lunes, 25 junio 2018

Las empresas, espacios de Salud

Ante el aumento del número de siniestros producidos en Navarra en el ámbito laboral, el autor demanda un compromiso a empresas, trabajadores y servicios de prevención para atajar este problema.

Redacción
Pamplona - 30 abril, 2018

fernando-munarriz, socio gesinorEl año 2017 confirmó que la salida paulatina de la crisis ha llevado aparejada un aumento del índice de incidencia de accidentes laborales en jornada de trabajo, un 0.9 % más con respecto a 2016. De hecho, desde el año 2012 estamos afrontando un repunte de la siniestralidad que había tenido una tendencia decreciente desde el año 2000.

La temporalidad, la rotación de trabajadores sin experiencia, la elevación de las cargas de trabajo por las empresas pueden ser algunas explicaciones, aunque seguramente habrá otros factores que explicarían este incremento que se ha dado en todo el país.

En todo caso, después de 20 años con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, nos encontramos en un proceso claro de cambio que las compañías debemos afrontar con convicción. Las empresas no pueden trabajar sólo desde la prevención: deben ser, también, espacios generadores de salud. Dicho proceso requiere superar la prevención formal y pasar a una prevención material. Este cambio desborda el campo de lo meramente preventivo y se adentra en todos los ámbitos de nuestra sociedad, por lo que precisa de políticas públicas trasversales que van más allá de las estrictamente socio-laborales.

“Las empresas no pueden trabajar sólo desde la prevención: deben ser, también, espacios generadores de salud”.

Los Servicios de Prevención deben convertirse –en ese contexto- en los auténticos dinamizadores para conseguir empresas cada vez más saludables, para realizar acciones de promoción y concienciación de buenos hábitos de alimentación o deporte entre los trabajadores, estudios de investigación, tanto en el área técnica como en el área sanitaria (desarrollo de métodos de evaluación de riesgos, impacto sobre la salud laboral de una determinada condición de trabajo, prevalencias de enfermedades profesionales…). Deben constituirse, en fin, en la fuente de información esencial para la mejora real de las condiciones laborales. Éste es uno de los retos más importantes que tienen los servicios de prevención: explicar sus aportaciones en la mejora de la seguridad y salud de los trabajadores.

Para ello, las compañías navarras necesitan también de un sector de los servicios de prevención ajenos comprometido con estos fines. En ese sentido, el proceso de concentración con la entrada de inversores ajenos a esta actividad y la generación de “grandes” compañías no es un factor positivo. Preocupa mucho que estas fusiones o absorciones puedan acompañarse de una reducción de recursos profesionales, de un deterioro de las condiciones de trabajo de los propios profesionales de estas entidades y, a nivel de Navarra, que ello lleve aparejado un posible alejamiento de los ámbitos de decisión, así como un menor interés en la colaboración y trabajo conjunto que debe desempeñarse con la Administración Pública Navarra.

La prevención debe sustentarse en el compromiso de la empresa, la participación de las/los trabajadores y el trabajo, como agentes facilitadores, de los servicios de prevención.

Creo que es fundamental que en este Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, las compañías del sector de Prevención de Riesgos Laborales incrementemos de forma importante nuestros recursos en todas las disciplinas preventivas y nos mantengamos próximos a un cliente, fundamentalmente conformado por pymes. Dichas características de capacidad, cercanía y disponibilidad contribuyen a una mayor calidad de las actuaciones y a un mayor trabajo común y compartido entre todos los agentes implicados en la salud laboral de Navarra. La apuesta por la innovación y el desarrollo de nuevos procedimientos y metodologías, suponen, asimismo, uno de nuestros retos inmediatos, para conseguir ese factor diferenciador que nos haga más competitivos.

La prevención de riesgos laborales debe sustentarse, por tanto, en el compromiso de la empresa y la participación de las/los trabajadores. Pero son necesarios, como agentes facilitadores, los servicios de prevención para conseguir que nuestras empresas se conviertan en generadoras de salud para las personas que nos desarrollamos en ellas, como así lo exige nuestra sociedad.

Fernando Munárriz
Socio de Gesinor Servicios de Prevención

Para acceder a más opiniones de expertos sobre temas de interés económico o empresarial … LEER AQUÍ.  


To Top