La cultura de la innovación tiene premio

domingo, 5 abril 2020

La cultura de la innovación tiene premio

Conoce el oficio desde la adolescencia y eso ha llevado a José Luis Moracho, hacedor de Pavimentos de Tudela, a recibir el aplauso y gratitud de los empresarios de la AER a toda una "Trayectoria Empresarial".

Germán Pérez
Tudela - 17 noviembre, 2017

José Luis Moracho, premio "Trayectoria Empresarial AER 2017" posa en su factoría de Tudela. (FOTO: Germán Pérez).

Creatividad, excelencia, intuición y tesón. Si hubiera que confeccionar un catálogo de palabras para ilustrar el éxito empresarial de José Luis Moracho al frente de Pavimento de Tudela (PTV), el glosario tendría estos cuatro palabros en  su recopilatorio.

Estos días habría que sumar otros más, vinculados a las emociones. No es para menos; el próximo martes recibirá un premio que reconoce toda su trayectoria empresarial, concedido por la Asociación de Empresarios de la Ribera AER.

Para saber más acerca de PVT LEER AQUÍ

Una vez más, en la XVI edición del galardón AER, son los propios compañeros empresarios, por votación popular, quienes reconocen la labor y el esfuerzo de los suyos. El premio, de esta manera, adquiere una dimensión más singular.

ECOGRANIC

Este fabricante de losas y piezas de hormigón para pavimentos de exterior está orgullo de haber sabido dar esquinazo a la última crisis económica, que castigó con fuerza  al sector de la Construcción. Lo ha conseguido siguiendo al pie de la letra la importancia de la cultura de la innovación: “Forma parte de nuestro ADN. El desarrollo de nuevos productos y la especialización, como los pavimentos antideslizantes para exteriores, han sido claves en ello. Ahora nuestro producto estrella es el pavimento denominado EcoGranic, una tecnología implementada“.

JOSE LUIS MORACHO PVT

Se trata de un “pavimento prefabricado de hormigón de alta resistencia que, además de cumplir su función arquitectónica y estética, combate la contaminación mediante un proceso similar a la fotosíntesis de las plantas. Realiza una oxidación natural de gases contaminantes (óxidos de nitrógeno compuestos orgánicos volátiles y material particulado) y los convierte en elementos inocuos para la salud y beneficiosos para el medio ambiente. Y, además, garantiza una elevada eficacia descontaminante durante una vida ilimitada a pesar de los habituales procesos de abrasión“.

Le pido que busque en la memoria y cuente cómo: “Nosotros, a través del  departamento de I+D+i, teníamos un proyecto sobre material ecológico. Consistía en hacer un producto  reciclando nuestros desechos. Mi hijo Ángel propuso dar un paso más, aplicar la fotocatálisis a una losa de hormigón. Este material es el mejor conductor para la esta tecnología, pero en grado muy pequeño. Conseguimos implementar ese grado, y logramos que una baldosa, en su superficie, tuviera un catalizador que descontaminase el ambiente.”

“La cultura de la innovación forma parte de nuestro ADN empresarial”.

Moracho (Tudela 1946) está vinculado al mundo del pavimento desde los 16 años; primero como empleado en Ejinsa, y después como creador de una cooperativa en Rifaforada. Hoy, su actual empresa coquetea con el alambicado mercado chino, y tiene en Francia y Portugal su principal mercado en el exterior.

Critica algunos aspectos que acompañan a la internacionalización empresarial: “las administraciones gastan dinero en ayudar a las empresas a salir fuera pero no se hace un seguimiento. Normalmente te ponen en manos de antenas y de gente que va a ganarse la vida antes que a otra cosa“. 

TALENTO Y CREATIVIDAD

Desarrollar el talento sin cuidar el capital humano es un esfuerzo que lleva a un callejón sin salida. Moracho sabe que es como tirar piedras a su propio tejano. Entiendo, entonces, que no quiere enfrentarse a la debilidad que supone captar y no conservar a los mejores. “No concibo mi empresa, y tampoco el liderazgo, sin creer en el proceso creativo que lleva aparejada la implicación de los trabajadores. No concibo tener a alguien haciendo durante 40 años las mismas cosas. Lo que no quiero para mí, no lo quiero para nadie. Si un trabajador tiene más capacidades, hay que velar por que pueda desarrollar  aquí su carrera profesional“.

“El capital humano es fundamental para sacara adelante los proyectos empresariales“.

La creatividad es un arma cargada de fututo”, escribió el poeta Gabriel Celaya. Para convertirla en un activo empresarial, José Luis Moracho considera que “no es suficiente que el personal desarrolle su trabajo sin más; es necesario sobrepasar este límite. Cuando se tiene un proyecto empresarial, un capital humano que te acompañe es clave para sacarlo adelante. El empresario es como un capitán de un barco. Debe liderar; pero para que tenga futuro, es fundamental ilusionar al resto, así te acompañen. El trabajador debe tener influencia en el proceso, que lo haga suyo, que crea en él. Pero ha hay más, en PTV tienen una participación en los beneficios. Y entre otras cosas, un plan de pensiones“, agrega. 

Imagen de las losas de hormigón ecoGranic que fabrica Pavimentos Tudela

DEMANDAS

Defiende la necesidad de incorporar estudios vinculados a las necesidades empresariales de la zona y de la Formación Profesional Dual. Y cree en todo lo relacionado con la Industria 4.0 como escenario de presente y futuro.

Suscribe el Plan Activación Comarcal, que surge de la Estrategia impulsada por el Consorcio EDER. Lo califica como una “buena herramienta” que hay que ir vistiendo con proyectos. Entiende, además, que el  empresario va a tener mucho protagonismo en el asunto.

“El Libro Blanco de la Construcción ayudaría a romper los vicios del sector”.

Sin embargo se queja del tratamiento que reciben por parte de la Administración, y no solo en cuestiones fiscales.  Solicita el mismo trato para PYMES y grandes empresas: “Te pongo un ejemplo. Hace 30 años compré una parcela. Al mismo tiempo, a una multinacional se le regalan 1 millón de metros cuadrados, quedó exenta de contribución los dos primeros años y, además, no pagó licencia de obras. No es justo“.

Hablamos de emprendimiento. Él lo fue.  Tiene otra cosa muy clara: “se deben eliminar las subvenciones. La gente se la tiene que ganar. A alguien que comienza se le debe cuidar a través de exenciones. Por ejemplo, apoyo en la seguridad social, 2 años sin impuesto de sociedades y otro tanto en  el pago de la contribución”.

Entre sus demandas, destaca la necesidad de elaborar un Libro Blanco de la Construcción que marque la hora de ruta: “Hay que romper los vicios de este sector, romper barreras. Se necesita articular cómo se contrata la obra pública, cómo se hacen los proyectos, que incluya aspectos de calidad, rehabilitación, etcétera“.


To Top