sábado, 28 enero 2023

La industria navarra, ante el envejecimiento de su personal

Una jornada de CEN y CaixaBank Dualiza sirvió para analizar la evolución que experimentarán algunos de los principales sectores económicos. En medio de un "envejecimiento general de la población ocupada" en la industria, el mercado camina hacia perfiles híbridos y hacia un protagonismo creciente de las 'soft skills'. En este sentido, se antoja necesario "prácticamente doblar" el número de titulados en FP.

Redacción
Pamplona - 23 enero, 2023

La jornada de este lunes fue organizada por CEN y CaixaBank Dualiza. (Foto: cedida)

La Confederación Empresarial Navarra (CEN) y CaixaBank Dualiza organizaron la jornada ‘Perfiles profesionales y necesidades de formación en Navarra. Perspectiva 2030’. Un encuentro en el que desgranaron la evolución futura de algunos de los principales sectores económicos y cómo esta afectará a los trabajadores del mercado laboral o a quienes se vayan a incorporar al mismo en los próximos años.

Según observatoriofp.com, solo durante este año se crearán en Navarra 14.000 oportunidades de empleo. La mayor parte, cerca de 11.000, serán por sustitución, y el resto de nueva creación. Una de cada cuatro, en concreto 3.300, serán para técnicos de FP.

La jornada llevó por nombre el estudio elaborado por CaixaBank Dualiza en colaboración con Fundación CEOE. Un estudio en el que se plantea un futuro marcado varios hitos: la evolución de las profesiones actuales en lugar del surgimiento de nuevos oficios, donde el modelo productivo cambia la relación de las personas con el trabajo a través del impacto de la digitalización en la organización, y por la llegada de perfiles híbridos, con un conocimiento genérico más amplio, más especialización, mayor capacidad de gestión de información especializada y mayor responsabilidad a la hora de tomar decisiones.

Ese nuevo modelo, según indicó la CEN, “sustituirá al anterior, un modelo industrial de cualificación”. “Sin embargo, su institucionalización llevará un tiempo y está previsto que se complete a medio plazo. Una de sus principales características será la tendencia a la intelectualización del trabajo, en el sentido de que cada vez se requerirán más competencias relacionadas con los procedimientos mentales de análisis, planificación, toma de decisiones… Es decir, las denominadas competencias transversales, blandas o soft skills por su denominación anglófona”.

La directora territorial Ebro en CaixaBank, Isabel Moreno, subrayó la importancia de este tipo de estudios dedicados “a mirar al futuro para analizar las tendencias del mercado laboral y la evolución de los perfiles que demandarán las empresas” con un fin concreto: tratar de adelantarse “a esas necesidades”.

Por su parte, el presidente de CEN, Juan Miguel Sucunza, manifestó su preocupación por la falta de profesionales en el mercado laboral navarro, tanto de perfiles cualificados como de otros que no exigen cualificación: “En un sondeo que realizamos el año pasado con nuestras asociaciones empresariales identificamos más de 2.000 puestos de trabajo que no logran cubrirse, lo que impacta de lleno en algunos de los sectores estratégicos más importantes para el desarrollo económico de Navarra como la industria agroalimentaria, el metal, el sector TIC o el turismo, entre otros. La falta de profesionales es uno de los frenos al crecimiento empresarial”.

Asimismo, la presidenta de la Fundación CEOE, Fátima Báñez, remarcó la importancia de estudios como el presentado, ya que les permite conocer la situación de su principal herramienta para competir: el talento. “Las empresas son una institución fundamental en la sociedad española, en general, y en la navarra en particular. Son parte de la solución del presente y del futuro: ocho de cada diez empleos proceden de la empresa y crean el 50 % de la riqueza social cada año. Contar con ellas es contribuir al bienestar de la sociedad”, señaló.

SECTORES NAVARROS

El investigador Oriol Homs y la responsable del Centro de Conocimiento e Innovación de CaixaBank Dualiza, Mónica Moso, desgranaron también las tendencias globales en algunos de los sectores más relevantes para la economía de la Comunidad foral.

El industrial estará marcado por “el envejecimiento general de la población ocupada” (generación baby-boom), así como por la necesidad de “una mayor cualificación de los trabajadores”. La falta de titulados en Grado Medio de FP planteará un problema para la reposición de las plantillas.

Algo parecido ocurrirá en el sector agroalimentario, donde a pesar del claro avance hacia un modelo de mayor cualificación de las plantillas, aún persiste “un excesivo peso de personal que no dispone de ninguna titulación profesional relacionada con sus funciones profesionales”.

En el sector de energías renovables, se aprecia una profesionalización apoyada en trabajadores con Formación Profesional de Grado Medio y Grado Superior, aunque los dos niveles de formación con mayor representación siguen siendo ESO y universitarios. En todos los subsectores que componente este sector (captación, depuración y distribución de agua; recogida y tratamiento de aguas residuales; recogida de residuos; y actividades de descontaminación) se observa “un envejecimiento” de las plantillas, donde los mayores de 46 años representan al menos la mitad de todos los trabajadores.

Durante la sesión, también participaron Alberto Lalana, responsable de Formación y Desarrollo/ SD Desarrollo y Estrategia de RRHH en Volkswagen Navarra; Daniel Ramos, director de Organización y Personas en Florette Ibérica; y Verónica Laso, People & Culture de Nordex Energy Spain, moderados por el responsable de Formación y Calidad de CEN, Javier Iradiel.

DESAFÍOS A FUTURO

Para poder afrontar los retos venideros, la investigación plantea una serie de reflexiones que contribuirían a la formación de un mayor número de técnicos de FP y a dotarles con las habilidades que requerirá el mercado laboral.

La más urgente, de hecho, es “proveer al mercado con un mayor número de titulados de FP”, ya que para situarse al nivel europeo sería necesario “prácticamente doblar” el número actual de titulados: “Conseguirlo no requeriría grandes inversiones pues bastaría con mejorar los índices de abandono. Además, retos pendientes como la introducción de un modo digital en toda la oferta FP o un nivel mínimo de inglés para titular también deberían ser motivo de análisis. El nuevo escenario requerirá también el entrenamiento de competencias blandas y la introducción de la sostenibilidad en los planes de estudio”.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top