miércoles, 19 enero 2022

‘Guau’ con el sector de las mascotas

En España, uno de cada cuatro hogares ya tiene un perro y uno de cada diez un gato. Así lo recoge un estudio elaborado por la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía (ANFAAC). Además, la pandemia ha acelerado el auge que el sector llevaba experimentando desde 2000. De ahí que Navarra Capital haya conversado sobre este fenómeno con algunos de los agentes más relevantes de la región. Todos ellos coinciden en que todavía hay margen para que las empresas sigan creciendo, aunque la crisis de las materias primas y el transporte internacional, sumada a los retrasos en las entregas de algunos productos, pueden poner algunas trabas a ese 'boom'.

Iranzu Larrasoaña
Pamplona - 30 diciembre, 2021

El sector de las mascotas lleva creciendo más de dos décadas. (Fotos: Iranzu Larrasoaña)

El sector de las mascotas ha visto acelerado el crecimiento que llevaba experimentando desde hace décadas en España. No en vano, ya hay más mascotas que niños en el país. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), España suma 6.265.153 menores de catorce años. Mientras, la Red Española de Identificación de Animales de Compañía (REIAC) cifra el número de mascotas registradas en más de 13 millones. De ellas, más de siete millones son canes.

Además, un informe de la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía (ANFAAC) muestra que, en la actualidad, uno de cada cuatro hogares españoles tienen un perro como mascota y uno de cada diez un gato. En ese contexto, Navarra Capital ha entrevistado a algunos de los principales actores del sector dentro de la Comunidad foral, quienes coinciden en que todavía tiene mucho margen de crecimiento.

En España, uno de cada cuatro hogares ya tiene un perro y uno de cada diez un gato.

Cuando Daniel Lizarraga tomó las riendas de la empresa que su padre fundó hace cuarenta años, Gloria Pets, tenía claro que quería hacerla evolucionar. Era ya consciente de todo el potencial de un sector en auge. “Lleva más de veinticinco años creciendo a pesar de las crisis”, asegura.

Eso sí, coincide con el resto de de agentes consultados en que la pandemia lo ha disparado. A su juicio, se ha producido un doble efecto. Por un lado, muchas personas que no tenían perro se han hecho con uno. Pero también ha conocido casos de personas que ya tenían perro o gato y han empezado a invertir más en ellos. Quizás por eso, negocios como las guarderías de día también hayan visto cómo su actividad se incrementa de forma notable.

Daniel Lizarraga (Gloria Pets): “Las tendencias humanas se replican con los animales. Cada vez se demandan más productos naturales, saludables y locales”. 

Por su parte, José Miguel González, gerente de Tumascota, puntualiza que, a pesar de este ‘boom’, “España está por detrás de otros países europeos”.

Es decir, “todavía hay una evolución por delante y margen para el crecimiento”. Y coincide con Lizarraga en que la pandemia ha despertado en mucha gente el interés por tener una mascota: “Hay personas que llevaban tiempo dando vueltas a la idea de tener un cachorro, pero no habían encontrado el momento hasta ahora”.

Aunque actualmente “la población entiende que un animal tiene unos gastos y cada vez se destina un mayor presupuesto”, se muestra prudente. “En las tiendas tenemos una amplia variedad de clientes”, remarca. De hecho, los hay que miran más el dinero, mientras otros priorizan la calidad.

Desde sus inicios, Dorian Lesaca, fundador de Docan, ha visto cómo su firma, que ofrece servicios de adiestramiento y modificación de la conducta, ha ido evolucionando al tiempo que aumentaba su actividad. “En mi ámbito, el de la educación, antes nos buscaban cuando había problemas y, ahora, muchas veces contactan antes de adquirir el perro”, ejemplifica. En 2020, cuantificó el incremento del trabajo en un 13 % con respecto a 2019.

Como el resto de empresas consultadas, también sitúa el inicio del crecimiento de este sector antes de la pandemia. En concreto, en el año 2000. “Por aquel entonces se produjo un cambio en la mentalidad de la gente, que provocó la gran afluencia de animales domésticos que hay en la actualidad”, sostiene. 

LA DISTRIBUCIÓN

La compañía que lidera Lizarraga distribuye accesorios y snacks para mascotas, principalmente en el canal especializado. Este adelanta que uno de sus objetivos es convertir la compañía “en una referencia a nivel europeo”. Incluso monitoriza con una herramienta la facturación de su competencia. “Hemos pasado de estar en el puesto 25 a luchar por el segundo y el primero”, se enorgullece. 

En el último año y medio, algunas tendencias se han afianzado. No obstante, no le han pillado de improviso. “Se veían venir desde hace tiempo”, comenta. En concreto, los propietarios demandan cada vez más productos saludables y naturales, ya que “las tendencias humanas se replican con los animales”. Por eso, está trabajando en una línea de snacks con colágeno y en otra de snacks locales y saludables. A estas novedades se suman unos juguetes para gato sin plástico. 

En algunos casos, el precio de las mascotas se ha incrementado durante la pandemia.

Lizarraga se muestra satisfecho porque la compañía lleva siete años consecutivos creciendo alrededor de un 20 % anual. No obstante, hace hincapié en que este año el incremento podría haber sido mayor, de entre el 40 % y el 60 %, pero “la crisis de las materias primas lo ha impedido”.

En este sentido, recalca que está sufriendo demoras en las entregas. Y no solo eso, en los últimos meses un contenedor de transporte ha pasado de costar 1.500 euros a 12.000. “Hay retrasos de hasta seis meses por los parones de las fábricas. Eso repercute en el precio y hace que tengas que ser capaz de planificar ese stock“.

José Miguel González (Tumascota): “En los últimos tres años, en Navarra ha crecido el número de metros cuadrados dedicados a las mascotas”. 

González también está notando las consecuencias de esta crisis, aunque en menor medida. “Alguna cosa sí me está fallando, pero por el momento no demasiado”, atestigua.

El impacto está siendo mayor en el ámbito de la alimentación, que ocupa gran parte de la actividad de sus tiendas. “Tanto los fabricantes como los comerciantes estamos soportando subidas de materias primas que, por ahora, no están repercutiendo en el precio al consumidor. No sé si en un momento dado tendrá que subir”. 

La nueva tienda de Tumascota pretende dar más importancia a la formación.

Habla desde la nueva tienda de Tumascota en el polígono de Mutilva, que sustituye a la del parque comercial Galaria. “La inauguramos en febrero”, evoca mientras gira la mirada hacia el espacio central de la nave, un amplio recinto de césped artificial. En una de las esquinas, un cartel recuerda los horarios de las actividades. “Hicimos este cambio porque éramos conscientes de que la gente tiene que comprender mucho más a la mascota”, explica.

El nuevo establecimiento busca dar más valor a la formación. Pese a que los cursos llevan en marcha menos de un año, González ya cuenta con clientes habituales: “Algunos repiten todas las semanas. La demanda va creciendo, aunque no la tengo cuantificada”. 

El auge del sector también lo percibe en otro ámbito: la venta en sí de mascotas. Incluso algunas razas se han puesto de moda. “Y, en el momento en el que eso ocurre, sube el precio”, alude en relación a la ley de la oferta y la demanda. “Obviamente, el mundo de las mascotas tiene futuro”, coincide con el resto de los entrevistados. 

Ahora mismo, el grupo Tumascota está compuesto por catorce tiendas. De ellas, seis se encuentran en Navarra y el resto se reparten entre Guipúzcoa, Álava y Madrid. “Seguimos siendo una empresa familiar. Esto significa que tenemos desarrollo por delante, pero sin prisa”, especifica el gerente. 

En su caso, el negocio también ha seguido la senda del crecimiento durante la pandemia. Ahora bien, “este año, con las restricciones, ha habido bajadas y después subidas”. No obstante, la competencia también está aumentando fruto del efecto llamada que se ha generado: “Hay que reconocer que está de moda y que en Navarra, en los últimos tres años, ha crecido el número de metros cuadrados dedicados a las mascotas”. 

Para Lesaca, que también constata el aumento de profesionales en el sector, la competencia creciente no es algo negativo en sí mismo. “En Pamplona hay perros para todos los que estamos y el trabajo es el que tiene que hablar por nosotros”, manifiesta. 

ENTRENANDO A LOS PERROS DE LA POLICÍA MEXICANA

Precisamente, el fundador de Docan viajó a México el pasado 8 de diciembre. Acompañó a Álex Burgo en tres cursos que impartieron para la Policía Federal. Empezó a trabajar de forma profesional como adiestrador hace ocho años, cuando montó su empresa.

Dorian Lesaca ha notado una evolución en el sector que comenzó en el año 2000.

El año pasado, el 80 % de los perros que atendió tenían alrededor de ocho meses. Y entre los propietarios diferencia tres perfiles: familias con niños, parejas jóvenes y personas mayores. Este adiestrador lamenta que todavía mucha gente adquiere un perro por el ‘me gusta’. Así, ha sido testigo de cómo se han puesto de moda razas “complicadas” de cuidar, como el cane corso o el belga malinois. 

Dorian Lesaca (Docan): “Tras la pandemia, un caniche o un bichón maltés han pasado de costar 1.000 euros a 2.000 e, incluso, 2.800”.

Conoce bien a este última porque, además, es criador. “No soy un profesional al uso porque hago una camada cada cuatro o cinco años”, matiza. Pero entre los servicios que ofrece en Docan, está el asesoramiento en la compra: “En lo que va de pandemia, he gestionado la adquisición de alrededor de veinte mascotas”.

Esas gestiones le han permitido detectar que “se ha duplicado el precio por mascota en la pandemia”. Y pone un ejemplo: “Si antes un bichón maltés o un caniche costaba 1.000 euros, ahora ha pasado a 2.000 o, incluso, 2.800 euros”. Incluso “muchos de los criadores tienen lista de espera hasta 2023”. 

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top