domingo, 29 noviembre 2020

Más de 25.100 ‘estómagos agradecidos’

Pese a todas las dificultades ligadas a la coyuntura actual, la labor que realiza el Banco de Alimentos de Navarra, en conjunto con sus intermediarios, llega en estos momentos a los hogares de más de 25.100 personas. Tras 'La Gran Despensa', una campaña que recolectó "casi medio millón de euros", es el momento de expresar gratitud a una sociedad que "siempre responde". A través de la campaña 'Gracias, Navarra', la fundación reconoce en su 25º aniversario a las empresas y ciudadanos generosos que han transformado un escenario de incertidumbre en otro de solidaridad.

Cristina Mogna
Pamplona - 24 octubre, 2020

Voluntarios trabajando en el almacén principal del Banco de Alimentos de Navarra, durante la pandemia.

A partir de esta semana y hasta el 13 de noviembre, la Fundación Banco de Alimentos de Navarra pone en marcha la campaña ‘Gracias, Navarra’ para expresar su gratitud a una sociedad que “siempre responde”. Después de haber recolectado casi medio millón de euros en su última campaña, ‘La Gran Despensa’, su misión más urgente es la siguiente: agradecer a todos los que, desde su trinchera, transformaron el escenario de incertidumbre en uno de solidaridad. No resultó una tarea sencilla de planificar para Joaquín Fernández, presidente del Banco de Alimentos de Navarra (BAN), pero el resultado fue, a su juicio, “fenomenal”.

El coronavirus trastocó de manera radical los planes de la institución. A la paralización se adaptó como bien pudo la sociedad en su conjunto, con la salvedad de que el hambre no espera a virus ni pandemias. Al contrario, se erige como una amenaza más cercana en estos contextos. Como la inmensa mayoría de los ciudadanos, los voluntarios de la institución estuvieron confinados en sus hogares desde marzo. Eso, sumado a las medidas de seguridad implantadas en los supermercados y al temor al contagio, contribuyó a que la posibilidad de llevar a cabo la tradicional Gran Recogida a finales de mayo pareciera imposible. Sin embargo, las más de 20.000 personas en la Comunidad foral que dependían de estas donaciones seguían esperándolas. Y el BAN consiguió, a través de los distintos colaboradores con los que coordina su actividad, llegar a sus puertas.

Lo hizo a través de una campaña en línea que bautizó con el nombre de ‘La Gran Despensa’. Así lo explica Marisol Villar, responsable de Colectas: “Dado que no podíamos hacer una recogida normal ni tener voluntarios por la calle, decidimos que haríamos una campaña de captación de fondos para que nosotros pudiéramos comprar los alimentos.

Para ello diseñaron una nueva página web, que permite la donación “en metálico”, a través de una transferencia bancaria. Asimismo, la interfaz posibilita que los usuarios elijan entre tres ‘cestas’ virtuales con diferentes precios -de diez, veinte o veinticinco euros, respectivamente- que “detallan la relación de alimentos que puede equivaler esa cantidad de dinero”. Aunque esta modalidad se planteó en una situación de emergencia, desde el Banco valoran que puede prolongarse en el tiempo por los beneficios que conlleva: “Cuando nos donan mediante la página web, podemos adquirir los productos que necesitamos en donde sea y, además, negociar condiciones mejores de compra.

Al igual que el presidente de la institución, Villar también resalta la respuesta que obtuvieron desde la sociedad: “Me sorprendió la acogida tan buena que tuvo la campaña y la generosidad que demostró la gente”. Ramón Navarro, vicepresidente de la fundación benéfica, plasma esta sensación de “éxito” aportando números: “Nuestra expectativa era recolectar 350.000 euros, y al final hemos conseguido 469.580”. El 64 % del dinero recaudado corresponde a donaciones realizadas por ciudadanos particulares, mientras que el 36 % restante procede de empresas y entidades como CaixaBank, Laboral Kutxa, Viscofan, General Mills y Fundación Reale, entre otras tantas.

Este verano, el Banco de Alimentos entregó sus ‘Pañuelicos Solidarios’ a todas las entidades que colaboraron con la fundación durante el estado de alarma.

El incremento en las donaciones vino acompañado, a su vez, de un aumento de la demanda constatado por Fernández durante estos meses. “En febrero repartíamos alimentos a 22.200 personas en Navarra, pero a partir del confinamiento esa cifra aumentó en 3.000. Ahora, por lo tanto, estamos distribuyendo a 25.200 personas”. Para el presidente del BAN, este escenario responde a dos factores importantes. Uno es el retraso en el cobro de los ERTE, pues “la Administración tiene un desajuste bastante importante en este tema”. Por otro lado, pone el foco en todos aquellos que, hasta la activación del estado de alarma, formaban parte de la economía sumergida: “Los trabajadores del hogar, por ejemplo, antes cobraban algo. Ahora se han quedado sin nada”.

Desde el Banco de Alimentos defienden que este crecimiento, en todo caso, está constatado por los servicios sociales de base: “Nosotros no damos directamente los alimentos a las personas que los consumen”, apunta Fernández. En cambio, trabajan con entidades, parroquias y asociaciones benéficas que “periódicamente” entregan un listado de las personas que reciben estas ayudas a la institución. “Registramos esos datos en un programa informático y procedemos a eliminarlos en caso de que haya duplicados, explica.

La tarea del Banco no ha terminado. En noviembre tienen previsto iniciar una nueva campaña online que sustituya a la segunda recogida de alimentos anual que se organizaba todos los años durante este mes. Por eso, el agradecimiento que hace Joaquín Fernández a los navarros viene unido a una petición: la de “no olvidar que vendrán más problemas económicos, y que, por lo tanto, más personas necesitarán alimentos”. Falta un mes para que arranque la segunda edición de la llamada ‘La Gran Despensa’, pero no es necesario esperar hasta entonces para realizar un gesto solidario. A través de la página web del Banco se pueden realizar donaciones “en todo momento”. Si se prefiere, también es posible hacer una transferencia bancaria puntual a las cuentas ES59 3035 0069 52 0690024878, ES59 3035 0069 52 0690024878, ES23 2100 2173 87 0200346965 o ES74 0049 2129 31 2914010570. ¡Gracias, Navarra! Eskerrik asko!


To Top