores más importantes e influyentes de la historia del cine. Por eso, la Fundación la Caixa y el Ayuntamiento de Pamplona han programado la muestra 'Empieza el espectáculo. George Méliès y el cine de 1900', que estará abierta hasta el próximo 4 de octubre en el Paseo de Sarasate de Pamplona.

Irene Guerrero
Pamplona - 10 septiembre, 2022

La exposición hace un repaso de la vida y obra del mago y cinematógrafo Géorge Méliès. (Fotos: cedidas)

La fascinación por la magia de George Méliès vibra en todo lo que hizo en su vida. Por eso, no es de extrañar que este extravagante director de cine fuera un prolífico innovador en el uso de efectos especiales en pleno siglo XIX. Dos de sus películas más famosas, Viaje a la Luna (1902) y El viaje imposible (1904), narran viajes extraños, surreales y fantásticos inspirados por Julio Verne y están consideradas por muchos como las creaciones más importantes e influyentes del cine de ciencia ficción. Al mismo tiempo, fue también un pionero del género de terror con su película Le Manoir du Diable (1896).

Por eso, la Fundación la Caixa y el Ayuntamiento de Pamplona han programado la muestra ‘Empieza el espectáculo. George Méliès y el cine de 1900’. Una exposición con proyecciones audiovisuales de producción propia, aparatos, maquetas y copias fotográficas sobre este polifacético artista francés, uno de los precursores de la cinematografía mundial y padre del género de la ciencia ficción en el celuloide. La muestra pasa revista el inicio de un arte que nació con las ferias, creció con el ferrocarril y las roulottes con grupo electrógeno, y acabo recalando en salas de cine que, por entonces, se consideraban peligrosas.

Así, la exposición estará abierta al público hasta el 4 de octubre en horario de lunes a viernes de 12:30 a 14:00 y de 17:00 a 21:00, y los sábados, domingos y festivos de 12:00 a 19:00. Así mismo, se llevarán a cabo visitas guiadas tanto en español como en euskera de lunes a viernes a las 19:00 y sábados, domingos y festivos a las 12:00 y a las 19:00. La entrada es gratuita, pero es necesario reservar plaza en el teléfono 900 223 040 o en https://fundacionlacaixa.org/es. Para facilitar la gestión, en el espacio hay un tótem digital donde se puede realizar la operación de forma simple.

Autoridades como el alcalde Enrique Maya ya han visitado la exposición, ubicada en Paseo de Sarasate.

Dentro de su programación cultural, la Fundación la Caixa presta una atención preferente a las manifestaciones artísticas fundamentales en la formación de la sensibilidad contemporánea. En esta línea se enmarcan las exposiciones dedicadas al cine, que, junto con la fotografía, es la forma artística más característica del siglo XX. En los últimos años la entidad ha dedicado muestras retrospectivas a grandes nombres del mundo del cine como Charles Chaplin y Federico Fellini.

La exposición también incluye ‘Participa Méliès’, una actividad educativa relacionada con la exposición, abierta a todo el mundo (público general, familiar y escolar) y que ofrece a los visitantes la posibilidad de demostrar su ingenio y su creatividad inspirándose en los trucos del inventor de los efectos especiales. Solo se necesita un dispositivo que pueda grabar (cámara, vídeo, móvil o tableta) y usar alguno de los trucajes característicos del cine de Méliès, como pueden ser la sustitución, la sobreimpresión o los juegos de escala.

PIONERO DE LOS EFECTOS ESPECIALES

Hijo de un empresario del calzado, Méliès (1861-1938) fue dibujante, mago, constructor de artefactos, director de teatro, actor, decorador y técnico, y también productor, realizador y distribuidor de más de 500 películas entre 1896 y 1912. En 1913 rodó su última película. Ya en la ruina, tras perder la distribución de sus filmes en favor de la productora Pathè, acabó quemando gran parte de sus películas y rehaciendo su vida en una tienda de juguetes en la estación de Montparnasse. El esfuerzo de otros cineastas franceses consiguió rehabilitar su nombre, recuperar gran parte de su obra, darle sustento económico en la vejez y obtener para él la máxima condecoración del estado francés, la Legión de Honor.

La exposición está dividida en tres partes, una de ellas dedicada a ‘Le voyage dans la Lune’.

Los fotogramas de ‘Le voyage dans la Lune’ (1902, Francia, 15’) la primera película oficial de Méliès, son ya parte de la educación icónica de muchas generaciones. La exposición está dividida en tres partes, una de ellas dedicada precisamente a esta cinta. Frente al cine documental de los hermanos Lumière, Méliès fue el primero en introducir nuevos contenidos basados en la ficción: incorporó el guion, los actores, la iluminación y los decorados.

Así mismo, su pasión como mago lo llevó a imaginar efectos y trucajes muy del gusto de la época: pirotecnia, efectos ópticos, desplegables horizontales y verticales, paradas de cámara, fundidos encadenados, sobreimpresiones, efectos de montaje y de color, entre otros. Así lo hizo al mismo tiempo que daba vida a los relatos fantásticos y la literatura de viajes, de moda en el siglo XIX. El filme se inspiraba en obras de Julio Verne y H.G. Wells.

Y es que, a finales del XIX, las ferias, con sus barracas, sus roulottes con grupos electrógenos y sus atracciones, entre el ilusionismo, los monstruos y lo sobrenatural, eran lugares muy populares. No así las salas de cine que, por el incendio de mayo de 1897 del Bazar de la Charité (París) en el que murieron 140 personas, eran tratadas por las autoridades como lugares muy peligrosos.

Desde 1897 hasta 1905 hubo muy pocas salas de cine estables y las proyecciones se extendieron con las ferias itinerantes y las revistas a ellas asociadas, educando al público en un nuevo lenguaje visual. Luego llegó el lucrativo negocio de las productoras, la prohibición de exhibición de filmes en las ferias, la Primera Guerra Mundial y la quiebra y ruina de Méliés, tras haber reinado en el mundo del género fantástico casi 20 años.

LA CINÉMATHÈQUE FRANÇAISE

La organización y producción de ‘Empieza el espectáculo. George Méliès y el cine de 1900’ es de Fundación la Caixa, con la participación de La Cinémathèque Française. La exposición cuenta con la curatoría de: Sergi Martín, guionista y escritor. Graduado superior en Cinematografía y Audiovisuales, Martín está especializado en guion por la ESCAC (Universidad de Barcelona). Ha trabajado en el desarrollo de varios documentales, campañas de comunicación y programas de televisión en España y en Estados Unidos. Además de su trayectoria audiovisual, ha publicado ensayos de divulgación social e histórica, y ha sido profesor de literatura y cine en la ESCAC.


To Top