domingo, 27 noviembre 2022

Navarra se incorpora a la Alianza de Regiones de Automoción

Creada en el marco del 150º Pleno del Comité Europeo de las Regiones, la organización tiene el objetivo de fortalecer las industrias regionales, crear valor y garantizar la cohesión territorial de las zonas afectadas por la descarbonización del sector. Así, suma veinte regiones alemanas, españolas, francesas, austríacas, italianas, eslovacas y neerlandesas.

Redacción
Pamplona - 1 julio, 2022

El 31 % del PIB de Navarra es industrial y, de este, el 25 % corresponde al sector de la automoción. (Foto: archivo)

Navarra se adhiere a la Alianza de Regiones de Automoción, creada durante el 150º Pleno del Comité Europeo de las Regiones. El objetivo de esta Alianza es “reunir a regiones con un sector automotriz y de suministro fuerte que quieran desempeñar un papel activo” en la descarbonización del sector del transporte y contribuir a los objetivos del Pacto Verde Europeo. Además, la organización pretende “fortalecer los ecosistemas industriales regionales y la creación de valor, así como garantizar cohesión económica y social en todos los territorios europeos afectados por la transición”.

La Alianza surge tras el debate presidido por el comisario de Empleo y Derechos Sociales, Nicholas Schmit. Durante el turno de intervenciones, el director general de Acción Exterior del Gobierno de Navarra, Sergio Pérez, explicó que “la transición hacia una sociedad más verde debe hacerse con ambición europea pero con visión regional, teniendo en cuenta los cambios que supone y pensando en los trabajadores y trabajadoras del sector de la automoción y en sus familias”.

Sergio Pérez: “La Comunidad foral es la tercera región de España con mayor inversión en I+D+i y contamos con seis centros tecnológicos y tres universidades”.

Al mismo tiempo, el 31 % del PIB de Navarra es industrial y, de éste, el 25 % corresponde al sector de la automoción. De hecho, la industria en Navarra supone “casi el 50 %” de las exportaciones de bienes de nuestra región, cuenta con cerca de 120 empresas con volumen de negocio de 5,1 billones de euros y emplea directamente a 13.000 personas. Además, en Navarra se sitúa la fábrica de Volkswagen, reconocida como mejor fábrica de Europa en el sector de la automoción en la categoría OEM (Original Equipment Manufacturer).

“La Comunidad foral es la tercera región de España con mayor inversión en I+D+i, contamos con seis centros tecnológicos y tres universidades que nos hacen ser líderes nacionales en inserción laboral y creemos que esto es importante”, detalló Pérez.

El director general de Acción Exterior también destacó que la región es “la primera del Estado” que mejor ha ejecutado los fondos Next Generation EU sobre incentivos al vehículo eléctrico: “Contamos con las estrategias Navarra GreenNavarra Digital, además de Naveac y la Agenda de impulso de movilidad eléctrica, con un presupuesto de 23,5 millones de euros, pero creemos que es necesaria una flexibilización de las ayudas de Estado que nos permitan a las regiones acompañar aún más a las empresas en su transformación”.

DEMANDAS DE LA ALIANZA

La Alianza de Regiones de Automoción tiene como objetivo garantizar que la transformación sostenible del transporte por carretera y el sector de la automoción en la Unión Europea no deje atrás a ninguna región. Por ello, el intergrupo Corai (grupo de trabajo sobre automoción) junto con veinte regiones alemanas, españolas, francesas, austríacas, italianas, eslovacas y neerlandesas realizan a las instituciones europeas las siguientes demandas:

  1. Establecer urgentemente un mecanismo europeo que apoye una transición justa, equilibrada y exitosa para las regiones europeas de la industria automotriz y de suministro, incluso mediante la racionalización de las líneas presupuestarias adicionales específicas en los diversos fondos y programas europeos.
  2. Emprender una evaluación de impacto territorial detallada (a nivel regional) de las consecuencias de la transformación en el sector automotriz como punto de partida para el marco de transición justa, incluido un mapeo granular del impacto en el crecimiento regional y el empleo.
  3. Abordar los desafíos y oportunidades comunes para las regiones y las pymes con respecto a la industria de la cadena de suministro automotriz, que se verá particularmente afectada por la transición del tren de transmisión.
  4. Apoyar la reconversión y mejora de las cualificaciones de la mano de obra (regional) para evitar la pérdida de puestos de trabajo en nuestras regiones. Necesitamos monitorear la oferta y la demanda de habilidades relevantes y anticiparnos a las demandas futuras en estrecha cooperación con el marco de la UE del Pacto por las Habilidades, y especialmente con la Automotive Skills Alliance.
  5. Seguir desarrollando un sólido marco de investigación para la transformación industrial y la innovación en la industria automovilística europea, aumentando la resiliencia de la cadena de suministro de materias primas estratégicas y críticas.
  6. Proporcionar flexibilidad en las directrices sobre ayudas estatales (incluido el reglamento de exención por categorías) para permitir que las regiones automovilísticas orienten y gestionen esta transformación y eviten sus efectos negativos. También deben preverse medidas de apoyo para que los entes locales y regionales aceleren la adopción de tecnologías innovadoras a través de la contratación pública.
  7. Apoyar a las regiones para que desplieguen estaciones de recarga y reabastecimiento de combustible accesibles al público para promover la adopción de vehículos eléctricos y vehículos que utilicen combustibles alternativos con bajas emisiones de carbono o cero. Es imperativo para la cohesión territorial y social que estas estaciones estén disponibles en todas las regiones y sean interoperables a través de las fronteras.
  8. Concentrar los fondos de inversión públicos y privados disponibles en las diversas soluciones tecnológicas (por ejemplo, electrificación, tecnologías de hidrógeno y combustibles sintéticos) para garantizar la competitividad y la innovación de la industria automovilística europea.
  9. Establecer una gobernanza multinivel y un enfoque de asociación para esta transición para una planificación de políticas, una acción presupuestaria y un diálogo adecuados y eficaces con todas las partes interesadas y las autoridades públicas en todos los niveles, incluidos la Comisión Europea, el Consejo y el Parlamento Europeo.
  10. Apoyar esta alianza como la principal plataforma abierta para la coordinación de las regiones de automoción y suministro, para que puedan trabajar juntas a nivel regional, nacional y europeo, y en estrecha cooperación con las iniciativas existentes para que la transición sea un éxito.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top