sábado, 28 enero 2023

La bailarina navarra que ha creado la primera academia de ‘posing’ para culturistas

Ainhoa Hermoso (25 años) explica a Capital Sport que su centro es el primero de España dedicado a idear coreografías para culturistas. Su aventura como 'posing coach' empezó hace poco más de un año cuando, por casualidad, encontró un anuncio del reconocido culturista navarro Jokin Gimeno en el que buscaba una especialista en la materia. Ese fue el punto de partida para desarrollar un innovador método de entrenamiento, que le ha llevado a preparar a deportistas españoles, de Suiza y Austria.

Iratxe Zubieta
Pamplona - 2 enero, 2023

Ainhoa Hermoso trabaja con culturistas de España, Suiza y Austria. (Foto: cedida)

“El posing es el arte de enseñar el cuerpo de una manera diferente. Los culturistas suben a un escenario para hacer poses con las que muestran los puntos fuertes de su cuerpo y esconden las debilidades. Para ello, deben controlar a la perfección los movimientos que realizan. Les juzgan por su físico y, más allá de una competición de deporte como tal, es un espectáculo”, explica Ainhoa Hermoso a Capital Sport.

Parte de la labor que esta bailarina navarra realiza como profesora de danza y preparadora física se centra, precisamente, en esta área. Además de impartir clases de baile y pilates en su escuela, trabaja como coreógrafa para culturistas. Una iniciativa innovadora de la que, a nivel nacional, es pionera: “De momento no hay más academias de posing, ni tampoco existe ningún preparador que venga del mundo de la danza. Solo está mi caso”.

“De momento no hay más academias de posing, ni tampoco existe ningún preparador que venga del mundo de la danza. Solo está mi caso”

Todo empezó hace poco más de un año cuando, por casualidad, se encontró con un anuncio en el que el reconocido culturista navarro Jokin Gimeno Esparza solicitaba una coreógrafa en Pamplona.

“Me animaron a escribirle. Le dije que estaba dispuesta a ayudar en lo que pudiese y, además, quería ver qué podía enseñarme él. Deseaba trabajar y potenciar sus habilidades para conseguir más seguridad sobre el escenario. Transiciones, movimientos… Pude aportarle en ese aspecto”.

Esa idea les llevó a desarrollar una metodología con la que Hermoso entrena también ahora a otros competidores. “El fin es lograr que suban con seguridad a la tarima y tengan una puesta en escena adecuada y personalizada. Necesitan que la disciplina se acople a ellos, así que fuimos desarrollando un programa que ahora también adecúo a otros culturistas”. A raíz de ese primer contacto con el culturista navarro, el boca a boca le fue acercando a nuevos alumnos.

Antes de poner en marcha su academia en Pamplona, Hermoso completó su formación en la Escuela Superior de Danza Mariedna (Madrid) y estuvo de gira con una compañía.

Antes de abrir su academia, se formó en la Escuela Superior de Danza Mariedna (Madrid) y estuvo de gira con una compañía.

Hoy prepara a nueve deportistas de forma presencial en su centro y en diferentes gimnasios y prevé hacer lo propio con más deportistas en los próximos meses: “Jokin me fue recomendando a gente y también empezamos a acompañar a los atletas a las competiciones. Allí hicimos nuevos contactos”. También imparte clases online y acaba de lanzar una cuenta de Instagram con su nombre, donde ofrece tips y consejos. “Pongo extractos de las clases y, a raíz de crearla, se produjo un boom y están contactando con nosotros desde distintos sitios de la Península y de fuera de España. Ahora mismo trabajo con una chica de Suiza y uno de Austria“.

EL DESARROLLO DE LAS CLASES

Una competición de culturismo consta de tres partes: presentación, poses obligatorias y una rutina individual. La primera dura unos 40 segundos, durante los cuales los atletas presentan sus capacidades físicas con una coreografía libre. Las poses (segunda parte del certamen) son las mismas para todos los participantes de la categoría. Aquí un equipo de jueces analizan y comparan a todos los participantes.

El último tramo del concurso es la coreografía individual. Cada culturista elige la música que quiere y, aunque hay movimientos obligatorios para todos, tanto la coreografía como la puesta en escena es libre. Es ahí donde más se centra el trabajo de la bailarina. “Entra en juego el aspecto de que tienes que dar un show. En esta parte se ve mucha diferencia entre quien solo va a hacer una pose y quien ha preparado y trabajado cómo moverse. Controlar las transiciones, la relajación de los brazos… Es una de las partes que verdaderamente diferencian a los deportistas”, indica. Las competiciones se desarrollan en dos épocas del año: una primera en mayo y la segunda en septiembre. Los culturistas suelen viajar una semana antes para aclimatarse a los diferentes escenarios.

“No hay formación para esto y agradecen que les ayudemos”

Hermoso programa las clases en función de las cualidades de cada atleta. El entrenamiento difiere si es para un hombre o una mujer, según la categoría en la que compitan y su forma física. “Tengo una base y sé unos fundamentos básicos que quiero que todo el mundo tenga cuando se suba a la tarima, pero voy adecuándolo a las necesidades de cada persona”. En este sentido, se ha encontrado con muchos deportistas que intentan copiar a otros, pero ni todos los cuerpos son iguales ni necesitan los mismos movimientos. “No hay formación para esto y agradecen que les ayudemos”.

UNA VIDA SOBRE ESCENARIOS

“Es cierto que no me he subido a un escenario para competir como culturista pero sí me he subido a que me juzguen. Esa seguridad que yo he adquirido es lo que quiero enseñarles e intento transmitirles. Y es por lo que mejor feedback he recibido. Nos dicen que están tranquilos y seguros de lo que están haciendo”, recalca mientras incide en que subir al escenario impone mucho. “hay gente que vale y gente que no. Y eso, o lo sabes enseñar o es muy difícil”.

En su caso, se ha dedicado a dar clases de danza toda la vida. Es bailarina de ballet clásico y contemporáneo (tiene ambas carreras de danza), y conoce bien cómo actuar sobre una tarima. “Igual que hacen los culturistas, en el mundo de la danza te dedicas todos los días a entrenar y a cuidar tu cuerpo. Tienes una dieta establecida y te preparas durante mucho tiempo para cada actuación”. Empezó a bailar cuando solo tenía tres años, y consiguió diferentes becas para viajar y poder formarse en escuelas de Francia, Irún…

“No me he subido a un escenario para competir como culturista, pero sí me he subido a que me juzguen. Esa seguridad que yo he adquirido es lo que quiero enseñarles”

Antes de poner en marcha su local de Pamplona (marzo de 2022), completó su formación en la Escuela Superior de Danza Mariedna de Madrid y estuvo de gira con una compañía vinculada al centro. Pero entonces llegó la pandemia. “Justo iba a tener una audición, pero volví a casa y tuve que empezar a dar clases online. Era bastante complicado… Me saqué diferentes cursos de monitora de pilates, entrenamiento personal, danza…. Eché currículos y empecé a trabajar en un gimnasio”.

Nunca imaginó que se vincularía al sector del fitness y de los entrenamientos personales. “No me gustaba el gimnasio. Es más, me daba bastante respeto. Pero soy una persona muy curiosa y quería ver el planteamiento que seguía la gente porque entrenaba tanto tiempo… Ahí descubrí que es exactamente el mismo concepto que puede tener un bailarín, una preparación larga para diez minutos de escenario”, concluye. Además, ha creado su propia línea de ropa deportiva, enfocada tanto a las disciplina que imparte en su centro como al culturismo.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top