miércoles, 20 octubre 2021

Misión: aumentar el tiempo de inmunidad de las vacunas contra el Covid-19

La jornada inaugural de Biospain 2021 sirvió para poner de manifiesto algunos de los retos actuales que debe afrontar la industria farmacéutica.  Así, los ponentes de la mesa científica 'Are we ready for the next pandemic?' plantearon la necesidad de potenciar la colaboración público-privada y de incrementar las inversiones para reducir la dependencia de Europa con respecto a otras regiones.

Redacción
Pamplona - 29 septiembre, 2021

"La construcción de futuros escenarios pandémicos es una tarea compleja y delicada", apuntaron los expertos. (Foto: cedida)

La primera jornada de Biospain 2021 sirvió para abordar, entre otras áreas, qué políticas deben desarrollarse para detectar, aislar y tratar enfermedades infecciosas. Fue durante la mesa científica ‘Are we ready for the next pandemic?’, que estuvo moderada por María Isabel Rodrigo, subdirectora asistencial de Procesos Ambulatorios y Diagnóstico del Complejo Hospitalario de Navarra. En ella, el debate se centró en los problemas de salud global más probables que pueda haber en el futuro. Así, se analizaron desde nuevos virus hasta bacterias resistentes a los antibióticos pasando por las próximas enfermedades tropicales que se prevén debido al cambio climático.

“La construcción de futuros escenarios pandémicos es una tarea compleja y delicada”, apuntó Rodrigo. Según explicó, la complejidad radica en que las partes están interconectadas: “Tan importante es la capacidad de diagnóstico, tratamiento o las vacunas como la predicción en la que influyen aspectos tan difíciles de prever como el comportamiento individual y grupal”.

En este sentido, los ponentes coincidieron en que la pandemia ha demostrado cómo los mecanismos de alerta no funcionaron adecuadamente. En palabras de Dámaso Molero, CEO de la compañía 3P Biopharmaceuticals, “las comunicaciones y el movimiento de personas son radicalmente diferentes a los de otras épocas”. Por ello, reclamó una coordinación internacional “mucho más eficiente”.

La pandemia ha demostrado que los mecanismos de alerta no funcionaron adecuadamente. Por eso, Dámaso Molero (3P Bio) pidió una coordinación “mucho más eficiente”.

La segunda parte de la sesión estuvo enfocada en la búsqueda de soluciones biotecnológicas que aseguren una respuesta eficaz frente a las pandemias. Aquí los expertos subrayaron la importancia de la colaboración público-privada, ya que “ningún actor por sí solo puede proporcionar la experiencia, los servicios y las soluciones innovadoras necesarias”. Como caso de éxito de esa colaboración citaron el desarrollo, la aprobación y fabricación de una amplia gama de vacunas en la reciente pandemia.

Para Molero, “es evidente que la capacidad de desarrollo y fabricación de medicamentos a nivel mundial, en un caso de pandemia, es insuficiente”. No obstante, puntualizó que, gracias a la ciencia y al papel de la industria farmacéutica, así como al conocimiento y trabajo previo, fue posible obtener vacunas en tiempo récord.

VACUNAS

Por su parte, el virólogo Mariano Esteban, jefe del Grupo de Poxvirus y Vacunas del Centro Nacional de Biotecnología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), aseguró que el mundo está viviendo “un momento muy importante” en el control de las pandemias. “Esto ha sido posible porque los investigadores estaban preparados para poder iniciar este proceso gracias al know-how y la tecnología existente”, añadió durante la sesión ‘Vaccines: Covid-19 & Beyond‘.

Sin embargo, también advirtió de que las vacunas actuales parecen no tener una durabilidad larga. De ahí que defendiera como un aspecto clave para conseguir un mayor grado de eficacia “que las vacunas produzcan respuestas inmunes duraderas en el tiempo”.

Arnaud Paris bioMérieux (Francia): “La transformación digital puede ayudar a la productividad en la industria farmacéutica”.

Otro de los ponentes fue Arnaud Paris, director científico de la compañía bioMérieux (Francia), quien valoró el papel jugado por el control de calidad en la respuesta que la industria de las vacunas ha dado durante el Covid-19. También analizó qué grandes desafíos debían superarse para asegurar la continuidad del suministro de las vacunas al mundo y cómo prevén desde bioMérieux, el futuro control de calidad.

En opinión de París, el sector se enfrenta tanto al doble desafío de la fabricación y el suministro como al regulatorio. “Necesitamos reducir nuestra dependencia de otros países para el suministro de medicamentos clave”, señaló. Y para ello pidió realizar inversiones europeas y nacionales para aumentar las capacidades de fabricación locales y acelerar la producción y liberación de medicamentos: “La transformación digital tiene un gran impacto en la forma en que avanza la industria farmacéutica y puede ayudar a la productividad de la I+D con herramientas novedosas que permiten analizar, seleccionar y visualizar una gran cantidad de datos que antes no se tenían en cuenta”.

Entra aquí para leer más sobre innovación en Navarra.

 


To Top