viernes, 12 agosto 2022

La felicidad de ser un tipo ‘verde’

No caigamos en engaños: somos lo que comemos. Y en más de un sentido. Lo que nos metemos a la boca no solo influye directamente en la apariencia física, sino que además repercute en nuestro estado emocional. Una encuesta elaborada recientemente apunta que el 71 % de los españoles que consumen fruta y verdura a diario declara sentirse "más feliz" desde que ha adquirido esos hábitos alimentarios. Además, el 30 % de los participantes en el estudio asegura vivir más tranquilo desde que adoptó esta dieta y un cuarto de ellos declara tener menos ansiedad y estrés. ¿Qué evidencia científica existe al respecto? La dietista Mareva Gillioz apunta a la estrecha relación que existe entre el cerebro y el intestino como una de las causas que explican este fenómeno.

Redacción
11 diciembre, 2021

Los encuestados también subrayaron que hacer ejercicio y escuchar música repercute en su bienestar emocional. (Fotos: cedidas)

No es ningún secreto: las verduras y frutas son esenciales en una dieta saludable y equilibrada. Por todos es sabido que su consumo contribuye a mejorar el estado físico, pero todavía hay un gran desconocimiento en cuanto a los beneficios que estos ingredientes aportan a nivel psicológico. De acuerdo con diversos estudios, y aunque muchas personas no lo sepan, lo que ingerimos repercute en nuestras emociones. Tanto es así que el 71 % de los españoles que consumen fruta y verdura a diario declara sentirse “más feliz” desde que ha adoptado esta alimentación.

Así lo revela una encuesta elaborada recientemente por Florette dentro de la campaña #ComerBienParaSerFeliz. El estudio, que profundiza en el nexo existente entre ciertos patrones alimentarios y las emociones, revela que el 57 % de los encuestados es consciente de que el consumo de estas materias primas no solo les hace sentir mejor en el plano físico, sino que además influye en su bienestar emocional. Además, la encuesta de Florette desvela que, gracias al consumo diario de verduras y frutas, un 30 % de los participantes en el estudio se siente más tranquilo. Asimismo, un cuarto de ellos declara tener menos ansiedad y estrés, mientras que el 27 % cuenta con más energía y el 18 % está menos irritable.

Para la empresa navarra, estos datos ponen de manifiesto el vínculo entre las emociones positivas con una alimentación rica en frutas y verduras. Según Mareva Gillioz, dietista integrativa y coach especializada en alimentación y bienestar emocional, este fenómeno se explica porque el cerebro e intestino están estrechamente relacionados. “Nuestra microbiota intestinal modula nuestro bienestar y salud emocionales. Esta es la razón por la que, si nuestro intestino sufre de inflamación y malestar debido lo que se come, se tendrá una ‘mente inflamada’. Por ello, se suele denominar al intestino como ‘segundo cerebro'”, aclara la experta.

Pero, ¿qué alimentos eligen los españoles basándose en sus emociones? ¿Cómo se explica esta dinámica a la inversa? El estudio de Florette indica que la mayoría opta por las frutas y verduras en momentos de alegría o tranquilidad. Sin embargo, si el sentimiento es de tristeza, es frecuente recurrir a alimentos azucarados como el chocolate y las golosinas. Estos mismos productos, además, son los favoritos durante episodios de estrés. Por otra parte, el informe profundiza en qué otras cosas del día a día hacen sentir bien a los españoles. Además de una alimentación rica en alimentos ‘verdes’, los participantes de la encuesta situaron en el top 3 la práctica de ejercicio físico y escuchar música.

Además, del informe se desprende que ocho de cada diez españoles aseguran sentirse más felices sabiendo que contribuyen al cuidado del medioambiente a través de sus hábitos cotidianos. En concreto, en el ámbito de la alimentación, las tres medidas sostenibles más habituales son elegir productos frescos (55 %), aprovechar lo que ha sobrado de una comida para elaborar otra (47 %) y comprar la cantidad justa de ingredientes para evitar el desperdicio alimentario (45 %).

Por último, Florette preguntó a los entrevistados por las opciones saludables y listas para consumir disponibles en los supermercados. Así, un 46 % considera que cada vez hay más opciones prácticas y saludables, mientras que al 54 % le cuesta encontrarlas. Teniendo esta última conclusión en mente, la firma ha lanzado una nueva gama de productos sin colorantes ni conservantes, con el objetivo de que los consumidores puedan “comer bien para ser felices, incluso cuando no disponen de tiempo para cocinar”, concluye Núria Arias, directora de marketing de Florette.

Entra aquí para leer más reportajes de Vanity Capital.


To Top