jueves, 13 mayo 2021

“La población navarra no alcanza el nivel necesario para una transformación digital adecuada”

Esta es la principal conclusión del 'Estudio de las competencias digitales de la población trabajadora de Navarra', presentado este martes por el Colegio de Ingenieros Industriales de Navarra y Fundación Industrial Navarra. En dicho informe, en el que han colaborado Fundación Caja Navarra y Fundación 'la Caixa', se recomienda "intervenir urgentemente" en la capacitación de la población trabajadora de la Comunidad foral. "El siglo XX fue el de la relación entre alfabetización y empleabilidad. El XXI es el de la relación entre competencias digitales y empleabilidad", resaltó Miguel Iriberri, decano del COIINA.

Redacción
Pamplona - 4 mayo, 2021

A la presentación del estudio acudieron asociados de Fundación Industrial Navarra que participaron en su elaboración. (Fotos: Víctor Ruiz)

El Colegio de Ingenieros Industriales de Navarra (COIINA) y Fundación Industrial Navarra (FIN) presentaron este martes las conclusiones del ‘Estudio de las competencias digitales de la población trabajadora de Navarra‘ que han promovido. Se trata del primero de su categoría desarrollado en Europa en el marco competencial DIGCOMP, que incluye las cinco áreas competenciales y las veintiún competencias establecidas por la UE en materia de competencias digitales.

Dicho informe, en el que también han colaborado Fundación Caja Navarra y Fundación ‘la Caixa’ a través de su programa Innovasocial, concluye que la población trabajadora de la Comunidad foral “no alcanza el nivel necesario para afrontar procesos de transformación digital de manera adecuada”. Es más, recomienda “intervenir urgentemente” en su capacitación. “El siglo XX fue el de la relación entre alfabetización y empleabilidad. El XXI es el de la relación entre competencias digitales y empleabilidad”, señaló Miguel Iriberri, decano del COIINA.

El informe es pionero en Europa, ya que por primera vez se estudian las competencias digitales de una región bajo el marco DIGCOMP.

En esa misma línea, el director general de Fundación Caja Navarra, Javier Fernández, añadió que su entidad, además de apoyar este programa a través de InnovaSocial, ha querido participar en el estudio como una de las entidades encuestadas.

“La transformación digital es una prioridad en este año para nuestra organización. No queremos ser una entidad que solo financia proyectos, sino que se implica en ellos, bien sea como en este caso o bien con la cesión de espacios o con la aportación de nuestra experiencia y conocimiento”, enfatizó.

De izquierda a derecha: Javier Fernández (Fundación Caja Navarra), Miguel Iriberri (COIINA) y Pachi Senosiain (CaixaBank).

Javier Fernández (Fundación Caja Navarra), Miguel Iriberri (COIINA) y Pachi Senosiain (CaixaBank).

A su vez, Pachi Senosian, del centro de Instituciones de CaixaBank en Navarra, destacó que su organización vive la innovación “como un reto y un rasgo diferencial” de su cultura: “Nuestro objetivo es aprovechar las oportunidades que ofrece la revolución digital a la banca para ofrecer un mejor servicio y mejorar la capacidad de gestión en todos los ámbitos de la organización”.

PRINCIPALES BRECHAS DETECTADAS

La socióloga Eva Perujuániz, autora del estudio, explicó que la media de la población trabajadora navarra no cumple con el nivel medio recomendado en quince de las veintiún competencias analizadas. “Hay un nivel bajo-muy bajo en todas las áreas de competencias digitales, exceptuando el área de seguridad”, precisó. En este sentido, se identifica una falta de capacidad en las competencias críticas para dos cuestiones fundamentales en el presente y en el futuro inmediato: el autoaprendizaje y el trabajo en equipo.

También se observa un nivel bajo en todas las competencias del área de información. La conclusión en este campo es de gran importancia. No sabemos obtener información relevante, ni filtrar ni evaluar el enorme caudal informativo que nos rodea.

El estudio aprecia un nivel bajo-muy bajo en todas las áreas de competencias digitales, excepto en la de seguridad.

En el área de comunicación, igualmente el nivel es bajo, especialmente en algunas competencias críticas como las de compartir información, colaborar y participar. Son brechas importantes ante la necesidad de trabajar en equipo.

Respecto a un tema estratégico como la protección de datos personales, el nivel en el área de seguridad es medio. “No obstante, debemos tomar con precaución este resultado, ya que la experiencia de otros estudios nos alerta de un sesgo recurrente. Se observa una autopercepción de conductas seguras, que contrasta con la realidad de los informes de ciberseguridad que, una y otra vez, insisten en cómo el factor humano es uno de los principales orígenes de problemas e incidencias”, resaltó Gonzalo Franco, director de Formación y Transformación Digital de FIN y el COIINA.

OTROS FACTORES CONDICIONANTES

El ‘Estudio de las competencias digitales de la población trabajadora de Navarra’ recoge, además, que existe una “clarísima brecha por el nivel de estudios”, según detalló Perujuániz. Conforme aumenta el nivel de estudios, se incrementa al mismo tiempo el nivel de competencias digitales. De hecho, el nivel medio global obtenido por personas sin formación o con estudios básicos es de 3,7, frente al 4,9 de los que poseen título de FP o el 5,8 de los titulados universitarios.

Eva Perujuániz, durante la presentación del estudio.

Eva Perujuániz, durante la presentación del estudio.

Asimismo, otro elemento destacado es la edad, ya que quienes mejor nivel de competencias digitales tienen son los jóvenes de hasta los 30 años. Ese nivel se mantiene sin grandes variaciones para el resto de grupos hasta los que tienen 50 o más, donde “empieza a bajar considerablemente”.

Por el contrario, no hay brecha por sexos y tampoco se han encontrado diferencias significativas por sectores de actividad, “si bien la industria registra mejores valores” señaló la autora. Por último, se detectan diferencias por tamaño de actividad. Quienes trabajan en grandes empresas (a partir de 250 trabajadores) son los que mejor nivel de competencias digitales poseen. En el lado opuesto, los empleados de compañías de hasta cinco empleados son los que menor nivel presentan.

Entra aquí para leer más sobre innovación.


To Top