viernes, 22 marzo 2019

Las empresas deben prepararse para el peor escenario ante el Brexit

La Secretaría de Estado de Comercio e ICEX España Exportación e Inversiones ha celebrado, junto con la Cámara de Comercio de España y la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), un seminario sobre las implicaciones para las empresas españolas ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Cristina Catalán
Pamplona - 13 diciembre, 2018

BREXIT

Incertidumbre. La posición del Reino Unido en cuanto al Brexit es inevitable. Una realidad a la que las empresas deben empezar a hacer frente y prepararse, prever diferentes escenarios y las posibles consecuencias que pueden tener en sus negocios, tanto si están implantadas allí como si exportan a este país. La proximidad de Reino Unido con España le han hecho ser uno de los destinos principales de nuestras exportaciones. Tras el Brexit, la situación se prevé más complicada y a todas luces “peor que la actual“.

La jornada “La empresa española ante el Brexit” ha tenido lugar en la sede de Cámara Navarra de Comercio, Industria y Servicios y en ella se han abordado los efectos que tendrá el Brexit en el comercio de bienes, servicios, inversiones y contratación pública y se ha hecho un llamamiento a las empresas para que elaboren Planes de Contingencia y estén preparados ante cualquier escenario de salida de Reino Unido de la Unión Europea y de relación futura.

Se ha hecho un llamamiento a las empresas para que elaboren Planes de Contingencia y estén preparados ante cualquier escenario de salida de RU de la UE y de relación futura.

La inauguración de la jornada ha corrido a cargo de Cristina Oroz, Cámara Navarra de Comercio, Industria y Servicios quien ha señalado que RU es un destino mu importante en Navarra, ocupando el quinto puesto de exportaciones. “Algunos sectores como automoción y agroalimentario son a los que más les puede repercutir y por ello, los que más tienen que tenerlo en cuenta”.

Isabel Peñaranda, de la Dirección Territorial de Comercio e ICEX en Navarra ha recalcado la situación de incertidumbre. “El ministerio, preocupado por este asunto, observó que solo el 30% de las empresas que están implantadas o tienen relación con el RU tienen preparados planes de contingencia ante esta posible salida. Por eso, se planteó hacer estas jornadas. RU es el quinto país al que exporta Navarra, el año pasado ocupaba el cuarto puesto, por lo que cada vez se exporta menos allí. De enero a septiembre, las exportaciones navarras a RU han caído un 30% con respecto a 2017″.

Isabel Peñaranda, Ángel Abelleira y Natalia Conde

Isabel Peñaranda, Ángel Abelleira y Natalia Conde

José Manuel Olivar de Julián, de la Confederación de Empresarios de Navarraha calificado como un reto esta situación “que va a seguir presentando cambios. Vamos a seguir manteniendo coordinación entre las instituciones para ir observando lo que suceda y planear soluciones para las empresas ante algo que tanta trascendencia tiene y que va a tener en los próximos meses.

EL PEOR DE LOS ESCENARIOS
Ángel Abelleira, Subdirección General de Política Comercial de la UE Ministerio de Industria, Comercio y Turismo
ha planteado los efectos del Brexit en el comercio de bienes y servicios. “La actual situación que nos deja un vacío. Hay una gran incertidumbre porque  aun no sabemos qué quieren los británicos y por tanto no sabemos a qué nos vamos a enfrentar. Por esto, hay que preparase para el peor de los escenarios posibles. Reino Unido es el tercer importador para España, lo que le configura como un socio importante y es el segundo destino de las inversiones españolas. Es necesario continuar esta relación con RU. Va a haber restricciones en el comercio pero debemos no ser dramáticos. Aunque la situación es muy complicada, las administraciones prepararán planes de contingencia para evitar que se produzca un colapso a partir del 29 de marzo. Debemos relativizar”.

Peñaranda: “De enero a septiembre, las exportaciones navarras a Reino Unido han caído un 30% con respecto a 2017”.

Actualmente, 280 empresas navarras exportan a Reino Unido. “No hay que olvidar que RU mantiene los mismos estándares de política comercial que el resto de países de la UE por lo que debemos intentar no caer en el dramatismo”.

En la mesa se han planteado varios escollos que están todavía por resolver a falta del propio acuerdo, como es el evitar que se forme una frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte, cuya posible solución sería incluir a Irlanda del Norte dentro del mercado interior y de la Unión Aduanera. Un tema delicado y que preocupa en gran medida. Si dejase de pertenecer a la UE sin llegar a ningún acuerdo, Reino Unido pasaría a ser considerado un país tercero en términos comerciales, bajo la tutela de la OMC, lo que supondría la aplicación de un arancel medio del 10%, siendo el sector de la automoción el más afectado porque el 30% de las exportaciones españolas se dirigen a Reino Unido.

“Para marzo el parlamento británico y europeo deben tener hechos sus deberes. No podemos concretar, pero hay varios posibles escenarios: que el parlamento británico apruebe la retirada; que no se llegue a un acuerdo, la posibilidad de un segundo referendum aunque es algo no muy posible; que haya crisis en el gobierno británico y provoque una moción de clausura o la aplicación del articulo 150 para llegar a un acuerdo”, ha explicado Abelleira

JORNADA-BREXIT-CAMARA-NAVARRA

La falta de un acuerdo de retirada provocaría la fijación de aranceles, el establecimiento de controles aduaneros y no aduaneros, restricciones en la movilidad de los trabajadores, dificultades en el reconocimiento de títulos académicos e incluso diversidad regulatoria. Todos los bienes protegidos por indicaciones geográficas, como vinos, bebidas espirituosas o alimentos, perderían esa protección salvo si se hubiera registrado la marca con anterioridad en la oficina de patentes de Reino Unido.
Desaparecerán en Reino Unido las acciones de defensa comercial de las que disponían las empresas españolas frente a fenómenos como el dumping, las subvenciones o la salvaguardia. Reino Unido dejará de estar obligado a aplicar reglas de defensa comercial, esto afectará a sectores, como el agroalimentario. 

Abelleira: “El acuerdo de retirada ha sido el mejor posible que se podía esperar, aun siendo un acuerdo en el que ambas partes van a perder”.

“De todas maneras, el acuerdo de retirada ha sido el mejor posible que se podía esperar, aun siendo un acuerdo en el que ambas partes van a perder. Hay que estar preparados para el peor de los escenarios. Va a haber un impacto claro en cuanto a costes aduaneros y los no aduaneros. En los aduaneros, si  no hay acuerdo, pasaremos de costes cero a importantes subidas. Debemos ser conscientes de que habrá grandes impactos arancelarios.

Si dejase de pertenecer a la UE sin llegar a ningún acuerdo, Reino Unido pasaría a ser considerado un país tercero en términos comerciales, bajo la tutela de la OMC, lo que supondría la aplicación de un arancel medio del 10%, siendo el sector de la automoción el más afectado porque el 30% de las exportaciones españolas se dirigen a Reino Unido. Además, habrá controles de fronteras y nuevas formalidades aduaneras que harán aumentar costes.

También se ha señalado que habrá costes no aduaneros aplicables a productos agroalimentarios, cosméticos, productos farmacéuticos, calzado o muebles. Y controles realizados por sanidad exterior, SOIVRE o sanidad vegetal. Las empresas deben tener en cuenta estos controles que no se llevaban a cabo hasta ahora. Tendremos que tener en cuenta que habrá limitaciones. Nos encontramos antes un doble control (en RU y de la UE). Habrá restricciones en cuanto a seguridad y aparecerán nuevas licencias a tener en cuenta para muchos productos, lo que suponen nuevos trámites.También habrá mucho control en cuanto a la libre circulación de profesionales. Por todo ello, creemos que las empresas deben crear sus propios planes de contingencia”, ha añadido Abelleira.

BREXIT (2)

PLANES DE CONTINGENCIA

Ante la elaboración de Planes de Contingencia, se ha señalado importante varios puntos a tener en cuenta: analizar la cadena de valor; la conveniencia de familiarizarse con la legislación y procedimientos; valorar la posibilidad de contratar un agente de aduanas o transitorio en origen y destino; valorar nuevas estrategias aduaneras de logística, inventario: necesidad de agrupar sus pedidos, ampliar zonas de almacenamiento, sistemas de refrigerado, etc; valorar nuevas estrategias comerciales y cuestionarse si interesa buscar nuevos proveedores y/o nuevos mercados; realizar un análisis de puntos fronterizos en RU de previsible saturación y valorar la necesidad de solicitar nuevas licencias para sus intercambios con RU. “Sea cual sea el desenlace, la situación será peor que la actual. Nos obstante RU seguirá siendo un mercado de oportunidades para ls empresas españolas”, ha terminado Abelleira.

Conde: “Que no haya acuerdo nos sitúa en una situación de arancel con mayores controles aduaneros”.

Por su parte, Natalia Conde, Jefa Dependencia Regional Aduanas e II. EE. de la AEAT en Navarra ha explicado con detalle los efectos del Brexit en el ámbito aduanero y ha coincidido en que las empresas se deben preparar. “En el caso de que se ratifique el acuerdo de retirada, los cambios se verán en enero de 2021. En ese caso se abrirá un periodo muy duro. El mayor escollo es Irlanda. Que no haya acuerdo nos sitúa en una situación de arancel con mayores controles aduaneros. Las empresas deben conocer sus mercancías para saber sus aranceles y sus gravámenes y prever si sus mercancías están sujetas a  algún tipo de intervención por parte de los organismos británicos. La aduana no dejará pasar la mercancía sin el pago del arancel. La importación de productos además,  tendrán IVA. Las empresas 100% forales pueden acogerse al IVA diferido”.

Durante el seminario, las empresas han planteado sus dudas e incertidumbres sobre las cuestiones que les preocupan. En la mesa redonda empresarial han intervenido Nacho Otaegui, Director General de Equipos Diesel Remaned SL y Jesús Galar, Director General de Cárnicas Galar SL.

Al acto, han asistido más de 50 empresas de todos los sectores, así como asociaciones de empresas y organismos como SODENA. Las jornadas se están realizando en más de 30 ciudades, y tienen lugar durante los meses de diciembre y enero.

Para más información sobre el Brexit LEER AQUÍ

 


To Top