jueves, 29 febrero 2024

Los objetivos de Susana Villanueva como nueva presidenta de Fundaciones de Navarra

El 'Fórum Fundaciones', celebrado este lunes, fue el escenario en el que Villanueva se estrenó oficialmente en el cargo. Durante su intervención, puso el foco en los grandes temas que abordará en los próximos años: la profesionalización de los directivos; el fomento de las alianzas estratégicas con nuevos grupos de interés; la sensibilización y promoción del sector; profundizar en la relación con el sector privado y mejorar la existente con la Administración; o facilitar y simplificar las gestiones de las fundaciones.


Pamplona - 27 noviembre, 2023 - 14:34

Las 346 fundaciones registradas en Navarra son capaces de generar 76 millones de euros en valor bruto. (Fotos: Izeia Encina)

Crear un equipo de trabajo destinado a impulsar la profesionalización de los cuadros directivos de las fundaciones; identificar a nuevos grupos de interés para el establecimiento de alianzas estratégicas; celebrar talleres prácticos para abordar la sostenibilidad económica de estas entidades; potenciar la comunicación, sensibilización y promoción para seguir generando un sentimiento de pertenencia en Fundaciones de Navarra; visibilizar e impulsar estas organizaciones como generadoras de mejoras en la vida de las personas… Estas son algunas de las principales líneas de trabajo que Fundaciones de Navarra quiere impulsar de ahora en adelante, según adelantó su nueva presidenta, Susana Villanueva, en el ‘Fórum Fundaciones’ celebrado este lunes en Civican.

Precisamente, dicho encuentro, donde se mostraron diversas soluciones y casos de buenas prácticas nacionales, regionales y locales frente al cambio climático y en la consecución de los ODS, fue el escenario elegido para presentar a Villanueva como nueva presidenta. Por este motivo, dedicó su intervención a analizar el estado en el que se encuentra su sector, las oportunidades y amenazas que lo rodean y, sobre todo, a definir el trabajo que va a desarrollar como máxima responsable de una de las principales familias de la Economía Social de Navarra. De este modo, además de agradecer y reivindicar el trabajo realizado hasta ahora, defendió la necesidad imperiosa de incorporar mejoras en la gestión para garantizar la sostenibilidad de sus asociadas. “Hay que profesionalizar los órganos de gobierno e incorporar mejoras a través de alianzas”, expresó.

«Hay que profesionalizar los órganos de gobierno e incorporar mejoras a través de alianzas»

Además, Villanueva reclamó “mejorar la coordinación con la Administración”, lograr una comunicación fluida y profundizar en la coordinación interdepartamental en la figura del Protectorado y una mejor interlocución con el sector fundacional, “atendiendo a su especificidad a la hora de acceder a ayudas e incentivos”.

También remarcó la importancia de profundizar en la relación con el registro de fundaciones para facilitar y simplificar las gestiones de estas. “Debemos velar por el cumplimiento de un nuevo marco normativo como la Ley de Fundaciones, que nos permite trabajar con mayor transparencia y eficacia”, reivindicó. En ese sentido, recalcó que las 346 fundaciones registradas en Navarra son capaces de generar 76 millones de euros en valor bruto y cuentan con 600.000 usuarios directos e indirectos de sus actividades.

A este respecto, para Villanueva resulta clave que las entidades sin ánimo de lucro potencien la vinculación con las empresas y el sector privado. “Tenemos que apoyarnos en el liderazgo empresarial si queremos subsistir y para consolidar nuestra actividad fundadora. Esta unión, junto a la profesionalización de nuestros equipos, muchas veces cubiertos con voluntarios que trabajan de forma altruista, nos dotará de los recursos humanos y económicos imprescindibles para asegurar la sostenibilidad de nuestros proyectos”, añadió.

«Debemos velar por el cumplimiento de un nuevo marco normativo como la Ley de Fundaciones, que nos permite trabajar con mayor transparencia y eficacia»

Al mismo tiempo, Villanueva avanzó que la organización está participando con la Administración pública en el diseño, desarrollo y puesta en marcha de actividades vinculadas al territorio. “En definitiva, el contexto ha cambiado para todos, y ese nuevo escenario nos demanda nuevas respuestas”, sentenció la nueva presidenta de Fundaciones de Navarra.

Antes de su discurso de clausura, intervinieron el director general de Fundación Caja Navarra, Javier Fernández, que puso el énfasis en cómo las fundaciones deben estar alerta para atender las demandas sociales; y el director general de Economía Social y Trabajo del Gobierno de Navarra, Iñaki Mendióroz, hasta la fecha presidente de Fundaciones de Navarra.

Susana Villanueva protagonizó este lunes su primera intervención como presidenta de Fundaciones de Navarra.

Susana Villanueva protagonizó este lunes su primera intervención como presidenta de Fundaciones de Navarra.

Este último aprovechó su presencia para trasladar el apoyo y respaldo del Ejecutivo navarro al sector fundacional. En concreto, aseguró que su actividad «ha contribuido a que Navarra lidere la Economía Social a nivel europeo» y «permite vertebrar el territorio y llegar a donde las administraciones públicas no pueden». Además, celebró que la nueva Ley de Fundaciones ha ayudado a establecer un nexo de coordinación con la Administración a través de los protectorados, pero reconoció que aún queda trabajo para “simplificar y hacer más accesible” la normativa y “profundizar en la relación con los protectorados para mejorar la gestión de datos y la rendición de cuentas de la actividad”.

CAMBIO CLIMÁTICO Y ALIANZAS

Previamente, el ‘Fórum Fundaciones’ abordó algunas soluciones y casos de buenas prácticas a nivel nacional, regional y local frente al cambio climático y en la consecución de los ODS. Así, por ejemplo, el coordinador de Fundaciones por el Clima de la Asociación Española de Fundaciones (AEF), Xose Ramil Ferreiro, expuso el pacto de Emergencia Climática y Justicia Social impulsado desde la entidad. Según explicó, este pacto persigue «movilizar una gran red de fundaciones en la lucha contra los efectos del cambio climático», proporcionar «una entrada progresiva a la acción climática», promover procesos de aprendizaje «con sesiones y formaciones específicas», documentar buenas prácticas «con la publicación de un informe anual de avances», conectar con otras iniciativas del sector filantrópico, impulsar la inversión sostenible con grupos de trabajo específicos y el lanzamiento de un fondo de inversiones propio. Sus impulsores prevén contar con 300 fundaciones firmantes para el mes que viene.

Siguiendo esa misma línea, Sergio Menéndez, coordinador del Grupo de Innovación de Campo en Grupo AN; Clara Viejo, responsable de Medioambiente y Sostenibilidad en UCAN; y el responsable de Ingeniería de UAGN, Fernando Lizarraga, mostraron en un coloquio cómo la alianza estratégica entre diferentes fundaciones, entidades y empresas puede impulsar la lucha contra el cambio climático. En su caso, se refirieron al trabajo realizado en torno al proyecto Ecorciplas. Dicha iniciativa plantea, a través de la innovación, el uso de una solución alternativa, sostenible y circular al plástico agrario.

De esta forma, Lizarraga celebró que en el proyecto pudieron ayudar a mejorar la imagen de los agricultores y su sensibilidad hacia el medioambiente: “El agricultor es el primero que quiere luchar contra el cambio climático y el más interesado en proteger su campo, pero no siempre se tiene esa percepción”.  Por su parte, Menéndez resaltó que las alianzas ayudaron a salvar obstáculos de la iniciativa, como la dificultad de retirar adecuadamente el plástico del campo “limpiando de impurezas y asegurando su reciclabilidad”. Mientras, Viejo resaltó que las tres entidades han trabajado en varias ocasiones en proyectos colaborativos y que la alianza era necesaria porque se trata de un residuo de difícil tratamiento y poco atractivo a la hora de reciclar. Por eso, reivindicó que más agentes locales se sumen a la iniciativa para tejer una red de recuperadores.

Iñaki Mendióroz defendió que las fundaciones navarras han contribuido a que la región "lidere la Economía Social a nivel europeo"

Iñaki Mendióroz defendió que las fundaciones navarras han contribuido a que la región «lidere la Economía Social a nivel europeo»

En cuanto a la experiencia local, Peio Oria, promotor de Fundación Clima, presentó el caso de éxito desarrollado en colaboración con el Ayuntamiento de Villava para “reequilibrar la energía radiativa que recibe la tierra”. Esta iniciativa ha consistido en diseñar, construir e implementar una instalación piloto destinada a una gestión optimizada de la radiación solar para la refrigeración de espacios cerrados y parcelas agrícolas mediante el uso de espejos. Oria compartió que ya cuentan con los primeros resultados transferibles y que, próximamente, trabajarán en aplicaciones a mayor escala para refrigerar espacios cerrados como escuelas infantiles, residencias de ancianos y naves industriales, así como para explorar oportunidades y fuentes de innovación para su desarrollo empresarial.

RECONOCIMIENTOS

La jornada se completó con la entrega de una serie de reconocimientos por parte de Fundaciones de Navarra a las personas, entidades e instituciones que han participado activamente en su desarrollo y consolidación. Con este homenaje se quiso poner en valor la contribución de estos agentes para visibilizar el sector fundacional e impulsar su desarrollo y fortalecimiento.

Así, bajo el título ‘Porque fueron somos y porque somos serán’, los galardonados fueron los anteriores presidentes de Fundaciones de Navarra, Mikel Archanco e Iñaki Mendióroz, junto a Antonio Martínez de Bujanda (Fundanel), Fernando Armendáriz (Fundación ARPA), Patxi Lasa (Paris 365-Gizakia Herritar), Iñaki Antoñanzas (Fundación Universidad de Navarra), Ana Carmen Esparza (Fundación para el Desarrollo Tecnológico y Social), José Daniel Sánchez (Fundación Orfeón Pamplonés) y Marino Barasoain (Fundación Navarra para la Excelencia).


To Top