lunes, 15 abril 2024

La empresa que diseña las sillas motorizadas de ‘El Langui’, Juan Carlos Unzué y Xavi Torres

El navarro Luis Gómez, de 47 años, fundó LGM Group en 2011. Tras pasar de facturar 200.000 euros en 2021 a rozar el millón el año pasado, dos inversores han confirmado su participación en la compañía. Sus nuevos socios se harán cargo de la sección LGM Factory para llevar a cabo la fabricación de los vehículos, y Luis liderará LGM Estudio para encargarse de los diseños en un nuevo centro ubicado en Sarriguren.


Pamplona - 15 diciembre, 2023 - 05:59

Luis Gómez destaca que todos sus vehículos se diseñan de forma personalizada. (Fotos: Sergio Martín)

Un camión eléctrico de aluminio y tres metros de largo ocupaba el comedor. Era el encargo de una empresa de ocio infantil que debía terminar a tiempo, así que Luis se llevó el trabajo a casa. De repente, escuchó unos ruidos. No eran la suspensión ni la batería, pero venía de los bajos del vehículo. Se agachó y allí estaba Daniela, su hija, imitando a su padre con una llave inglesa en la mano.

Luis Gómez, pamplonés de 47 años, es el fundador de LGM Group, una empresa creada en 2011 y dedicada al diseño y la fabricación de vehículos eléctricos, especialmente para personas con movilidad reducida. Actualmente, vive un momento dulce debido a que dos inversores han confirmado su participación en la compañía. Esta operación llega tras la evolución que ha experimentado la firma durante el último año, en el que ha pasado de los 200.000 euros facturados en 2021 a rozar el millón en 2022. Los nuevos socios se harán cargo de la sección LGM Factory para llevar a cabo la fabricación, y Luis liderará LGM Estudio en un nuevo centro ubicado en Sarriguren, que se pondrá en marcha dentro de poco más de un mes con un presupuesto inicial de 300.000 euros. Allí podrá dedicarse a lo que le más le gusta: diseñar los vehículos.

Los inversores mantienen contacto con comerciales y redes de empresas focalizadas en la inclusión laboral en España. “Tendremos puntos de mantenimiento, reparación y labor comercial en cada provincia para dar trabajo a personas con discapacidad”, subraya el fundador de la compañía. A partir del año que viene, los puntos de distribución de los vehículos LGM Group serán centros especiales de empleo para personas con discapacidad.

LA CONCILIACIÓN DEL EMPRENDEDOR

Cuando la compañía inició su andadura, «la movilidad eléctrica todavía no cuajaba entre las empresas». En estos momentos, y a pesar de sus buenos resultados, cuenta con solo tres empleados que desarrollan cada máquina de forma individual. «Para cumplir los plazos de producción debemos meter muchas horas, a pesar de que en los primeros años el esfuerzo no siempre se traducía en mejores resultados económicos», apostilla Luis.

«Durante dos años, trabajé ocho horas diarias como diseñador de maquinaria en una ingeniería eólica mientras metía otras ocho en LGM Group»

De hecho, justo antes de la pandemia combinaba este empleo con otro para salir adelante: «Para autofinanciarme, durante dos años estuve trabajando ocho horas diarias como diseñador de maquinaria en una ingeniería eólica mientras metía otras ocho en LGM Group». Hasta hace solo tres años, incluso montaba los vehículos en el garaje y el comedor de su casa.

Precisamente, fue la incapacidad de dedicar tiempo de calidad a su familia lo que le empujó a buscar una solución. Entre risas, asegura que criar a un hijo «es mucho más difícil» que montar una máquina.

CLIENTES ILUSTRES

Un vehículo todoterreno capaz de subir y bajar escalones y que alcance los 25 kilómetros por hora. Juanma Montilla ‘El Langui’ no se lo pensó dos veces cuando Luis le propuso esta idea. Se conocieron a través de un amigo del actor, que había acudido a una demostración de LGM Group en Pamplona donde se exhibieron varias sillas capaces de superar esta clase de obstáculos. ‘El Langui’ contactó con él, y Luis le pidió que le relatara cómo era un día normal en su vida para saber qué dificultades se encontraba en forma de socavones, escalones, cuestas empinadas o baches.

Luis Gómez, nacido en Pamplona hace 47 años, es el socio principal y fundador de LGM Group, creado en 2011.

Luis Gómez, nacido en Pamplona hace 47 años, es el socio principal y fundador de LGM Group, creado en 2011.

El artista se quedó tan satisfecho que ambos colaboraron en la serie de RTVE ‘Donde Viajan Dos’, protagonizada por el propio Juanma y su amigo Jesús Vidal (‘Campeones’). Luis le diseñó varios vehículos, que aparecieron en la pantalla.

Pero no es el único cliente célebre que tiene. El nadador Xavi Torres, que atesora cinco medallas de oro, cinco de plata y seis de bronce en Juegos Paralímpicos, nació con tetrafocomelia, una malformación musculoesquelética caracterizada por la ausencia parcial o total de los huesos largos de las extremidades. Contactó con Luis a principios de 2023 para que ideara un vehículo personalizado. Así que el navarro pidió que le realizaran un escáner corporal para trasladar su fisonomía al modelo y así saber cómo adaptar el vehículo. «No sabes lo mucho que he disfrutado este verano. He podido llegar hasta la orilla de la playa para nadar», le trasladó el mallorquín tras recibir el pedido.

El último en utilizar uno de sus vehículos ha sido el exfutbolista y entrenador Juan Carlos Unzué, diagnosticado de ELA. El pasado 7 de noviembre, LGM Group y Osasuna se unieron para entregarle por sorpresa una nueva silla en El Sadar junto a la plantilla del primer equipo. ‘El Langui’ también estaba presente y, hablando con Luis, ambos llegaron a la conclusión de cuál es el verdadero valor diferencial de la empresa navarra. «Cuando estás eligiendo una silla de ruedas, las ortopedias te dan a escoger entre sota, caballo y rey. Nosotros hablamos con el usuario para conocer sus necesidades y después le ofrecemos el vehículo personalizado», detalla el creador de la firma.

De hecho, Unzué recibirá de nuevo la silla el 20 de diciembre con una modificación en el asiento: «Es una persona superimplicada, con la que estamos en contacto y cuya evolución seguimos para adaptar el vehículo a todo lo que necesite».

Queda claro, como el propio Luis subraya, que su implicación emocional en el trabajo es ingente. «Un cliente me escribió para contarme cómo había llegado hasta el santuario de la Virgen de las Nieves, en Sierra Nevada, después de sufrir un fuerte accidente que le había provocado lesiones graves. Cuando trabajas con personas sin sangrarlas y te interesas por su situación, retroalimentas tu negocio», sostiene.

 


To Top