lunes, 23 septiembre 2019

Javier Urricelqui, ‘Premio a la mejor Tesis Doctoral e Investigación Aplicada’

El ingeniero navarro de Telecomunicación de la UPNA, desarrolla una solución patentada de monitorización de fibra óptica que permite examinar el estado de grandes infraestructuras en tiempo real  midiendo parámetros de interés como temperatura y deformación.

Redacción
PAMPLONA - 2 abril, 2019

Javier Urricelqui Polvorinos, nuevo doctor por la UPNA.

La Cátedra UPM-Clarke, Modet & Cº ha entregado el ‘III Premio a la mejor Tesis Doctoral e Investigación Aplicada’ a Javier Urricelqui, doctor por la Universidad Pública de Navarra, por su tesis doctoral Contribution to the development of Brillouin optical time-domain analysis sensors.

En su tesis, Urricelqui ha desarrollado una tecnología que permite, en sus propias palabras, “crear un sistema nervioso para una gran estructura”. La solución se basa en el despliegue de una fibra óptica a lo largo de una gran estructura, como un puente, una presa o un gaseoducto, que permite recabar información para mejorar su mantenimiento, producción y servicio. “Cada punto de la fibra se convierte en un elemento sensor, lo que permite monitorizar en tiempo real grandes estructuras que se encuentran en zonas remotas, algo que es crítico para su cuidado y mantenimiento”, explicó Urricelqui. Este desarrollo resulta de interés en multitud de sectores industriales que cuentan con grandes infraestructuras, como empresas del sector de la energía propietarias de oleoductos y/o gaseoductos de cientos de kilómetros. A través de la medición de esos dos parámetros (temperatura y deformación), este sistema permite localizar el punto exacto del conducto donde sucede una fuga, así como identificar riesgos naturales como deslizamientos de tierra que pueden poner en peligro la salud estructural de una infraestructura.

El despliegue de una fibra óptica a lo largo de una gran estructura, como un puente, una presa o un gaseoducto, recaba información para mejorar su mantenimiento, producción y servicio.

Durante su tesis, Javier Urricelqui ha trabajado en el desarrollo de diferentes equipos interrogadores, que, mediante su conexión a una fibra óptica convencional, permiten convertir cada punto del cable de fibra óptica en un elemento sensor sin necesidad de añadir nada más. Gracias a esta tecnología, se pueden “medir multitud de puntos a lo largo de la fibra de forma simultánea, lo que permite obtener perfiles de ambos parámetros: temperatura y deformación. Por ejemplo, si la fibra es de 10.000 metros y se mide la temperatura en cada metro, esto es equivalente a tener 10.000 termómetros a lo largo de la fibra”, explica.

La tecnología desarrollada por el ingeniero navarro ha permitido reducir el tiempo de medida de minutos a milésimas de segundo, posibilitando monitorizar estructuras de más de diez kilómetros. “El objetivo final de esta tecnología es resolver problemas existentes en la sociedad. Agradecemos el apoyo de la Cátedra UPM-Clarke, Modet & Cº y el reconocimiento a nuestra labor a través de este premio”.

COMO EL SISTEMA NERVIOSO HUMANO

La principal ventaja de esta tecnología frente otros sensores ópticos consiste en que, “como el elemento sensor es la fibra óptica, esta permite cubrir la estructura por completo, replicando así un concepto similar al sistema nervioso del ser humano, donde la fibra óptica se convierte en el nervio de la estructura y el cerebro actúa como los equipos interrogadores”, apunta Javier Urricelqui, cuya tesis doctoral, con mención de doctorado internacional, ha sido calificada con sobresaliente “cum laude”.

En el transcurso de su tesis, ha desarrollado diferentes topologías de este tipo de equipos (cada uno, con una aplicación diferente en el mercado). “Cada equipo interrogador que hemos desarrollado en la UPNA presenta una característica diferente, entre las que se distinguen la capacidad de medir en tiempo real o la capacidad de aumentar la máxima distancia de monitorización con un solo equipo. El próximo paso será combinar ambas características en un único equipo”, señala Javier Urricelqui.

Dicha tecnología ha sido patentada internacionalmente por los dos codirectores de la tesis, Alayn Loayssa Lara y Mikel Sagüés García, profesores del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (el segundo, en excedencia) y miembros del Instituto de Smart Cities de la UPNA.

Urricelqui:“Por ejemplo, si la fibra es de 10.000 metros y se mide la temperatura en cada metro, esto es equivalente a tener 10.000 termómetros a lo largo de la fibra”,

Para el director general del grupo Clarke, Modet & Cº, Farrokh Keneshkar, “a través de este premio pasamos de las palabras a la acción. Estamos encantados de ser testigos de la gran evolución que hemos vivido en materia de investigación en el campo de la propiedad industrial e intelectual en la gestión de la I+D+i”.

Por su parte, Miguel Holgado, director de la Cátedra UPM-Clarke, Modet & Cº, destacó que “estamos reconociendo un esfuerzo innovador importante. La innovación es fundamental para seguir creciendo y la correcta gestión de la propiedad industrial e intelectual es clave para permitir este avance”.

III PREMIO DOCTORAL DE LA CÁTEDRA UPM-CLARCKE, MODET & Cº

Esta tercera edición del premio Cátedra UPM-Clarke, Modet & Cº, la primera cátedra creada en torno al área de propiedad industrial e intelectual en España, ha estado abierta a cualquier tesis doctoral leída y defendida entre 2016 y 2017 en una universidad de habla hispano o portuguesa. En total, se han presentado más de 50 solicitudes de más de seis países.

El objetivo del galardón es premiar líneas de investigación que se hayan reflejado en una Tesis Doctoral pero que, más allá de su carácter técnico e independientemente de su campo tecnológico, destaquen por la adecuada gestión en su protección a través patentes, diseños, derechos de autor, secretos industriales, etc. y su explotación y transferencia exitosa al mercado a través de creación de spin offs y licencias.

Clarke, Modet & C° es el mayor grupo especializado en Propiedad Industrial e Intelectual en países de habla hispana y portuguesa. Fundada en 1879, la compañía de capital 100% español está hoy presente en 10 países con más de 450 expertos profesionales y 28 oficinas propias. Clarke, Modet & C° acompaña a sus clientes en la gestión estratégica de todo el ciclo de vida de sus derechos de Propiedad Industrial e Intelectual.

 Para más información sobre Innovación, LEER AQUÍ


To Top