martes, 28 mayo 2024

La tecnología, solución a la próxima crisis alimentaria

El autor expone las tendencias y los últimos avances científicos y tecnológicos protagonizados por el sector agroalimentario. Dicha industria se enfrenta a un "gran desafío": producir alimentos "más saludables, sostenibles accesorios y seguros". Todo ello, además, en un entorno de "máxima incertidumbre" y que podría derivar en una "crisis alimentaria" sin precedentes.


Pamplona - 18 octubre, 2022 - 06:00

Héctor Barbarin.

Héctor Barbarin.

En un contexto en el que el cambio climático es protagonista, con la crisis de Ucrania y la creciente demanda de proteínas que se augura en un futuro cercano, el sector agroalimentario tiene ante sí un gran desafío para producir alimentos que sean «más saludables, sostenibles, accesibles y seguros».

Ya se empiezan a observar iniciativas para mejorar la accesibilidad y sostenibilidad del sistema alimentario. Una de las más recientes es la promovida por Joe Biden, presidente de Estados Unidos, que a finales de septiembre lanzó una estrategia para acabar con el hambre y aumentar la salud dietética y física para 2030 en su país. Y para cumplir con esa estrategia, el desarrollo del FoodTech es fundamental. Por ello, también en septiembre, Biden emitió una orden ejecutiva en la que mostraba su apoyo al avance en biotecnología.

Igualmente, en España se valora cada vez más la importancia del FoodTech. Los datos de ICEX indican que las startups españolas de tecnología alimentaria atrajeron en 2021 una inversión de 695 millones de euros, con un aumento del 220 % respecto a 2020. Navarra, con startups como Cocuus, MOA FoodTech, Ingredalia, Nucaps o Nulab, es una de las regiones más innovadoras en tecnología alimentaria dentro del Estado.

Sostenibilidad, salud, seguridad y accesibilidad son los cuatro pilares sobre los que se sustentará la alimentación del futuro. La FAO indica que el actual sistema de producción alimentario es «responsable de un tercio de las emisiones de CO2», y la ONU pronostica que la población crezca un 8,86 % hasta finales de la década, alcanzado los 8.600 millones de personas. Con estos datos, la pregunta «¿puede la tecnología salvarnos de la catástrofe alimentaria que se avecina?» cobra más actualidad que nunca.

La respuesta solo puede venir dada a través de la ciencia y la tecnología, que aportarán soluciones a lo que está por venir. Y en esas soluciones quiere participar activamente CNTA, cuyo propósito es transformar el futuro de la alimentación aportando vanguardia, valor y propuestas reales.

Para avanzar en ese sistema alimentario más sostenible, accesible y saludable, existen diferentes tecnologías ya disponibles o en fase de investigación. Una de ellas es la biotecnología, con la que CNTA está inmerso en variados proyectos como PBAFER. Este consiste en producir ingredientes plant-based mediante procesos biotecnológicos.

«La ciencia y la tecnología aportarán soluciones a lo que está por venir y en las que CNTA quiere participar activamente».

Otras tecnologías que se están investigando son las de proceso. Dentro de ellas, una que está experimentando un gran crecimiento en los últimos meses es la fermentación. Más en concreto, la de precisión y biomasa, dos tecnologías que en CNTA estamos trabajando para elaborar proteínas e ingredientes alternativos.

Igualmente, el upcycling o la valorización de subproductos para producir ingredientes alimentarios es una técnica por la que se está apostando fuertemente con el fin de reducir el desperdicio alimentario. Esta tecnología se está promoviendo dentro del proyecto Circfood. Financiado por el Gobierno de Navarra, permitirá el desarrollo de sistemas de molturación, deshidratación o tamizado, entre otros.

Relacionado también con el desperdicio alimentario, están englobadas las tecnologías de conservación que aumentan la vida útil y mantienen durante más tiempo las propiedades de los alimentos. En este tema, se investiga en el uso de cultivos protectores (biocontrol) o la luz ultravioleta en alimentos líquidos.

FOMENTAR LA SALUD HUMANA Y LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

Los consumidores recurren cada vez más a productos alimenticios que mejoren su salud. Un 20 % de los consumidores españoles ya busca alimentos funcionales con probióticos, según indican desde CHR Hansen. Por ello, las investigaciones sobre alimentos funcionales van a más, y un aspecto que se está estudiando son las posibilidades que las tecnologías ómicas ofrecen en este ámbito. Así ocurre, sin ir más lejos, en el proyecto Tecnomifood, en el que participa CNTA.

También se está trabajando en innovaciones enfocadas a personas con necesidades especiales, como ocurre en el proyecto Nutri +. Aquí, nuestro centro, junto con otras entidades, colabora para elaborar alimentos aptos para personas con disfagia.

«El ‘upcycling’ está de moda, tal y como hemos podido observar en la última edición de nuestro Mapa de Escenarios de Oportunidad FoodTech«.

Por último, no hay que olvidarse de la calidad y seguridad alimentaria. En ambos aspectos estamos trabajando a través del proyecto IAFOOD, que pretende fomentar la Inteligencia Artificial para lograr una mayor eficiencia en los procesos y calidad en los alimentos.

TENDENCIAS MUNDIALES FOODTECH

Por otro lado, si echamos la mirada a un horizonte más amplio, vemos que a nivel mundial las tendencias actuales en FoodTech giran en torno a cell-based, upcycling y fermentación.

En el reciente Future Food-Tech London, se destacó el desarrollo de tecnologías como la fermentación de precisión. Allí se pudo ver, por ejemplo, el trabajo que está realizando la startup Onego Bio, una firma que busca la sustitución de la clara de huevo por proteínas alternativas. También interesante es la apuesta que presentó en el evento londinense New Culture. Dicha startup trabaja en la fabricación de proteínas cell-based para elaborar quesos análogos a los de vaca.

Igualmente, otra tendencia que en los últimos meses está creciendo es el upcycling, tal y como hemos podido observar en la última edición del Mapa de Escenarios de Oportunidad FoodTech, realizado por CNTA y financiado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

«Navarra es una de las regiones más innovadoras en tecnología alimentaria dentro del Estado».

Según Innova Market Insight, los lanzamientos a nivel mundial de productos con ingredientes reciclados aumentó en Tasa de Crecimiento Anual Compuesta (CAGR) un +122 % en los cinco años precedentes a 2021. Por tanto, el upcycling está de moda y en Navarra tenemos ejemplos de startups que trabajan esta tecnología como Ingredalia o Moa FoodTech.

Estas líneas solo han sido una pequeña muestra de las tendencias, avances tecnológicos y científicos a los que estamos asistiendo. Estos facilitan el camino para reducir la contaminación del sistema alimentario y lograr una mayor accesibilidad a alimentos nutritivos y saludables. Además, nos permiten vislumbrar hacia dónde se dirige la alimentación del futuro.

Héctor Barbarin
Director General de CNTA

Entra aquí para leer más artículos de opinión.


To Top