domingo, 24 enero 2021

NILSA y GAN-NIK, reconocidas como ‘Entidades Socialmente Responsables de Navarra’

Ambas compañías obtienen la gratitud de la Asociación de Empresas de Inserción de Navarra (EINA), tras haber reservado el 6 % de los contratos derivados de licitaciones para centros de inserción laboral. El galardón se entregó durante la celebración del 'Día de las Empresas de Inserción de Navarra'. Un acto que clausuró la consejera foral de Derechos Sociales, Mari Carmen Maeztu, quien adelantó que estas compañías recibirán 3,1 millones en 2021.

Redacción
Pamplona - 24 noviembre, 2020

Luis Sanz (GAN-NIK), Xabier Berrade y Eduardo Sanz (EINA), Mari Carmen Maeztu (Gobierno de Navarra), Fernando Mendoza (Nilsa) y Miriam Martón (SNE). (Foto: Víctor Ruiz)

Los directores generales de NILSA, Fernando Mendoza, y GAN-NIK, Luis Sanz, recibieron este martes el reconocimiento otorgado por la Asociación de Empresas de Inserción de Navarra (EINA) como ‘Entidades Socialmente Responsables de Navarra’. Un agradecimiento que suma ya su tercera edición y que se les concedió por haber cumplido el porcentaje de reserva de contratos en licitaciones del 6 % para empresas de inserción sociolaboral, tal y como establece la legislación de la Comunidad foral. Dicho galardón se entregó durante la celebración del ‘Día de las Empresa de Inserción de Navarra’. Un acto que clausuró la consejera foral de Derechos Sociales, Mari Carmen Maeztu, y donde adelantó que las empresas de inserción recibirán 3,1 millones en 2021.

En el encuentro, el presidente de la Asociación de Empresas de Inserción de Navarra (EINA), Eduardo Sanz, reconoció que “son tiempos difíciles” y que el Covid-19 les ha puesto a prueba. Pese a todo, recordó que dan soporte a más de 300 familias en situación de vulnerabilidad en la región y que su facturación conjunta alcanzó los 4,5 millones de euros en 2019. Para finales de este año, además, está previsto que el número de empresas de inserción sociolaboral sea de once. Por ello, “es importante que el Gobierno de Navarra siga prestando su apoyo para continuar invirtiendo en la creación de nuevas oportunidades laborales”.

Eduardo Sanz (EINA): “Es importante que el Gobierno de Navarra siga prestando su apoyo para continuar invirtiendo en la creación de nuevas oportunidades laborales”.

Con respecto a la reserva del 6 %, lamentó su incumplimiento general. “Apenas se llega al 2 %”, subrayó. De ahí que insistiera en la importancia de una herramienta que beneficia a “las personas más vulnerables de la sociedad”. Para Sanz, por lo tanto, cumplir con la normativa “es apostar por la cohesión social y territorial de Navarra”.

En línea con lo expuesto por el presidente de EINA, Mari Carmen Maeztu defendió la opción que suponen las empresas de inserción sociolaboral: “Representáis una alternativa que merece ser considerada porque ponéis a las personas en el centro, primáis el fin social sobre el capital y apostáis por un modelo de gestión transparente, democrático y participativo”. Valoró, además, su compromiso con un tipo de empleo estable y de calidad, con el desarrollo del entorno, la cohesión social o la igualdad, entre otros principios de la Economía Social. En opinión de Maeztu, por tanto, “sois necesarias y, desde las administraciones públicas, siempre tendréis todo nuestro apoyo”.

BALANCE Y ENTREGA PREMIOS

Previamente, Xabier Berrade, secretario técnico de EINA, analizó en qué estado se encuentra el estudio de evaluación del impacto social de estas empresas en Navarra, realizado con metodología SROI. Dicho análisis será presentado a mediados del próximo mes de diciembre. Asimismo, habló del balance social de las empresas de inserción sociolaboral registrado entre los años 2017 y 2019. En él se reflejó, por ejemplo, que el retorno económico generado por estas empresas, a través de impuestos y otros tributos, ha crecido en un 115 %, pasando de los 319.000 euros hace dos años a los más de 709.000 del ejercicio 2019.

Mari Carmen Maeztu: “Representáis una alternativa que merece ser considerada porque ponéis a las personas en el centro de vuestra actividad”.

En ese mismo balance también se constató un aumento del 137 % del total de personas empleadas. En 2017 fueron 107 trabajadores, pero apenas dos años después fueron 254 las personas empleadas en las empresas de inserción sociolaboral de la Comunidad foral.

A la vista de estos números, la directora gerente del Servicio Navarro de Empleo (SNE), Miriam Martón, afirmó de estas organizaciones que son “un referente en la gestión de recursos y presupuestos para beneficiar a las personas que más lo necesitan”. Por ese motivo, mostró la predisposición de su organismo a seguir trabajando y colaborando “para tomar un nuevo impulso que permita afrontar nuevos retos”.

El ‘Día de las Empresa de Inserción de Navarra’ se completó con la entrega de los reconocimientos como ‘Entidades Socialmente Responsables de Navarra’ a NILSA y GAN-NIK. El director general de la primera de ellas, Fernando Mendoza, informó que su organización está involucrada en este tipo de iniciativas desde 2009. “Durante el próximo lustro, tenemos intención de invertir un millón de euros en contratos reservados a empresas de inserción sociolaboral”, adelantó.

Por su parte, Luis Sanz, en nombre de GAN-NIK, animó a cumplir con el nivel de reserva establecido por la legislación foral. “Todos tenemos que involucrarnos en cumplir más allá de lo que diga la norma, ya que nuestro futuro pasa por una gestión integral que combine los objetivos sociales con los de desarrollo sostenible”.

Entra aquí para acceder a más noticias relacionadas con la Economía Social.


To Top