lunes, 22 julio 2024

Los accidentes con baja crecen más de un 80 % en Navarra con respecto a 2013

En los últimos diez años, el índice de siniestralidad en Navarra presenta una tendencia creciente excepto en 2020, que sufrió una caída fruto de la pandemia. Así, hasta 2016 la región registraba menos accidentes laborales que la media del conjunto de España, pero desde entonces la realidad ha dado un giro según un estudio presentado este miércoles por la CEN.


Pamplona - 26 junio, 2024 - 14:37

El secretario general de la CEN, Carlos Fernández Valdivielso (dcha.), presentó los datos del estudio. (Foto: cedida)

Los datos oficiales del Ministerio de Trabajo y Economía Social y del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) evidencian una preocupante realidad: la siniestralidad laboral en Navarra ha experimentado un gran incremento, superando desde 2016 la media nacional, con casi 4.000 accidentes por cada 100.000 personas trabajadoras en 2022. Y los accidentes con baja, tanto durante la jornada como in itinere, han aumentado más de un 80 % respecto a 2013.

Son algunas de las conclusiones resultantes del estudio ‘Análisis de la siniestralidad y accidentalidad laboral en la Comunidad Foral de Navarra y propuesta de buenas prácticas en materia preventiva’, elaborado por la Confederación Empresarial Navarra (CEN), junto con Deloitte, y financiado por el Gobierno de Navarra.

El secretario general de CEN, Carlos Fernández Valdivielso, resaltó que «estas cifras subrayan la urgente necesidad de que empresas e instituciones desarrollen acciones para reducir los accidentes laborales y promover una cultura preventiva en el ámbito laboral». Respecto a los objetivos del estudio, Fernández Valdivielso incidió en la idoneidad de realizar un análisis cualitativo y cuantitativo de la evolución de la siniestralidad en Navarra durante los últimos diez años, comparándola con otras regiones europeas con una composición del tejido empresarial similar. En concreto, este análisis «busca identificar las causas y factores detrás de los accidentes laborales y propone medidas concretas para su prevención».

CONCLUSIONES

El informe sobre siniestralidad laboral en Navarra revela datos significativos sobre la situación y las causas que provocan el aumento de los niveles de accidentalidad, y propone acciones y medidas para su reducción. En los últimos diez años, el índice de siniestralidad en Navarra presenta «una tendencia creciente» excepto en 2020, que sufrió una caída producida por la pandemia del Covid-19. Hasta 2016, en Navarra se sufrían menos accidentes laborales que en la media del conjunto de España pero, a partir de dicho año, el índice aumenta incrementándose la diferencia con la media española hasta llegar a 2022 con más de un 25 % de accidentes en Navarra por cada 100.000 trabajadores que en la media española.

La mayor parte de los accidentes laborales en Navarra se producen entre los 40 y los 59 años

En concreto, los sectores en los que se ha producido el mayor crecimiento en el índice de la siniestralidad son servicios e industria, que son los que tienen mayor peso en la economía navarra. «El índice de siniestralidad aumentó por el crecimiento de la población afiliada debido a la expansión económica desde 2018, que conllevó nuevas contrataciones y una alta rotación en el sector. La mayoría de los accidentes son de carácter leve y, aunque los más afectados son los trabajadores españoles, el aumento de contrataciones de población extranjera ha llevado a un incremento de los accidentes y del índice de siniestralidad», apuntó la CEN. La mayor parte de los accidentes se producen en edades comprendidas entre los 40 y los 59 años, y un 12 % de los registrado en la industria se producen en la industria agroalimentaria.

CAUSAS

El estudio señala que las causas de los accidentes laborales en Navarra son el crecimiento económico positivo desde 2018; la creación de nuevos puestos de trabajo y entrada en el mercado laboral de personas con menos experiencia; y la posibilidad de cambiar de puesto de trabajo, «que requiere nueva adaptación y formación». Sobre el apartado de condiciones laborales, como causas se enumeran la alta incorporación de personas trabajadoras autónomas; la alta rotación en Navarra, mayor que la media nacional; y la contratación por campañas que requiere contrataciones temporales y de corta duración.

Los factores demográficos también condicionan la siniestralidad y accidentalidad. Así, se ha constatado que «hay más personas trabajadoras»; la incorporación de personal extranjero en el ámbito laboral de Navarra; y la edad de la población asalariada. Y como último punto se resaltan la capacitación «centrada en la falta de conocimiento y/o de experiencia de las personas trabajadoras sobre los riesgos laborales»; «la escasa difusión de las medidas preventivas hacia la población trabajadora»; y la modernización de la maquinaria, «que exige una formación previa para evitar el uso inadecuado».

PROPUESTAS

Tras el análisis, el estudio señala las propuestas y medidas adecuadas para atajar la siniestralidad en Navarra como adaptarse a sectores y perfiles de trabajo, vigilar la prevención laboral, promover una cultura de trabajo y acciones de sensibilización, difundir métodos de trabajo seguros y adaptar el entorno laboral.


To Top