martes, 23 julio 2024

La brecha digital de los trabajadores navarros se agranda con Europa

Así lo evidencia el 'II Estudio de evaluación de competencias digitales de la población activa de Navarra", elaborado por Fundación Industrial Navarra (FIN) y el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Navarra (COIINA). Un proyecto que forma parte del programa InnovaSocial, impulsado por Fundación Caja Navarra y Fundación La Caixa. Los 640 profesionales en activo que participaron en el trabajo obtuvieron una puntuación media de 5,6 puntos, frente a los 5,2 registrados en la primera edición. "El resultado y la velocidad son claramente insuficientes para los retos competitivos que tienen la sociedad y la economía de la Comunidad foral", afirmó la directora gerente de FIN y el COIINA, Elena Alemán.


Pamplona - 31 mayo, 2022 - 12:37

Javier Fernández (Fundación Caja Navarra), Elena Alemán y Gonzalo Franco (Fundación Industrial Navarra). (Fotos: Víctor Ruiz)

El ‘II Estudio de evaluación de competencias digitales de la población activa de Navarra’, presentado este martes, concluyó que la capacitación digital de los profesionales de la Comunidad foral «mejora, pero no a la velocidad suficiente» para reducir la brecha que les separa de sus homólogos europeos. Es la principal conclusión de un trabajo realizado por Fundación Industrial Navarra (FIN) y el Colegio de Ingenieros Industriales de Navarra (COIINA). Un proyecto que forma parte del programa InnovaSocial, impulsado por Fundación Caja Navarra y Fundación La Caixa. Este tiene como principal objetivo fortalecer el tejido social de la Comunidad foral impulsando su crecimiento, innovación, eficiencia y productividad en beneficio del desarrollo social y económico de la región.

Además, dicho documento reflejó que, en cuanto a habilidades y conocimientos digitales, la población activa de Navarra evidencia grandes problemas en la mayor parte de su población. En concreto, casi el 60 % se encuentra en niveles bajos o muy bajos.

Mikel Arbeloa, autor del estudio, recordó que la empleabilidad futura dependerá de las competencias digitales del trabajador.

Tras recopilar todas sus respuestas, los profesionales de la región obtuvieron en competencias digitales una puntuación media final de 5,6. Esta cifra representa apenas un avance de cuatro décimas con respecto a los 5,2 puntos obtenidos en la primera edición de este mismo informe, realizado justo hace ahora un año. «El resultado y la velocidad son claramente insuficientes para los retos competitivos que tienen la sociedad y la economía de la Comunidad foral», aseguró la directora gerente de Fundación Industrial Navarra y del Colegio de Ingenieros Industriales de Navarra, Elena Alemán.

El 58,2 % de los encuestados se situaron en los niveles de competencia más bajos.

También recordó que, para cumplir los objetivos marcados por las autoridades comunitarias en capacitación digital básica para el año 2030, la población activa de la Comunidad foral debería mejorar veintidós puntos.

Esto supondría incrementar sus ratios a un ritmo del 3 % anual cuando en estos momentos apenas está creciendo al 0,4 %. Con su cadencia actual, sin embargo, solo se podrá mejorar en torno a tres o cuatro puntos porcentuales, lo que provocará un aumento de la brecha digital de los profesionales navarros con respecto a la de los países más avanzados de Europa. «Necesitamos, sí o sí, ponernos a remar juntos en la misma dirección. Si no, los principales perjudicados serán la empresa y el trabajador de la Comunidad foral», insistió.

En ese sentido, aportó algunos datos clarificadores. Por ejemplo, mencionó que un 58,2 % del total de los participantes se situaron en los niveles de competencia «más bajos». Y, dentro de estos, un 7,5 % presentaron un nivel «elemental»; un 30,6 %, «básico»; y un 20 % se colocaron en una franja «media-baja».

A la vista de estos números y conclusiones, el director general de Fundación Caja Navarra, Javier Fernández, señaló que «este proyecto se ajusta perfectamente a la manera de entender la innovación del programa Innova». Así, destacó que «ha detectado una situación de mejora en nuestra sociedad, que tendrá un gran impacto positivo y generará un cambio».

DATOS POR ÁREAS

Para su análisis, el estudio tomó como referencia las cinco áreas que constituyen el denominado Marco Europeo de Competencias Digitales (DIGCOMP). En todas ellas, se lograron unos resultados «por debajo de lo deseable«.

En la de Información, que midió distintas acciones como las de navegar, buscar y filtrar datos y contenidos digitales, los resultados fueron bajos: 5,6 puntos. En Comunicación, donde se calibraron las competencias para intercambiar y compartir conocimientos, contenidos y recursos digitales entre otras, la puntuación fue aparentemente mejor (6). Sin embargo, en uno de los aspectos más críticos de esta área (trabajo en equipo), la colaboración y la participación apenas lograron un 5,4 y un 4,9 respectivamente.

En las cinco áreas valoradas (Información, Comunicación, Creación de Contenido, Seguridad y Solución de Problemas), se lograron unos resultados «por debajo de lo deseable».

En la tercera área, referida a Creación de Contenidos y que evaluó la capacidad de desarrollar, crear y editar herramientas digitales y software específico, se obtuvo directamente «el peor resultado»: 4,6. Por el contrario, el mejor se logró en la de Seguridad, que incluyó la protección de dispositivos y datos personales, con un 6,4.

Finalmente, en Solución de Problemas, donde se valoró la capacidad para identificar las necesidades tecnológicas y usar las herramientas de forma creativa, la calificación final fue «media-baja», con un 5,8. Y, más allá de esta cifra, los autores resaltaron las limitaciones que se dan para el autoaprendizaje permanente, una de las competencias clave sobre las que pivota esta área.

Entra aquí para leer más sobre innovación.


To Top