viernes, 12 agosto 2022

Ignacio Cabeza reclama un “cambio de paradigma” en el control de los recursos públicos

"Ya no basta con limitarse a analizar la legalidad de las actuaciones, hay que verificar el logro de objetivos en un marco de transparencia y sostenibilidad de las finanzas públicas. Gestión racional equivale a eficacia real. Como bien advierte la Organización Internacional de entidades Fiscalizadoras Superiores (INTOSAI), las respuestas rápidas pueden producir mayores niveles de despilfarro y corrupción", reivindicó Cabeza este martes durante su toma de posesión como nuevo presidente de la Cámara de Comptos.

Redacción
Pamplona - 12 abril, 2022

Ignacio Cabeza, durante la toma de posesión como presidente de la Cámara de Comptos. (Foto: cedida)

El Parlamento de Navarra acogió este martes la toma de posesión de Ignacio Cabeza como nuevo presidente de la Cámara de Comptos, cargo en el que sustituye a Asun Olaechea. Tras el himno de Navarra y ya en su turno de intervención, el presidente de la Cámara foral, Unai Hualde, glosó la trayectoria del ente fiscalizador. Constituido en 1365, eliminado en 1836 y restablecido en 1980, se sitúa en el “origen del Tribunal de cuentas más antiguo del Estado” y representa una de las expresiones financieras del “autogobierno”, en este caso por el lado del “control de los fondos públicos”.

En ese contexto, Hualde señaló que tanto el cese como el restablecimiento de Comptos son reflejo de las tensiones históricas entre el centralismo y la defensa de la foralidad: “Una constante que Navarra ha afrontado con tenacidad y sucesivos despliegues de pedagogía, al objeto de hacer buena la defensa de competencias y transferencias que, aun firmadas, van a tener que ser defendidas nuevamente en sede jurisdiccional”.

El presidente del Parlamento navarro dio la bienvenida a Cabeza, una persona de “experiencia acreditaba que, tras 31 años de auditor interno, conoce muy bien la Cámara de Comptos”. “Heredas un órgano prestigioso, en buena medida por el desempeño de tus antecesores: Mariano Zufía, Patxi Tuñón, Luis Muñoz, Helio Robleda y Asun Olaechea. Agradecemos la responsabilidad y el compromiso que asumes. Tendrás toda la colaboración del Parlamento, para el que Comptos continúa siendo ejemplo y referente en el control de las cuentas y la gestión pública. No solo fiscaliza, sino que ayuda a mejorar”, valoró.

EL DISCURSO DE IGNACIO CABEZA

Después de prometer su cargo ante los miembros de la Mesa y recibir la insignia del Parlamento, Ignacio Cabeza trasladó un reconocimiento expreso al Legislativo Foral por depositar su “confianza” y ofrecerle el “gran honor” de culminar su vida profesional asumiendo el “reto de dirigir una institución respetada y bien valorada”. “Me comprometo a seguir por ese camino, a poner todo mi esfuerzo y capacidad profesional al servicio del control efectivo de todos los recursos que la ciudadanía navarra aporta a las arcas de las administraciones públicas”, resaltó.

“Me comprometo a poner todo mi esfuerzo y capacidad profesional al servicio del control efectivo de todos los recursos que la ciudadanía navarra aporta a las arcas públicas”.

Bajo esas premisas y en su afán de contribuir al “buen gobierno y a la mejora de la actividad económico-financiera del sector público navarro”, hizo suyos los principios de “eficiencia, economía, igualdad y transparencia” para, tras subrayar el carácter “estratégico” de este último, instar a “fortalecer el sistema democrático”, también a partir de la “lucha contra el fraude y la corrupción”.

Por otro lado, aludió al nuevo escenario que, producto del “drama humano, social y económico derivado de la pandemia”, y por extensión de la guerra de Ucrania, “obliga a gestionar la incertidumbre”. Y, en ese sentido, remarcó la “importancia de contar con unos buenos y robustos servicios públicos”: “Estas crisis nos plantean una situación nueva. Por un lado, exigen planes de choque que protejan a los colectivos y sectores en riesgo de exclusión. Por otro, han sacado a relucir problemas larvados o difuminados por el presentismo dominante en las administraciones públicas”.

A su parecer, la actual tesitura reclama de las administraciones un “cambio de paradigma en la cultura de control de los recursos públicos”. “Ya no basta con limitarse a analizar la legalidad de las actuaciones, hay que verificar el logro de objetivos en un marco de transparencia y sostenibilidad de las finanzas públicas. Gestión racional equivale a eficacia real. Como bien advierte la Organización Internacional de entidades Fiscalizadoras Superiores (INTOSAI), las respuestas rápidas pueden producir mayores niveles de despilfarro y corrupción”, reivindicó.

Así, tras reiterar su total disposición a “colaborar” con las instituciones públicas, concluyó con un “recuerdo emocionado” a todos los compañeros de Comptos que ya no están y con una declaración de intenciones que sitúa a la plantilla como el “principal activo” de toda organización. “Os pido respaldo y apoyo. Sed conscientes de la trascendencia y del compromiso adquirido. Yo al menos así lo he sentido durante mis tres décadas como auditor”, finalizó.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top