miércoles, 29 junio 2022

Los planes más ‘fit’ para Semana Santa en Navarra

Escalada, esquí, parques de aventura, motor, rutas a caballo, barrancos, 'rafting', piragüismo, golf, deportes acuáticos, parapente, vuelos en ultraligero... El ocio no está reñido con la actividad física y Navarra dispone de una gran oferta de turismo activo para esta Semana Santa. El siguiente Capital Sport recoge los mejores planes con los que combinar deporte, aventura y excursiones en el corazón de la versátil naturaleza del territorio foral. Un ecosistema sostenido a su vez por un sólido y rico tejido empresarial.

Iratxe Zubieta
Pamplona - 11 abril, 2022

De la montaña al bosque, por el aire o sobre el agua. Navarra ofrece múltiples opciones de turismo activo en plena naturaleza. (Fotos: cedidas)

¿Desconectar, disfrutar de las vacaciones y descubrir nuevos paisajes a través del deporte y sin salir de Navarra? Todo ello es posible y sin largos desplazamientos. La Comunidad foral cuenta con una gran oferta de actividades al aire libre, pensadas para todas las edades.

Capital Sport recoge algunas de las mejores propuestas de turismo activo para esta Semana Santa en el corazón de la versátil naturaleza que caracteriza a este territorio. Aunque se pueden disfrutar de forma particular, también existe un gran ecosistema de empresas especializadas en deportes de aventura.

1. ESCALADA

Para aquellos que deseen desafiar al vértigo y ascender hasta lo más alto de peñones y grandes rocas, Navarra y sus inigualables parajes son es uno de los territorios mejor valorados para practicar esta actividad.

Tanto principiantes que quieran dar sus primeros pasos en la modalidad o escaladores ya expertos que busquen nuevas aventuras podrán encontrar una amplia oferta de actividades en empresas como Nive (valle de Roncal) o Guías K2 (Pamplona), entre otras.

Las propuestas de Nive para las vacaciones son: esquí de montaña, ascensión al Anie y escalada en mallos de Riglos.

También existen webs especializadas, que organizan rutas multiaventura en compañía de expertos. Algunas de las ubicaciones recomendadas son Etxauri, Balerdi (Arista Sur), Roca de Madalenaitz (por su arista SW en la sierra de Aralar), monte Beriain; Axkin (Sunbilla); Cresta sur Balerdi (Gaínza), espolón de Ziordia; el Carrascal (Peñartea o Aitzerdea); o Aiztondo en (Huarte Arakil).

2. DEPORTES DE NIEVE

Si las condiciones climatológicas son propicias, el Pirineo navarro ofrece planes de esquí para todos los gustos. El de fondo se puede practicar en el valle de Belagua, y en Abodi-Irati, en el de Salazar.

Las pistas de Larra-Belagua se dividen principalmente en dos zonas: El Ferial y La Contienda. Tienen diferentes dificultades y, en función de la nieve, pueden alcanzar hasta los treinta kilómetros esquiables.

Otra variante para realizar recorridos sobre los montes nevados, cuando el clima lo permite, son las raquetas. En Arruazu están las rutas de Beloki y Txameni; cerca de las Casas de Echeverri, se puede pasear por el Enekorri y Otarrabizkarra; y, en Leitza, se encuentra la inmensidad de los altos de Ezkurra.

3. PARQUES DE AVENTURAS

Navarra cuenta con hasta siete parques de aventuras, con una amplia y versátil propuesta de actividades para todas las edades. En Elizondo, está ubicado el Baztan Abentura Park. En él se puede disfrutar del rafting y tubing, así como de rutas de rápel y barranquismo. También tiene dos zonas con tirolinas para los más pequeños de la casa.

A los pies del Parque Natural de Urbasa, abre sus puertas Urbasa Abertura en Semana Santa. Cuenta con puntos para poner a prueba la orientación de los visitantes, escalada, tirolinas y grandes telas de araña de red para trepar sorteando diferentes obstáculos.

En Igantzi, se encuentra Irisarriland. Incluye más de diecisiete actividades, además de alojamientos para poder pernoctar y un restaurante para quienes deseen probar la gastronomía local en plena naturaleza. Entre las aventuras más espectaculares predominan un puente de 140 metros de largo y 50 de alto que surca el bosque, las rutas a caballo, dos vías ferratas, el vuelo pendular, una actividad con pistolas láser, descenso con bicicletas…

El parque de Irisarriland incluye una oferta de más de diecisiete experiencias diferentes dentro de su parque.

No muy lejos, en Narbarte, se ubica el Bertiz Abentura Park, que posee más de un kilómetro de recorridos aéreos para saltar entre árboles, más de 60 juegos y hasta seis tirolinas adaptadas.

Por otro lado, el Parque Aventura Beigorri Lekumberri propone una alternativa de ocio activo también con tirolinas y cuatro circuitos de puentes colgantes entre las ramas de los árboles.

En el robledal de Artamendia, a solo tres kilómetros de Aibar, se ubica el parque que tiene el mismo nombre del bosque. En él se puede caminar entre las ramas de los robles sobre redes a gran altura y puentes colgantes.

Por último, en Burguete se localiza el Parque del Pirineo, igualmente copado de pruebas de altura listas para desafiar las habilidades de sus asistentes.

4. MOTOR

Los apasionados de las aventuras motorizadas también tienen su propia oferta turística dentro de la comunidad. El Circuito de Navarra (Los Arcos) presenta diversas experiencias sobre ruedas y cursos para realizar dentro del circuito. Encontrarán la posibilidad de probar la conducción deportiva, GT, karting

Bardenas Buggies Tour cuenta con una ruta de 3 horas por el corazón de las Bardenas que incluye bocadillo y bebida.

Otras alternativas interesantes con vehículos pasan por surcar el famoso desierto de las Bardenas Reales al volante de un buggy o sobre un quad. Las empresas más reconocidas son Bardenas Buggies Tour (Valtierra) y Tito Quad y Buggy y Activa Experience, (Cascante) que recoge varios itinerarios sobre dos ruedas y diferentes escapadas para los más aventureros.

5. RUTAS A CABALLO

Otra forma de hacer ejercicio entre la inmensidad de los verdes bosques, alejados del ruido de la ciudad, son los paseos a caballo. Hay una gran variedad de recorridos que pueden ir desde los veinte minutos de duración hasta jornadas enteras o, incluso, semanas. Existen varios centros ecuestres que ofrecen actividades a lomos de estos majestuosos animales: el Club Hípico Arbayún, en Usun; la Hípica Ordoki, en Arizkun o AV Sport Horses, con sede en Huarte. Más al sur están el Club Hípico Cristina Ullate, en Tafalla, y la hípica Zahorí, en Falces.

Además de manejar un amplio itinerario de trayectos, incluso a la carta, la mayoría de los centros cuenta con campamentos ecuestres infantiles durante Semana Santa.

7. BARRANCOS, RAFTING Y PIRAGUAS

La primavera es una de las épocas en las que se dan las mejores condiciones para este tipo de actividades. El barranco de Artazul y de Lizebar, en Arteta, son un enclave perfecto para aventurarse en esta emocionante aventura con interminables rápeles, marmitas, saltos, toboganes, zonas encañonadas y una enorme cascada. Entre los más famosos también están los barrancos de: Lizebar (valle de Ollo); Diablozulo (Monreal); Arandari (Valle del Roncal); y Arranco, en Belagua.

Algunas de las compañías que planifican este tipo de actividades en la Comunidad foral son BKZ, en el valle de Bertizarana; Mugitu Aventura, en Estella; el camping Osate, en Ochagavía; River Gurú, Rafting B2B o Guías K2, entre otras, situadas en la Comarca de Pamplona y que también disponen de otras actividades como rutas por montaña y escalada; o la empresa Menditxik, situada en Arrasate pero que también opera en la Comunidad foral. De hecho, en Semana Santa tienen programado visitar algún barranco en la zona de Burgui.

8. GOLF

Existen tres campos de golf en Navarra: el Club de Golf Castillo de Gorraiz, el Club de Golf Señorío de Zuasti y el Club de Golf de la Ulzama, los tres con dieciocho hoyos y enfocados a jugadores federados o con conocimientos previos de la disciplina. Pero, para quienes buscan introducirse en este mundo a través una oferta diferente, está el Lizaso Golf Pitch & Putt (valle de la Ulzama).

Sus instalaciones cuentan con nueve hoyos y la posibilidad de alquilar el material necesario para jugar. Un lugar pensado para disfrutar con amigos o la familia en un entorno perfecto que une naturaleza, deporte y ocio.

9. DEPORTES ACUÁTICOS

A falta de mar, buenos son pantanos. Y precisamente, dos de los ubicados en Navarra –Yesa y Alloz– ofrecen gran variedad de alternativas para practicar deportes acuáticos entre montañas.

Por un lado, Yesa es ideal para practicar deportes que necesitan contar con la propulsión del viento como la vela, el esquí acuático o el windsurf. Alloz también ofrece diferentes alternativas como hidropedales, piragüismo, kayaks o vela, mediante el alquiler de estas embarcaciones. La Escuela Navarra de Vela y la empresa Esnavela poseen una amplia oferta de actividades (sujeta a las condiciones climatológicas) en este pantano, situado a menos de diez kilómetros de Estella.

10. DESDE EL AIRE

Otra alternativa de turismo activo pasa por descubrir la geografía navarra desde el aire. Los entornos más espectaculares para sobrevolar en parapente, paramotor, parastrike o tándem son la sierra de Urbasa y Aralar, la comarca de Pamplona y Arteta, Izaga, los viñedos de Tierra Estella, el castillo de Monjardín, los valles de Yerri y Guesálaz, el parque natural de Urbasa y Andía, el enclave del nacedero del Urederra, la sierra de Codés y Montejurra, el valle de Baztan

Pyrineum permite descubrir la geografía navarra desde el aire a los mandos de un ultraligero.

Existen diferentes compañías especializadas, que cuentan escuelas y una gran variedad de alternativas: la Escuela Navarra de Parapente o el Centro de Paracaidismo Pirineos, que además dispone de su propio aeródromo. Solo hace falta elegir el lugar y echar a volar.

Por otro lado, quienes quieran experimentar las sensaciones de volar en un ultraligero pueden contactar con el Centro Internacional de Vuelo Pyrineum, en Lumbier. Allí podrán disfrutar de sus autogiro ELA- 07 y TECNAM P92 y despegar desde su aeródromo para vivir una aventura de altura.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top