domingo, 24 octubre 2021

La generación de cristal

Haciendo frente a las críticas y tópicos más habituales que se suelen atribuir a la 'Generación Z', la autora sale en defensa de los jóvenes "comprometidos, empáticos, valientes y un poco ingenuos" e insta a "no meter en un mismo saco" a todos los nacidos entre mediados de los años 90 y principios de los 2000.

Redacción
Pamplona - 26 mayo, 2021

Amaya Vizmanos.

Cada vez que oigo hablar de la “generación de cristal” se me escapa una sonrisa. En su tono de voz percibo cierta pena.

Al parecer, somos una generación incapaz de tolerar el sufrimiento. Hemos crecido con la tecnología, “lo que ha hecho que no levantemos la vista del móvil y veamos la vida a través de un filtro de Instagram“, según un artículo publicado en El País. Tardamos más en independizarnos y vivimos pensando que lo merecemos todo.

O eso dicen. Hay tantos clichés que ya he perdido la cuenta. Sin embargo, por más que mire a la gente de mi generación, y por más que me mire al espejo, no consigo ver nada de eso.

Lo que veo son jóvenes comprometidos, que echan una mano al que tienen al lado. Jóvenes abiertos, con amigos muy distintos a ellos en estilo, gustos e ideas. Jóvenes empáticos, que han sustituido el odio al diferente por la curiosidad de conocer al que tienen enfrente.

“Somos una generación tan valiosa como esa copa de cristal en la que el vino, que mejora con los años, siempre sabe mejor”.

Jóvenes trabajando y luchando por hacer lo que les gusta y por alcanzar sus sueños, aun cuando estos no coinciden con lo que se esperaba de ellos. Jóvenes valientes y un poco ingenuos, que no se lo piensan dos veces a la hora de hacer la maleta y salir a descubrir nuevas culturas.

Mi conclusión es que hay tantos tipos de jóvenes como jóvenes existen. Y meterlos a todos en el mismo saco es tirar por la borda una riqueza extraordinaria y un potencial alucinante.

Por eso sonrío cuando oigo hablar de la supuesta “generación de cristal”. Supongo que se referirán a que somos una generación tan valiosa como esa copa de cristal en la que el vino, que mejora con los años, siempre sabe mejor.

Amaya Vizmanos
Emprendedora y cofundadora de Xirimiri

Entra aquí para leer más artículos de opinión.


To Top