sábado, 28 enero 2023

Las últimas joyas artísticas del Archivo de Navarra

Ya son ochenta las personalidades e instituciones de interés para Navarra que han donado documentos físicos y digitales por donación o como cesión de uso. Y los fondos incorporados en 2022, que componen la historia musical, teatral y escenográfica de la región, dan cuenta de la riqueza cultural que el Archivo General de Navarra preservará para las futuras generaciones.

Redacción
Pamplona - 14 enero, 2023

Las últimas donaciones fueron realizadas por la Asociación de Txistularis, los legados de las familias Arteaga y Fernández J. y otras personalidades. (Fotos: cedidas)

El patrimonio documental constituye una herencia fundamental de nuestra cultura y de nuestra memoria histórica que hay que transmitir en las mejores condiciones a las generaciones futuras. En este sentido, los archivos son los centros encargados de tratar, conservar y difundir este patrimonio. Desde junio de 2017, fecha de presentación del Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra (AMAEN), son ochenta las personalidades e instituciones de interés para Navarra incorporadas en dicho archivo, bien por donación o como cesión de uso.

Se trata de un programa impulsado por la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana, a través del Archivo Real y General de Navarra, cuyo objetivo es conservar y difundir el patrimonio documental de los ámbitos de la música, la danza y el teatro de interés para la Comunidad foral.

Los últimos fondos incorporados en 2022 corresponden a las donaciones realizadas por la Asociación de Txistularis, así como los legados de las familias Arteaga y Fernández J. y los archivos de personalidades como Valentín Larrea, Marcelino Otaegui, Miguel Ángel Otaegui y Serafín Húder, todos ellos de carácter musical, y de Vicente Galbete en materia de teatro.

1. UNA ODA AL TXISTU

La donación realizada por la Asociación Euskal Herriko Txistulari Elkartea Nafarroa está formada por números de la revista Txistulari: boletín de la Asociación de Txistularis del País Vasco-Navarro (desde 1964), grabaciones (entre las que destacan sendos métodos de aprendizaje del txistu) y un importante conjunto de documentos digitales de proyectos completos de alardes, conciertos, talleres formativos, campañas y programas, donde destacan las composiciones y arreglos de partituras, así como trabajos fin de estudios de las especialidades de txistu y acordeón.

Creada en 2015, los orígenes de dicho organismo se encuentran en la Euskal Herriko Txistukari Elkartea fundada en 1927 en Arrate (Gipuzkoa), asociación con la que continúa estrechamente vinculada. La asociación aglutina, defiende y fomenta el txistu en todos los aspectos relacionados con la música, músicos e instrumento, con una constante actividad presencial en la participación en conciertos, alardes y demás iniciativas.

2. VICENTE GALBETE, EN ESCENA

Entre la documentación donada por el escenógrafo, figurista y escultor Vicente Galbete Martinicorena destacan programas de mano, memorias, atrezzo, escenografías y figurines, fotografías y una importante agrupación de archivos digitales relativos a producciones realizadas a lo largo de su actividad artística.

Licenciado en Bellas Artes y catedrático de Dibujo, Galbete cursó además los estudios de graduado en Diseño Industrial y realizó la especialidad de Grabado en Barcelona, Madrid y Valencia. En 1979 comenzó a participar, como figurinista y escenógrafo, en la puesta en escena de obras de teatro en el Instituto Nacional de Bachillerato Padre Moret y, en 1987, inicia su colaboración con el Taller de Teatro Escolar Navarro Villoslada y su director, Ignacio Aranguren. Se jubiló como docente en el Instituto Félix Urabayen de Pamplona / Iruña el año 2010.

3. LAS SINFONÍAS DE VALENTÍN LARREA

El fondo donado por la familia del compositor y pianista Valentín Larrea (Gabiria, 1876 – Pamplona, 1970) contiene una muestra de la producción como compositor, con un importante número de partituras manuscritas e impresas, así como recortes de prensa, grabaciones y otra documentación en torno a su formación musical y los distintos reconocimientos (medallas, premios, diplomas y homenajes póstumos) recibidos por su actividad artística.

Compositor y pianista formado en la Escuela Nacional de Música y Declamación de Madrid. Obtuvo la plaza de pianista en el Casino Eslava de Pamplona, que ostentó entre 1898 y 1948. Fue galardonado en las Fiestas Euskaras en 1900, 1901, 1902, 1904, 1905, 1906, 1907 y 1911 por obras compuestas para distintas agrupaciones, como coros y grupos de txistularis, o piano solista.

4. LA SALUD MUSICAL DE SERAFÍN HÚDER

El fondo del médico Serafín Húder Lasala (Pamplona, 1874 – 1962) se compone de 253 rollos de pianola adquiridos a los Traperos de Emaús, junto con otros 33 donados por los nietos María Teresa y Eduardo Díaz Húder. La colección contiene una variada selección de arreglos para pianolas de música vocal e instrumental, con ejemplares de ópera, zarzuela y canción ligera de la primera mitad del siglo XX.

Estudió medicina en Madrid, donde se doctoró en 1899. Junto con su hermano Gregorio, participó en la fundación del Partido Republicano Autónomo Navarro, así como en su reorganización en 1931 y proclamó la Segunda República desde el balcón del Ayuntamiento de Pamplona. Ocupó la presidencia del Partido Republicano Autónomo Navarro y del Comité Republicano-Socialista.

Como médico ejerció en varios pueblos navarros como Etxalar, Biurrun, Tiebas y Campanas, antes de ingresar en 1902 en la Beneficencia municipal de Pamplona. Es conocido por sus escritos sobre la sanidad pamplonesa y la lucha contra la tuberculosis. Junto a Manuel Jimeno Egúrvide y Simón Blasco de Salas, fundó la Asociación Médica Navarra en 1908.

5. ACORDEÓN Y PIANO EN CASA DE LOS OTAEGUI

El fondo del acordeonista Marcelino Otaegui Otaegui (Villabona, 1902 – Pamplona, 1983) se compone de una colección de partituras, correspondencia, convocatorias, programas de mano, recortes de prensa, reconocimientos y registros en la Sociedad General de Autores de España. Acordeonista autodidacta, recibió ayuda de varios acordeonistas franceses con los que tenía relación. A los 18 años ganó un concurso en París.

En 1934 se trasladó con su familia a Pamplona, donde creó una academia de acordeón en la que formó a una gran cantidad de instrumentistas. Recorrió Navarra con sus actuaciones, en las que se presentaba como Billabona. Actuó en RNE y TVE en varias ocasiones. Compuso varias obras para acordeón, siendo la más conocida la marcha Bear-zana para banda.

Al mismo tiempo, el fondo documental sobre el pianista Miguel Ángel Otaegui Arregui (Pamplona, 1939 – 2019) está compuesto por una notable colección de partituras impresas y discos, así como una extensa biblioteca especializada en temática musical (libros y revistas), acompañadas de carteles, programas de mano, programaciones, notas de prensa, fotografías, correspondencia y otra documentación personal.

Hijo del acordeonista Marcelino Otaegui, consiguió una beca de la Diputación de Navarra que le permitió estudiar durante un año en el Real Conservatorio de Madrid. En 1966 y gracias a las becas extraordinarias de la Institución Príncipe de Viana, continuó con su formación en la Academia Santa Cecilia de Roma. En su faceta interpretativa actuó en múltiples recitales en Navarra, La Rioja, Aragón o Euskadi, pero también en Italia o Inglaterra.

Junto al Ballet Nacional Luisillo realizó una gira por Europa y Oriente Medio. Actuó como pianista solista con orquestas como la Orquesta Santa Cecilia y la Orquesta Nacional de España. Grabó para Radio Nacional de España. En 1973 ingresó en el Conservatorio Pablo Sarasate, donde obtuvo la cátedra de piano y ejerció la docencia hasta 2009. Ambos fondos fueron donados por la nuera de Marcelino y esposa de Miguel Ángel, Uxua Jiménez.

6. LA HERENCIA MUSICAL DE LA FAMILIA ARTEAGA

El fondo del arquitecto, pianista y compositor, Mariano Arteaga, donado por la Familia Arteaga y en concreto por María Luisa Arteaga Gomis, está integrado por documentación generada por María Rosario Arteaga en su carrera como violinista y la colección de partituras de Mariano, así como fotografías personales de ambos.

Mariano Arteaga Villamor (1886-1958) fue un conocido arquitecto navarro, presidente del Orfeón Pamplonés entre 1925 y 1950. Tuvo dos hijos junto a María Rosario Aguirre: Julián, doctor arquitecto, pianista y compositor, y María Rosario, violinista. María Rosario se educó en el colegio Ursulinas de Pamplona y estudió música en los conservatorios de Pamplona y San Sebastián. Amplió su formación en el Conservatorio de París y obtuvo, por oposición, una plaza de violinista en la Orquesta Sinfónica de Radio Televisión Española.

7. CENAS FAMILIARES AL SON DE LA PIANOLA

Por último, la colección de cuarenta rollos de pianola donados por la Familia Fernández J. datados en torno a 1910-1930. Se trata de un ejemplo de archivo musical familiar propio de la época, formada por adaptaciones para pianola de números de ópera y zarzuela, composiciones para piano de Albéniz y Granados, obras sinfónicas y música de baile, como foxtrots. La documentación se encontraba en un inmueble cuando fue adquirido por el nuevo propietario, quien lo donó al Archivo Real y General de Navarra.

Todos estos fondos, junto con los ingresados desde el inicio de la actividad del AMAEN, son accesibles en la página web de dicho programa a través del enlace https://www.amaen.es/. En conformidad con las especificaciones de los acuerdos de donación, junto con la responsabilidad de garantizar la conservación de los legados, el Archivo Real y General de Navarra adquiere el compromiso de promover, tanto su difusión, a través de actividades de mediación cultural y pedagógicas, como la investigación científica.

Entra aquí para leer más reportajes de Vanity Capital.


To Top