sábado, 23 marzo 2019

Navegando por el lujo

Ropa, joyas, relojes... ¡incluso yates! El mundo de la venta 'online' está creciendo en todos los sectores y el lujo no se queda fuera. Desde colecciones cápsula hasta asistentes virtuales que te tratan como si estuvieras en una tienda. ¿Su objetivo? Conseguir que comprar en internet siga siendo una experiencia.

Teresa Antón
Pamplona - 23 febrero, 2019

La compra online de productos de lujo aumenta.

La compra online de productos de lujo aumenta.

Si ‘Pretty Woman’, ‘Compradora compulsiva’ o ‘Gossip Girl’ se rodaran de nuevo, serían completamente diferentes. Aquella escena en la que un dependiente les hace la pelota a Vivian Ward y Edward Lewis o el continuo shopping de Blair Waldorf por las calles del Upper East Side serían sustituidos por compras online. Eso sí, con un servicio y una atención igualmente cuidada porque la nueva tendencia es ser una Pretty e-Woman. ¡Bienvenidos al mundo del e-commerce!

En 2016 un estudio mostró que la venta de lujo en tienda física crecería solo un 2% para 2021, mientras que en los canales online crecería un 8%. Además, del crecimiento en venta online en los últimos años, la mayor parte, un 42%, se debe a esa generación que han ido absorviendo el mundo de las tecnologías: los millennials.

tiendo-online-reloj-JaegerLeCoultre

Las nuevas tecnologías influyen en las nuevas generaciones y estas son las que están cambiando el modo de comprar. Aunque al inicio el sector del lujo se mostró reticente a este tipo de venta tan ‘impersonal’, ahora han sabido adaptarse y dar un trato igualmente único a sus clientes a través de sus web.

Tanto es así que han surgido páginas guía para ayudarte a hacer la mejor compra. SmartLuxury son cazadores de tendencias de lujo y para ayudar a sus navegantes cuentan con los ‘Luxury insiders’, un grupo de expertos formado por personal shoppers, estilistas, diseñadores y bloggers como Lara Cereza (Starchic blog) o Claudia Villanueva (Trendencies F&B blog).

Olivia-Palermo-Montblanc

Sin embargo, en el mundo de Instagram -porque aceptémoslo, Instagram se está comiendo al resto de redes sociales- los prescriptores son muchas veces los llamados ‘influencers’ y las ‘it-girls’ e ‘it-boys’ del momento. Desde celebridades como el clan Kardashian (Kim sería la más seguida con 122 millones de followers) hasta cantantes como Selena Gómez (146 millones), pasando por este híbrido que ha surgido entre supermodelos e instagramers que hacen que su número de seguidores las conviertan en las más deseadas en las pasarelas como Gigi Hadid (46,1 millones).

Pero fuera de las luces del mundo de los famosos también hay bloggers e instagramers que son los ‘mejores amigos’ de las grandes marcas de lujo. Chiara Ferragni comenzó su blog de moda, The Blonde Salad, en 2009 su éxito ha sido tal que ahora las revistas analizan cada uno de sus looks de street style y está invitada en todos los front row (las primeras filas de los desfiles) de las grandes marcas. Esta italiana, con más de 26 millones de seguidores en su cuenta personal de Instagram, ha creado su propia marca de ropa, es embajadora de Pantene y ha colaborado con marcas como Dior, Louis Buitton o Chanel, ¡incluso tiene su propia muñeca Barbie!

Chiara no es la única por la que pelean las marcas, los neoyorquinos Olivia Palermo y Adam Gallagher o españolas como Dulceida, Gala González o Alexandra Pereira (Lovely Pepa) participan en campañas, colaboran con grandes marcas e incluso se convierten en promotores de escuelas de idiomas.

El poder de esta red social es tal que en 2016, durante la Semana de la Moda de Nueva York de septiembre, Tommy Hilffiger presentó su colección #TommyxGigi (diseñada por la ya mencionada Gigi Hadid) con una nueva estrategia: ‘See Now. Have Now’ (Míralo ahora. Tenlo ahora). Lo más sorprendente de este desfile no fue la diseñadora colaboradora o la escenografía que te hacía sentir dentro de una feria, fue que al mismo instante que una prenda pisaba la pasarela podías comprarla con un clic en internet. La marca dio un paso más en la entrada del mundo del lujo en la venta online con este evento y su desfile fue el centro de todas las miradas.

moda-Tommy-Hilfinger-x-Gigi

La nueva generación de millennials se encuentran encantados con estas novedosas y rompedoras iniciativas, para muchos la primera imagen de una marca es a través de las redes sociales oficiales o la web. Por esta razón, las marcas de lujo cuidan estos aspectos especialmente. Es el caso de Hermés que ofrece una página elegante y amena en la que un caballo te acompaña cada vez que está cargando. Además, no solo puedes acceder a las colecciones y ver vídeos de los desfiles y fotografías de gran calidad sino que también puedes comprar accesorios para tu caballo y aprender las diversas formas de anudar su clásico ‘carré’.

coche-Aston-Martin-Vanquish-S

Montblanc presenta una página que mantiene la sobriedad de la marca, pero con modelos jóvenes para atraer al público actual; Gucci ha sacado colecciones cápsula para internet; la marca de porcelanas Lladró ofrece un asistente virtual para que te ayude en las compras; igual que la empresa relojera Jaeger-Le Coultre, quien recurre a uno de estos ‘asistentes’ para que el comprador se sienta tan atendido como si visitara la tienda físicamente respondiendo dudas y dando recomendaciones. Una cosa está clara, las marcas de lujo quieren mantener esa sensación única, de calidad y cuidado en cualquier modelo de tienda y estamos seguros que estos ‘dependientes’ virtuales no habrían puesto mala cara a Vivian bajo el anonimato de internet.

Además, hay páginas como The Billionaire Shop, donde se venden desde un coche Aston Martin Vanquish por 215.000 euros, hasta un reloj de la marca Hublot, por 4 millones de euros, incluso puedes comprarte un yate o un helicóptero, siempre que puedas permitírtelo.

El futuro ya no está en internet, porque eso se ha convertido ya en el presente y quienes no quieran quedarse atrás tienen que buscar como seguir siendo únicos en medio de la masa mundial que forma la red. Mientras tanto podemos ir cotilleando las páginas webs de nuestras marcas y productos favoritos y preguntarnos: ¿Qué compraría Carrie Bradshaw ahora?

glamour-pamplona

To Top