domingo, 4 diciembre 2022

La recuperación de residuos de construcción se dispara un 77 % en una década

La Comunidad foral ha logrado, además, que las tierras de excavación hayan pasado de ser un elemento de desecho en 2012 a presentar un ratio de valoración del 78 % apenas ocho años más tarde. Dichas cifras se presentaron este martes durante la conferencia final del proyecto Interreg Poctefa RCdiGREEN, liderado por la Fundación Laboral de la Construcción (FLC) de Navarra y en el que también han participado Gestión Ambiental Navarra-GAN NIK, Recuperación Ambiental (REAM) y las entidades transfronterizas HautBearn y Nobatek-Inef 4. De esta forma, Navarra y Nueva Aquitania han diseñado una estrategia de economía circular en el uso de residuos de construcción y demolición (RCD) para lograr una industria "más sostenible y adaptada al cambio climático".

Redacción
Pamplona - 24 mayo, 2022

La industria de la construcción ha dado sus primeros pasos en la economía circular gracias a RCdiGREEN. (Fotos: Víctor Ruiz)

Los residuos de construcción y demolición (RCD) se han convertido en un objetivo estratégico para esta industria, así como para las administraciones navarra y de Nueva Aquitania. La falta de materias primas, los problemas para abrir nuevos vertederos, el impulso a la rehabilitación de edificios o una normativa estricta para las explotaciones extractivas han impulsado la puesta en valor de este tipo de inertes. “En realidad, la recuperación de los RCD se vislumbra como una solución para muchas actuaciones como la recuperación de espacios degradados”, informó Josetxo Iriguibel, secretario general de Fundación Laboral de la Construcción (FLC) de Navarra.

En este contexto, el proyecto Interreg Poctefa RCdiGREEN, que comenzó en 2019, ha profundizado en las oportunidades y posibilidades que ofrece el uso de los RCD para implementar un modelo de economía circular en el sector de la construcción. “Hemos buscado, junto con nuestros socios, crear vías, diseñar estrategias y testear experiencias piloto para avanzar en la valorización de los residuos de construcción y demolición, centrándonos principalmente en los áridos reciclados”, expuso Iriguibel. Las conclusiones de ese trabajo se presentaron este martes en la jornada ‘La economía circular de los RCD como estrategia sostenible en la construcción’.

Josetxo Iriguibel: “La recuperación de los RCD se vislumbra como una solución para muchas actuaciones como la recuperación de espacios degradados”.

Dicho foro reunió a los participantes de una iniciativa que ha estado liderada por FLC de Navarra y de la que también han formado parte Gestión Ambiental Navarra-GAN NIK y Recuperación Ambiental REAM, además de las las entidades francesas HautBearn y Nobatek-Inef 4.

Todos ellos han dispuesto de un presupuesto de 1.045.000,03 euros, cofinanciados al 65 % por el Fondo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del programa Interreg V-A España, Francia, Andorra (Poctefa 2014-2020). Este último tiene como objetivo reforzar la integración económica y social fronteriza entre España-Francia y Andorra.

LOS RESIDUOS RCD EN NAVARRA

Durante la celebración de la jornada, se detalló que los residuos de construcción alcanzaron en Navarra en 2020 las 378.302 toneladas, lo que representó un 12 % del volumen total de inertes del sector. Dicho porcentaje llegó hasta el 60 % al sumarle las tierras de excavación, que no han dejado de crecer desde hace más de una década y que llegaron a las 1.461.009 toneladas en 2020.

Por otro lado, la valoración de los RCD, uno de los objetivos marcados en el Plan de Residuos de Navarra 2017-2017, también ha experimentado un incremento exponencial en los últimos años. De esta forma, se ha pasado de un porcentaje de recuperación en residuos de construcción y demolición del 13 % en 2010 al 90 % en 2020 (+77 %). Y, en el caso de las tierras de excavación, de ser un elemento de desecho en 2012 a un 78 % de valoración apenas ocho años más tarde.

Los RCD representan el 12 % del total de inertes de la construcción, un 60 % si se les suma las tierras de excavación.

Todos estos logros son resultado, en gran medida, de la legislación propia con la que cuenta la Comunidad foral en este campo. Una normativa que ha permitido registrar tanto los focos de generación como incrementar los índices de reciclado.

ACCIONES DE RCDIGREEN

A la vista de las cifras antes mencionadas, RCdiGREEN programó la realización de diversas actuaciones. De esta forma, entre 2020 y 2021 realizó un diagnóstico sobre la producción y uso de residuos de construcción en Navarra. Dentro de esta actividad, se realizó un inventario con los emplazamientos de origen, tratamiento y posibles destinos para los RCD, confeccionado a partir de una base de datos de información geográfica.

Paralelamente se definió una estrategia de valoración y recuperación de este tipo de residuos, siguiendo un modelo de economía circular. Fruto de este trabajo, se redactó un documento con recomendaciones técnicas y ambientales para el empleo de áridos reciclados y RCD para el caso concreto de la Comunidad foral. También se puso sobre la mesa el concepto de deconstrucción, sobre el que se han desarrollado guías que recogen las metodologías de deconstrucción, seguridad salud e incluso la integración del BIM en estas materias.

Emilio Lezana: “La economía circular ha venido para quedarse en la construcción”.

En 2022, se llevaron a cabo diversas experiencias piloto. Entre estas últimas se puso en práctica la restauración de espacios degradados con los rechazos de planta y otros inertes análogos y su afección ambiental. También se analizaron las implicaciones técnicas para su uso en la ejecución de una vía ciclable dentro del proyecto Poctefa Bicimugi, ejecutado por Nasuvinsa, y las experiencias piloto de formación realizadas desde la FLC Navarra.  

La sesión finalizó con la intervención del gerente de Fundación Laboral de la Construcción (FLC) de Navarra, Emilio Lezana, quien señaló que esta jornada es “muy importante” para su entidad. A partir de ahí, agradeció la colaboración y el trabajo desarrollado con el resto de los asociados.

Por ello, avanzó que su intención es dar continuidad a todo lo que se ha trabajado hasta ahora. “La economía circular ha venido para quedarse en la construcción”, aseguró. Lezana también apuntó que la línea de trabajo llevada a cabo en RCdiGREEN se va a trasladar al día a día de su organización: “Hemos establecido nuestro propio sistema de reciclaje para nuestros modelos de formación, que aplicamos en nuevas metodologías y materiales”.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top