viernes, 21 enero 2022

La riqueza de los proyectos POCTEFA

El desarrollo local sostenible, la investigación en nanopartículas, la gestión hídrica, los residuos, la salud, la energía, la agroalimentación... Baluarte se convirtió este viernes en una pasarela, donde los 70 proyectos POCTEFA con participación navarra compartieron su evolución y algunos de sus hitos más destacados. La cita sirvió, por tanto, para conocer el uso que estas iniciativas han dado a los 49,1 millones de euros recibidos entre 2014 y 2020 y que les han permitido hacer inversiones por valor de 79,7 millones.

Jesús Jiménez
Pamplona - 29 octubre, 2021

Emilio Lezana (Fundación Laboral de la Construcción Navarra) explicó cómo gestionar los conflictos en los proyectos POCTEFA. (Fotos: Víctor Ruiz)

El encuentro POCTEFA Navarrefa ‘Oportunidades de la Cooperación transfronteriza’ celebró este viernes su segunda jornada. Y, sin duda, superó todas las expectativas. Baluarte colgó el cartel de ‘aforo completo’ durante la presentación, en formato de tres minutos, de los 70 proyectos navarros integrados en el citado programa de cooperación transfronteriza. Incluso, en algunos momentos, los organizadores tuvieron que colocar más asientos para que el público pudiera asistir a una ronda de intervenciones que se extendió a lo largo de toda la mañana y de la que se extrajeron varias conclusiones destacadas.

La primera fue la riqueza de las iniciativas desarrolladas desde Navarra. Por ejemplo, se abordaron asuntos tan diferentes e interesantes como los vinculados al desarrollo local sostenible, la investigación en nanomateriales, la gestión hídrica, los residuos, la salud, la energía o la agroalimentación. Igualmente, se presentaron iniciativas en biodiversidad, movilidad, turismo, servicios sociales, competitividad, cultura, protección civil y emergencias, cambio climático, investigación biomédica, desarrollo económico o  construcción…

En total, unas 250 personas participaron en este encuentro a lo largo de los dos días.

En segundo término, la cita sirvió para conocer el uso que se ha dado a los 49,1 millones de euros recibidos por los proyectos navarros de POCTEFA entre 2014 y 2020, con los que han realizado inversiones por valor de 79,7 millones de euros. De esta forma se logró financiar, con fondos europeos, el 61 % de la inversión total realizada, según datos facilitados el día anterior por la consejera Ana Ollo.

La traslación de esas cifras a las iniciativas que se presentaron permitió comprobar in situ las potencialidades tanto económicas como sociales que representa el territorio compartido entre España, Francia y Andorra. Un atractivo que se reflejó en las cifras de asistencia alcanzadas por POCTEFA Navarrefa. Si este jueves fueron 150 los participantes en este encuentro, entre los dos días el número total de personas que se acercaron a Baluarte ascendió a unas 250.

I+D, BIG DATA, INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Esta segunda sesión sirvió para visibilizar la red de networking regional que ha nacido bajo el paraguas de este programa , donde participan entidades navarras como ayuntamientos, empresas, universidades, centros tecnológicos y sociedades públicas. Todos ellos se mostraron concienciados y comprometidos en un único objetivo: desarrollar soluciones que, más allá de atender las necesidades puntuales de la población transfronteriza, puedan ayudar a Europa a implementar sus propias políticas y estrategias.

Los proyectos POCTEFA quieren ayudar a Europa a implementar sus propias políticas y estrategias.

Un empeño resaltado por Beatriz Blasco, de Sodena, durante su presentación del programa Competitiveko. Este, con un presupuesto de un millón de euros, puso el foco en reforzar la colaboración entre las empresas y los agentes de la innovación.

“Nuestra filosofía es que cuanto más cooperemos más fuertes seremos. Y, por eso, hemos buscado aquellas áreas que permitan una colaboración permanente en torno a la I+D”, explicó Blasco. Como resultado de ese trabajo, se detectaron tres ejes de trabajo sobre los que ya se han puesto a trabajar otros tantos clústeres. El primero, denominado Additivalley, especializado en fabricación aditiva. Junto a este figuran BigDatia, centrado en el desarrollo de propuestas en los campos del Big Data y la Inteligencia Artificial (IA), e InnovMedica, con el que se quieren concebir y fabricar dispositivos a medida para el diagnóstico, la prevención y el control de los tratamientos sanitarios. Conseguidos estos logros, Beatriz Blasco confirmó que siguen abiertos y están preparados para impulsar “nuevas áreas de trabajo”.

Leyre Azcona, de la Eurorregión Euskadi-Navarra-Nueva Aquitania, habló sobre Compet Plus.

En realidad, Competitiveko fue el punto de origen de Compet Plus, otro de los proyectos presentados en Navarrefa y cuya dotación económica supera los 862.000 euros. En él, las áreas de cooperación se ampliaron a las industrias creativas y culturales, la agroalimentación, la movilidad y la energía.

“Hemos empezado en 2020 y nuestra intención es crear dos plataformas de colaboración para 2022”, afirmó Leyre Azcona, de la Eurorregión Euskadi-Navarra-Nueva Aquitania. “De entrada, nos hemos dedicado a identificar los flujos económicos para ver cómo los miembros del proyecto pueden colaborar más y mejor. Y, tras la pandemia, tenemos previsto empezar con las visitas a empresas”, añadió. En definitiva, marcó como los próximos pasos a seguir la creación de nuevas cadenas de valor “y definir mejor los perfiles de contratación necesarios para su puesta en funcionamiento”.

CONSTRUCCIÓN Y COMERCIO

También hubo tiempo para ver el trabajo que, desde la Comunidad foral, se viene realizando con el sector de la construcción. Uno de los casos expuestos fue el del proyecto Novacons, dotado con 1,5 millones de euros. Entre otras actividades, sus responsables realizaron varios estudios sobre la demanda de vivienda y las necesidades de inversión en obra pública hasta 2030. Al mismo tiempo impulsaron jornadas para familiarizar a las empresas con las tecnologías Bim y Lean.

“Hemos marcado la línea que debe seguir nuestra industria para favorecer un cambio de modelo productivo y ahora queremos trabajar una segunda fase, en la que podamos introducir la digitalización en nuestra industria”, comentó Juan Las Navas, presidente de Fundación Laboral de la Construcción (FLC) Navarra.

Por su parte, el presidente de la Asociación Navarra de Empresas de Construcción (ANECOP), Josetxo Iriguibel, explicó que con RCdiGREEN quieren establecer una estrategia para lograr el reciclaje de los residuos de construcción y demolición o RCDs. A tal fin, disponen de casi de un millón de euros que ya han empezado a utilizar. Por ejemplo, una de sus primeras tareas ha consistido en diseñar una experiencia piloto con la que esperan “recuperar espacios degradados y dar una segunda utilidad a todas las tierras que surgen en las obras de construcción”. “Tenemos de plazo hasta 2022 para concretar nuestras propuestas y confiamos y esperamos lograr las metas que nos hemos marcado y que nuestro proyecto sea un éxito”, subrayó.

Silvia Azpilicueta, del Ayuntamiento de Pamplona, se centró en el proyecto Competitive Retail (CORE).

RCdiGREEN es un proyecto que se está ejecutando en este momento. Esta es una característica que comparte con Competitive Retail (CORE), en el que participa el Ayuntamiento de Pamplona. Su directora del Área de Comercio y Turismo, Silvia Azpilicueta, recordó que su intención es abordar la transformación digital del pequeño comercio a través de una digitalización personalizada.

Para ello, sus promotores disponen de una partida inicial de 1,2 millones de euros. “La automatización es el mejor camino para incrementar la competitividad del pequeño comercio”, remarcó. Y con ese objetivo han desarrollado una plataforma “abierta a cualquier establecimiento”, que permite determinar su grado de madurez digital. Una vez cumplimentado un formulario online, se ofrece al pequeño comercio un informe con un itinerario personalizado, dirigido a lograr su plena automatización a través de un proceso tutorizado en todo momento.

OTRAS ÁREAS DE MEJORA

La innovación fue otro de los ejes presentes en la presentación de los proyectos navarros de POCTEFA. Una mejora continua entendida en unos casos para reforzar la competitividad y, en otros, para promover el uso sostenible de los recursos locales. Dentro del primer grupo destacó Vites Qualitas. Con un presupuesto de 1,4 millones de euros, su propósito es aumentar la longevidad y rentabilidad de los viñedos mediante el estudio de la poda y de distintos tipos de injerto. “Queremos que no se pierda el conocimiento y la sabiduría que se viene aplicando desde los romanos para que nuestros viñedos puedan vivir más de cien años”, concretó Gonzaga Santesteban, de la Universidad Pública de Navarra.

En la lucha contra el cambio climático y el uso sostenible de los recursos sobresalió Conectfor, que plantea el estudio de los bosques de alto valor añadido ecológico situados en los territorios pirenaicos para facilitar su explotación de forma equilibrada. Para Carlos Astráin, de la sociedad publica GAN-NIK, esta iniciativa, respaldada con 1,3 millones de euros, puede convertirse en una buena alternativa “ante la falta de suministros de madera que hoy padecen sectores como el de la construcción”.

También hubo casos dedicados a la prevención de riesgos como HeliNET, que con una dotación económica de 2,5 millones de euros propone el desarrollo de una red de cooperación transfronteriza, tanto logística como operativa, entre los servicios de protección civil, rescate y servicios. O los dedicados a la movilidad de las personas y la inclusión de los territorio, como Bicimugi o Etess respectivamente. En Bicimugi, por ejemplo, se informó de la inversión de 4,4 millones de euros para el desarrollo y mejora de sistemas de transporte respetuosos con el medio ambiente y con bajas emisiones de carborno. Con Etess, por su parte, se trató sobre la mejora del acceso al empleo a través de la puesta en marcha de una escuela transfronteriza de cooperación en economía social. Una iniciativa valorada en 1,3 millones de euros y que ha movilizado a 400 actores locales de Francia y España, fundamentalmente.

El programa se completó con cuatro “píldoras informativas”, en las que se ofrecieron diversas recomendaciones a los asistentes. De esta forma, Marina Roncal, jefa de la sección de Cooperación Interregional y Transfronteriza, explicó qué debe tenerse en cuenta para definir un proyecto susceptible de participar en POCTEFA. La responsable de comunicación de POCTEFA, Cristina Igoa, trató así mismo sobre la necesidad de dar visibilidad a los proyectos, mientras que Emilio Lezana, gerente de Fundación Laboral de la Construcción (FLC) Navarra, enumeró diversas sugerencias en materia de gestión de conflictos. Por último, Joel Dozzi, coordinador técnico de LIFE-IP NAdapta, centró su intervención en la interculturalidad.

Entra aquí para leer más sobre economía en Navarra. 


To Top