jueves, 27 enero 2022

Objetivo: no engordar en diciembre

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, llegan las cenas y comidas de empresa, los turrones y dulces típicos de estas fechas, así como los eventos familiares. Momentos en los que lo habitual es salirse de la rutina alimentaria y caer en esos excesos que generan malas digestiones y aumento de peso. Precisamente, para evitar las consecuencias de estas comilonas la nutricionista especializada en gestión emocional y autora del libro 'Nutrición Emocional', Fran Sabal, nos regala cinco pautas para cuidarnos este mes.

Redacción
Pamplona - 4 diciembre, 2021

Tomar conciencia alimentaria puede ayudar a evitar los excesos de las comidas y cenas de Navidad. (Fotos: cedidas)

Las comidas y cenas de Navidad cada vez están más cerca y eso puede llevar a que nos salgamos de la rutina alimentaria en cuanto a horarios, cantidades y calidad de los alimentos. Muchas veces, estos cambios pueden dar lugar a dolores de estómago y malestar en general. ¡También a coger unos kilos de más! Pero, ¿qué podemos hacer para no excedernos con las comidas durante la Navidad?

“Se trata de una época en la que muchas veces comemos en exceso y comida que, en muchos casos, no es del todo saludable”, comenta Fran Sabal, nutricionista especializada en gestión emocional y autora del libro Nutrición Emocional, publicado por Alienta. Por eso, recomienda “tomar conciencia alimentaria” para gestionar mejor la elección de la comida, lograr una mejor digestión y, de esta forma, evitar en la medida de lo posible, “ganar más peso”. 

CINCO PROPUESTAS

Con vistas a conseguir ese objetivo, la nutricionista propone tres pautas que ayudarán a mejorar la digestión y evitar un exceso de peso:

  • Beber agua antes de comer: Puede ocurrir que se confunda el hambre con la sed, y esto lleva a ingerir mayores cantidades de alimentos de las necesarias. “Por tanto, te invito a que tomes un vaso de agua antes de cada comida”, sugiere.
  • Realiza tres respiraciones antes de cada comida: Por un lado, el respirar ayuda a centrar la atención en el momento presente, y así ser conscientes de qué y cuánto estamos comiendo. Por otro lado, el oxígeno es fundamental en la combustión de alimentos. Por eso, gracias a una correcta respiración, se metaboliza mejor la comida, benefícienlo la absorción y digestión.
  • Tomar consciencia de lo que comemos: En vez de comer por comer, es importante ser consciente en cuerpo y mente de qué estamos comiendo para así ingerir las cantidades justas. De lo contrario, para nuestro cerebro es como si no hubiéramos comido y no terminaremos de saciarnos. Gracias al mindful eating podemos practicar una alimentación consciente que implica que tanto corazón, cuerpo y mente participen a la hora de elegir y comer los alimentos. El punto anterior, la respiración, es una de las claves para conseguirlo.

Se recomienda gestionar las cantidades adecuadas para el número de comensales.

  • Evitar los excesos de comida: Como es un momento en el que nos juntamos con mucha gente, muchas veces cocinamos cantidades de comida que se exceden a lo que realmente necesitamos comer. Está, por un lado, la opción de tratar de gestionar las cantidades adecuadas para el número de personas necesarias y, por otro, no poner todo sobre la mesa, sino ir sacando poco a poco la comida conforme tengamos hambre.
  • Elegir menús saludables: A la hora de preparar nuestros menús, elegir la opción saludable para prepararlos. Gracias a El Método de los Cuatro Elementos se pueden hacer recetas deliciosas para estas fechas, de forma sana, supernutritiva y balanceada.

Entra aquí para leer más reportajes de Vanity Capital.


To Top